Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El presupuesto de Cultura en 2016 crece un 7,2%

Las ayudas al cine ascenderán a 60 millones, la partida más beneficiada el próximo año

Critóbal Montoro en la presentación de los Presupuestos para 2016.
Critóbal Montoro en la presentación de los Presupuestos para 2016.

La cultura, que lleva años de recortes presupuestarios, tendrá una pequeña alegría en las cuentas públicas de 2016. Los Presupuestos Generales del Estado de 2016, presentados hoy por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, contemplan una partida de 803,5 millones para Cultura, que significa una subida del 7,2% respecto al año anterior.

Uno de los mayores incrementos se experimentará en las cifras destinadas al cine, uno de los sectores que más había sufrido la tijera de Hacienda desde el comienzo de la crisis económica. La partida destinada al cine ascenderá a 74,53 millones, de los cuales 60 millones dedicados a las ayudas al sector (el conocido como Fondo de Protección de Cinematografía). El año anterior, el dinero de este departamento ascendió a 36,58 millones, que luego se incrementaron con dos créditos extraordinarios por valor de 16 millones en total, lo que elevó el total del fondo para ayudas a 52,5 millones. Esto se traduce en una subida real para el próximo año del 14,1%.

El aumento de la disponibilidad para el Fondo de Protección responde a un cambio de modelo: hasta ahora las ayudas a la producción de películas se asignaban a posteriori, dos años después, basadas sobre todo en la recaudación en taquilla. Pero en enero de 2016 entra en vigor la nueva Ley del Cine, que asignará las ayudas a priori, según una fórmula de puntuación que concretará un futuro reglamento. Ambos modelos convivirán durante tres años, hasta 2018, de ahí que los 60 millones del Fondo en 2016 tengan que cubrir tanto las nuevas ayudas para los filmes que se rueden durante el año como las amortizaciones para las películas de 2014.

Los otros sectores

Las mejoras económicas se percibirán también en otras áreas como los museos, que crecen de 142,43 millones a 150,22 (el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen suben las aportaciones del Estado). Aunque pequeñas, también pecibirán alguna mejoría las partidas de bibliotecas, archivos y música y danza. El teatro, que ya había sido apuntalado económicamente en los años 2014 y 2015, mantiene unas cifras similares: 53,56 millones.

El grupo de programas de Bibliotecas y Archivos queda dotado con 70,49 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a la del año 2015 que se dotó con 67,90 millones de euros, para hacer frente al desarrollo de las previsiones contenidas en la Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas.

Los Fondos para el Instituto Cervantes, que depende del Ministerio de Exteriores, se incrementan ligeramente, hasta 115,3 millones de euros (el año pasado eran de 114,8). También las academias científicas ven subir su presupuesto. La Real Academia Española pasa de 1,61 a 1,65 millones, con un aumento de unos 400.000 euros. La Real Academia de Historia recibió 390.780 para este año mientras que ingresará 398.600 en 2016. A la vez también sube la partida para su obra más polémica, el Diccionario Biográfico Español, que sigue sin modificar la definición de Francisco Franco y otros perfiles controvertidos, y que recibirá 86.620 euros de fondos públicos, respecto a los 84.920 de 2015.

Es una leve mejora después de los presupuestos a la baja de 2013 y 2014 en los que las partidas culturales tocaban fondo, y el mínimo aliento que otorgaron los presupuestos para 2015 fueron un poco alentadores. El catastrófico 2013 se recordará por la subida del IVA al 21% y una mutilación presupuestaria a todas las instituciones, sin excepción, para el 2014 en el que el descenso fue del 50% con respecto al año anterior. Lo previsto para el 2015 no fue mucho mejor, solo el teatro y la música salieron mínimamente beneficiados con la creación del programa teatral Platea. Las cuentas de cultura solo aumentaron un 4,3% con respecto al año anterior.

Además, el Gobierno ha fijado una serie de beneficios fiscales para la celebración del 'II Centenario del Museo Nacional del Prado' y del 25 aniversario del Museo Thyssen Bornemisza, según consta en una de las disposiciones del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado. También se establecen beneficios fiscales por la celebración del centenario del nacimiento del premio Nobel de Literatura Camilo José Cela

Los peor parados

El Festival de Mérida sigue adelante, todavía le queda el mes de agosto para seguir llenando las gradas del teatro emeritense, sin embargo, este jueves ha recibido una mala noticia en forma de los Presupuestos Generales del Estado para 2016. Recibirán 187.050 euros, un 0,3% menos que en 2015. Jesús Cimarro, director del festival, se muestra molesto: “Parece un castigo”. Señala que se alegra mucho por el Festival de Almagro, que ha aumentado su partida en un 28,56%. “Toda inversión en cultura es positiva”, recalca. Pero no entiende el agravio comparativo, tampoco la diferencia entre el cine y el teatro. Tiene intención de pedir explicaciones al ministro sobre “¿por qué ha sucedido esto?”. Explica que desde 2012 el presupuesto está prácticamente congelado, cuando asumió la dirección del festival la deuda estaba en 4 millones de euros, la están recuperando a base del superávit de taquilla, 1.100.000 euros en tres años.

La otra cara es la del Museo Patio Herreriano de Valladolid, cuyo presupuesto ha aumentado poco más de tres mil euros, pero su directora, Cristina Fontaneda, lo ha tomado como buena noticia: “Ojalá nos dieran más, ¡claro!, pero cuando temes que te lo quiten esto es bueno”. Sostiene que es importante que sigan manteniendo la aportación, da señal de la importancia de la colección que transciende de lo local.

Más información