Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto suspende relaciones con un museo británico

El centro vendió una estatua faraónica, con más de 4.000 años, regalo del país africano

La estatua faraónica de Sejemka.
La estatua faraónica de Sejemka.

El ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh al Damati, suspendió el sábado las relaciones de las instituciones de su país con el Museo de Northampton, en Reino Unido, por vender la estatua faraónica de Sejemka, con más de 4.000 años, y calificó el hecho de crimen moral.

Al Damati anunció, en una rueda de prensa celebrada el sábado en El Cairo que, pese a la venta y según las leyes británicas, la estatua no puede salir de Reino Unido hasta el mediodía del 28 de agosto. Ese plazo podría prorrogarse hasta el 29 de marzo de 2016 en el caso de que surgiera una oferta en firme para una nueva compra de la estatua.

Así, Al Damati invitó a todos los egipcios y amantes de su civilización, sobre todo a aquellos egipcios residentes en Reino Unido, a comprar la estatua, ya que este sería un nuevo intento de devolver la antigüedad faraónica a su tierra de origen.

Al Damati señaló que todas las instituciones internacionales, entre ellas la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Consejo Internacional de Museos (ICOM, por sus siglas en inglés), apoyan a Egipto en su intento de conservar la estatua. El ministro añadió que estos organismos adoptan todas las medidas legales y normas morales que prohíben a los museos la venta de sus propiedades.

La estatua se subastó en la casa Christie’s de Londres por 15,7 millones de libras (21,8 millones de euros), muy por encima del precio estimado. La salida al mercado de la valiosa estatua, de piedra caliza pintada y dedicada al inspector de los escribas Sejemka, fue condenada por el embajador de Egipto en Londres, Ahsraf Eljoli, ya que su país se la regaló al Museo de Northampton a finales del siglo XVIII. El Consejo del Arte de Inglaterra advirtió de que el nuevo Museo de Northampton podrá quedar excluido de subvenciones por la decisión de desprenderse de la estatua.