Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine argentino bate récord de taquilla en el primer cuatrimestre

Con 3,2 millones de espectadores, es el mejor arranque del año en una década

Cartel de 'Me casé con un boludo', la cinta argentina más taquillera del año.
Cartel de 'Me casé con un boludo', la cinta argentina más taquillera del año.

El cine argentino arrancó el año con récord de espectadores: un total de 3.252.436 personas eligieron películas nacionales en el primer cuatrimestre del año, la mejor cifra de la última década. La cifra destaca aún más si se tiene en cuenta de que entre enero y abril de 2016 se superó el total de entradas vendidas en los 12 meses de los años 2007 y 2011. Una de cada cinco personas que fue a las salas del país suramericano eligió una película argentina. Y la clara favorita fue la comedia romántica Me casé con un boludo, del director Juan Taratuto, que ha arrastrado a los cines a más de 1,9 millones de espectadores desde su estreno, el pasado 17 de marzo. La cinta, que lleva siete semanas en cartel, está protagonizada por Adrián Suar y Valeria Bertuccelli, una dupla que ya había cosechado otros éxitos de público, como Un novio para mi mujer.

Los datos facilitados por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales señalan que el número de espectadores entre enero y abril de este año fue un 133,74% superior al del mismo período del año pasado y quintuplica las cifras de 2007. En los últimos años, las películas argentinas de más alto perfil se estrenaron a partir de Semana Santa y los tanques se reservan habitualmente para los meses de agosto y septiembre, lo de mayor afluencia a las salas. La cinta de Tatatuto rompió esa tendencia, pero ninguna otra producción nacional ha logrado hasta el momento el mismo tirón de taquilla. La segunda película en el podio es Kóblic, de Sebastián Borensztein, con 235.816 entradas vendidas en sus dos primeras semanas. La película está ambientada en plena dictadura argentina y cuenta la historia del exmilitar Tomás Kóblic, encarnada por Ricardo Darín, que participa de los llamados vuelos de la muerte, en los que los detenidos eran arrojados al Río de la Plata o al mar desnudos, atados de pies y manos, encapuchados y drogados.

Tercera en la lista se encuentra otra comedia romántica: Una noche de amor, de Hernán Guerschuny, que hasta el momento ha sido vista por 218.159 personas, tras diez semanas en cartel. Con 140.571 espectadores, le sigue Al final del túnel, la película de suspenso dirigida por Rodrigo Grande que cuenta con Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri y Clara Lago como protagonistas. Sbaraglia interpreta a Joaquín, un hombre en silla de ruedas que intenta frustrar el robo de un banco cercano a su casa. En quinto lugar está 8 tiros, de Bruno Hernández, este año cortó 7.225 entradas.