Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Océanos de refugiados, mares de música

Un proyecto de EL PAÍS, el Berklee Mediterranean Institute y Casa Limón reúne fondos para Médicos Sin Fronteras

Los asistentes a la presentación de 'Refugio del Sonido'.

Hace cinco días, Javier Limón publicaba en Instagram una foto y una frase: “#Refugiodelsonido sencillamente el mejor proyecto en el que he trabajado jamás”. En la imagen, un joven alza a un bebé. Al fondo, se ve el mar gris, mezclado con el cielo, también gris. La imagen no se sitúa en ningún lugar, pero el imaginario colectivo automáticamente identifica al hombre como un refugiado que acaba de llegar a lo que para él es la parte segura del Mediterráneo.

Este martes, Limón confirmó esa sentencia: “Es lo más importante que he hecho, no solo por la cuestión mediática, ni por la calidad musical. Hemos creado un movimiento”. Se refería a Refugio del Sonido, el proyecto musical solidario de EL PAÍS, el Berklee Mediterranean Institute y Casa Limón, la productora del músico, para ayudar a los refugiados, presentado este martes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Al acto, conducido por Carlos de Vega, subdirector de vídeo y fotografía de este diario, asistieron la actriz Juana Acosta, quien al llegar se fotografió con el cartel de la campaña #RefugiodelSonido, el actor Iñaki Miramón, el músico Antonio Carmona, el periodista Toni Garrido y la diseñadora Carolina Adriana Herrera, que ha manifestado que es imposible permanecer impasible ante esta desgracia si eres persona.

El equipo directivo de EL PAÍS también se fotografió con el cartel que llevaba escrita la etiqueta para dar visibilidad a la campaña. Antonio Caño, director del diario, recalcó que este periódico actúa como plataforma para que la campaña llegue al público. “Queremos dar a conocer una de las mayores tragedias de Europa. Debe remover conciencias”, enfatizó Caño, para quien este es “el gran problema de Europa, que puede no sobrevivir a este conflicto. Los Gobiernos europeos han cometido una gran injusticia”.

El director de EL PAÍS, Antonio Caño, y el subdirector de vídeo y fotografía, Carlos de Vega, en la presentación de Refugio del Sonido.
El director de EL PAÍS, Antonio Caño, y el subdirector de vídeo y fotografía, Carlos de Vega, en la presentación de Refugio del Sonido.

Pueblos por títulos

En Refugio del Sonido, Limón lleva trabajando más de un año y medio. Se han editado cuatro libro-discos que se venderán con EL PAÍS por 2,95 euros. La recaudación se destinará al trabajo que Médicos Sin Fronteras hace para ayudar a los miles de refugiados que buscan una salvación en Europa.

La primera entrega, Mar Egeo, se podrá comprar en los quioscos a partir del próximo domingo. Las tres siguientes, todas con un nombre de mar, en los domingos sucesivos. Cada una de las canciones de los álbumes llevan por título el nombre de una localidad mediterránea: Bratica, Gamasa, Cadaqués, Idku, Halat...

Limón quiso destacar la sensación de enfado que le transmitían los textos que recibía y que forman parte de cada entrega. Ha escuchado el clamor: “Está la gente pidiendo a gritos que se haga algo”. El mejor baremo, enfatizó, es que hasta los quiosqueros han renunciado a sus beneficios y lo que el comprador pague irá íntegro a Médicos Sin Fronteras.

“La gente está muy concienciada. El 100% de los que oyen hablar de esto lo hacen suyo”, abundó el músico. Por ello ha contado con la colaboración de grandes escritores, del Nobel Mario Vargas Llosa al Cervantes Juan Goytisolo, pasando por Almudena Grandes, John Carlin, Juan Cruz, Ismael Diadié, Rosa Regàs, Martín Caparrós, Joan Manuel Serrat... Quiso destacar los textos de Paula Farias, responsable de Médicos Sin Fronteras para el Mediterráneo: “El lunes, sacó a 640 personas del mar. Antes de venir aquí, estaba en su oficina intentado dar un futuro a estas personas y entre vómito y vómito, en el barco escribía los textos”. Farias pidió que “Europa no pierda su dignidad”.

Como proyecto musical que es, se subió al escenario Jorge Drexler a tocar, junto con Marwan, Milonga del moro judío. En el escenario y unidos por la música se mezclaron así un uruguayo, de padre judío alemán —Drexler vivió parte de su adolescencia en Israel—, con un descendiente de padre palestino. Drexler no puede ni pensar que si hubieran nacido en otras circunstancias ambos amigos vivirían separados por un muro. El uruguayo estrenó una canción que ha compuesto con su hijo —El fin y el medio—, la primera que han hecho juntos, hace ya unos dos años “cuando teníamos las primeras noticias de este problema”.

También se pudo ver por vez primera en vídeo Vienen, donde han colaborado intérpretes como Michelle Jenner, Tristán Ulloa, Emma Suárez, Malena Alterio, Dani Rovira, Candela Peña, Emilio Aragón, la periodista Mamen Mendizábal o el músico Alejandro Sanz, el único que no hace playback. Elocuente letra: “Vienen del hambre y del frío...”

La música compuesta por Limón fue interpretada por jóvenes estudiantes de casi 20 nacionalidades del Berklee College of Music. Destaca la colaboración con una joven estadounidense de padre ugandés y madre siciliana, Tonina Saputo, contrabajista de jazz y cantante de boleros cubanos, que interpreta Un trago de tu vida, claro ejemplo de que los movimientos humanos y las mezclas no solo son necesarias, sino enriquecedoras. “Si bebo el agua que tú bebes, si piso el suelo que tú pisas, dime por qué tanto duele...”, reza parte de la canción.

Refugio del Sonido quiere así servir para que nadie vuelva a tener que tragar agua salada huyendo de su país y para despertar las conciencias de todos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información