Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine español, a la conquista de San Sebastián

Álex de la Iglesia, Imanol Uribe, Cesc Gay, Fernando Colomo o Marc Recha presentarán película en el festival donostiarra

Presentación de la participación española en la 63ª edición del Festival de San Sebastián.
Presentación de la participación española en la 63ª edición del Festival de San Sebastián.

El cine español ha conquistado el corazón del Festival de Cine de San Sebastián. Con la representación más nutrida de las últimas ediciones, las producciones españolas plantarán cara en la 63ª edición de Zinemaldia del próximo mes de septiembre. Variado y rico, grande y pequeño, nombres consolidados y otros aún desconocidos. Todo cabe en la programación de títulos españoles que ayer se presentó en la Academia de Cine de Madrid en una convocatoria que consiguió un lleno absoluto. En total, a la espera de que en un futuro próximo se puedan anunciar nuevas incorporaciones a esta ya extensa lista, serán 20 los títulos (19 largometrajes y un cortometraje) que estarán presentes en las diferentes secciones de San Sebastián. Grandes nombres de la industria, como Álex de la Iglesia, Imanol Uribe, Cesc Gay, Agustí Villaronga, Fernando Colomo o Marc Recha, se batirán el cobre con otros más nuevos y todavía desconocidos que ayer vivieron un día muy especial, como el gallego Dani de la Torre, el argentino Eugenio Canevari o el uruguayo Federico Veiroj.

Para todos habrá pantalla a lo grande en la edición de Zinemaldia que se inaugura el próximo 18 de septiembre. Lo viene advirtiendo su director, José Luis Rebordinos, desde que se hizo cargo hace ya cuatro años, y ayer fue la prueba definitiva. “La apuesta que hicimos por el cine español está funcionando. Hubo un momento en el que costaba que el cine español viera San Sebastián como su festival de referencia. Hoy se puede decir que la relación es más que fructífera. Hay una comunicación directa y clara. Creemos que el festival de San Sebastián no tiene sentido si no apuesta por el cine en español, y también al revés, que nuestro cine no vea este certamen como su punto de referencia”, explicaba Rebordinos, exultante con el éxito de títulos presentados y la convocatoria. Si el primer año de su mandato, Rebordinos tuvo problemas para encontrar alguna película española, hoy reconoce que lo más complicado en esta edición ha sido decir que no a tantos proyectos.

Los protagonistas

Sección oficial a competición

Amama (Asier Altuna)

El apóstata (Federico Veiroj)

Un dia perfecte per volar (Mar Recha)

Eva no duerme (Pablo Agüero)

El Rey de la Habana (Agustí Villaronga)

Truman (Cesc Gay)

 Sección oficial fuera de concurso

Mi gran noche (Álex de la Iglesia)

 Proyecciones especiales

Lejos del mar (Imanol Uribe)

No estamos solos (Pere Joan Ventura)

 Nuevos directores

Paula (Eugenio Canevari)

Pikadero (Ben Sharrock)

Horizontes latinos

El botón de nácar (Patricio Guzmán)

Magallanes (Salvador del Solar)

 

Un mestizaje rico en géneros y propuestas, muchas de ellas coproducciones con Latinoamérica. Solo en la sección oficial a concurso optarán a la Concha de Oro seis producciones españolas (tres más que en la edición anterior): Amama, de Asier Altuna; El apóstata, de Federico Veiroj (coproducción de España, Francia y Uruguay); Un dia perfecte per volar (Marc Recha); Eva no duerme, de Pablo Agüero (coproducción de Argentina, Francia y España), El rey de la Habana, dirigida por Agustí Villaronga y también coproducción la República Dominicana, y Truman, de Cesc Gay, coproducción con Argentina.

Habrá hueco para la comedia, como la de Álex de la Iglesia, Mi gran noche, protagonizada por Raphael, que se presenta fuera de concurso en la sección oficial, pero también para el relato más íntimo como el de Marc Recha con un cuento muy especial protagonizado por su propio hijo o el drama que sigue persiguiendo a los afectados por el terrorismo de ETA, como Lejos del mar, filme de Imanol Uribe en el que se narra la relación entre un etarra y una víctima y que protagonizan Eduárd Fernández y Elena Anaya. También ese homenaje a la amistad que presenta Cesc Gay con Truman, interpretada por Ricardo Darín y Javier Cámara, o la más pura acción que narra el novel Dani de la Torre en El desconocido (Luis Tosar y Javier Gutiérrez) que se proyectará en el Velódromo. Lorca y sus Bodas de sangre llegan de la mano de la realizadora Paula Ortiz que con su segundo largometraje, La novia, recoge la magia del poeta granadino para narrar una boda en medio de un desierto blanco.Por su parte Fernando Colomo se pone delante y detrás de la cámara con Isla bonita, en torno a un publicista que atraviesa una aguda crisis vital. El género documental se abrirá paso con Patricio Guzmán y El botón de nácar, un relato en torno a los misterios en lo más profundo del Pacífico.

Más información