Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos orejas para Enrique Ponce en la feria ecuatoriana de Riobamba

Arturo Saldívar se convierte en el primer triunfador de la feria mexicana de Aguascalientes

Arturo Saldívar muestra las dos orejas cortadas ayer sábado en la Feria de San Marcos, en Aguascalientes (México).
Arturo Saldívar muestra las dos orejas cortadas ayer sábado en la Feria de San Marcos, en Aguascalientes (México). EFE

Enrique Ponce salió por la puerta grande en la plaza de la ciudad de Riobamba, en el centro de los Andes de Ecuador, en la segunda tarde de la feria Señor del Buen Suceso, en la que compartió cartel con Alberto López Simón y el ecuatoriano Mariano Cruz. En la plaza Raúl Dávalos, de Riobamba, que lució tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de las dehesas de Santa Coloma, Huagrahuasi, Campo Bravo y El Pinar, todos deslucidos y mansos.

Ponce recibió a su primero, de Campo Bravo, con varias verónicas, y demostró elegancia con la muleta ante un toro con fijeza que fue de menos a más; pinchó y dejó una estocada desprendida. Aplausos. En su segundo, el valenciano tuvo delante a toro sin la bravura suficiente, pero al que sacó partido con una extraordinaria faena de muleta por molinetes y naturales suaves y elegantes, y paseó las dos orejas.

El ecuatoriano Cruz Ordóñez no pudo con ninguno de su lote, y el madrileño López Simón hizo honor a su fama con un toreo elegante y entregado. En su primero tuvo una lucida faena con la muleta, y logró encender a la afición que aplaudió de pie al español. Cuatro pinchazos y dos avisos. Aplausos.

Su segundo salió con bríos, se apagó después de la puya y demostró mansedumbre además de aspereza, y no permitió el lucimiento del madrileño que, sin embargo, estuvo certero con el estoque. Una oreja.

Los toreros españoles y sus picadores lucieron un listón negro en solidaridad con los ecuatorianos, por el terremoto de 7,8 de magnitud que asoló el 16 de abril un parte de la costa norte del país. La empresa Tauroproducciones, organizadora del festejo, anunció el apoyo a los damnificados por el seísmo con la entrega de la mitad de la taquilla, así como alimentos y agua que los espectadores donaron al entrar en el coso taurino.

Triunfo de Saldívar en Aguascalientes

El mexicano Arturo Saldivar cortó tres orejas y se alzó como el gran triunfador en la corrida de la Feria de San Marcos de Aguascalientes, en tanto que su compatriota Octavio García El Payo, obtuvo un trofeo, y tanto el español Alejandro Talavante con el rejoneador mexicano Emiliano Gamero se fueron de vacío.

Con tres cuartos de entrada se lidiaron seis toros de Montecristo, correctos de presencia, pero desrazados en su conjunto, y uno de Bernardo de Quiroz y otro del El Junco para rejoneo; el primero, bueno, y el octavo, de regalo, fue el mejor toro del festejo, muy bravo y claro.

Gamero, en el primero alargó su actuación demasiado, con vueltas innecesarias y se silenció su labor. En el octavo, mucho mejor y aunque excedido con banderillas, tuvo momentos que calaron fuerte. Mató de un rejón de muerte muy caído y se despidió con aplausos y algunos pitos.

Talavante, sin suerte ante dos toros sin opciones. Su labor fue silenciada ante el segundo de la tarde, flojo y sin raza. Con el quinto, muy parado, lo intentó pero no logró nada. Recibió algunas palmas.

El Payo mostró deseos con el tercero, al que le hizo cosas muy toreras, lo mató de una estocada y le cortó una oreja con ligeras protestas que fueron acalladas. Con el sexto, toreó superior a la verónica, —uno de los momentos más grandes de la feria—, pero su oponente se rajó pronto y estuvo breve con la espada.

Saldivar se mostró con una firmeza palpable, ambición, carácter y deseos de brillar entre los grandes; siempre lo vio todo claro y entendió a las mil maravillas a su lote. En el cuarto se dio un arrimón, y aunque mató de estocada desprendida, paseó una oreja ganada a ley. No conforme con ello, en el séptimo realizó una faena en la que hubo de todo, y dio más pases con elegancia y calidad. Mató de estocada, cortó dos orejas y se situó como el primer triunfador de San Marcos 2016.