Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el historiador de cine y guionista Florentino Soria

El gijonés dirigió durante tres lustros la Filmoteca Española

El actor, director y guionista Florentino Soria ha fallecido a los 98 años de edad, tal y como ha informado este martes la Academia de Cine a través de su perfil de Twitter.

Soria, nacido en Gijón en 1917, ha participado en guiones de películas como La cera virgen, La orilla, Reza por tu alma... y muere, El otro árbol de Guernica, La banda de los ocho, El vagabundo y la estrella o La vida alrededor, entre otras obras audiovisuales.

Además, apareció como actor en películas dirigidas por Luis García Berlanga, entre las que destacan La escopeta nacional (1977), Nacional III (1982) y Moros y cristianos (1987), así como en la serie televisiva de Javier Maqua Muerte a destiempo, entre otras.

Soria fue director de la Filmoteca Nacional desde el 17 de noviembre de 1970 al 23 de marzo de 1984. En 1996, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, de la que era miembro, le concedió su Medalla de Oro.

La Academia ha destacado que Soria fue una "figura imprescindible del cine y de la institución cinematográfica española durante más de medio siglo".

Periodista, guionista, historiador, director de la Filmoteca Española y actor, Soria ingresó en 1947 en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas (IIEC) para estudiar realización y en esta escuela de cine dirigió cuatro cortometrajes y dio clases como profesor de guion.

Fue profesor de Historia del Cine en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense y promotor del Primer Congreso de Cineclubes del estado español, y trabajó como guionista en numerosas películas, entre las que destacan sus colaboraciones con Carlos Serrano de Osma (Cerco de ira), Luis García Berlanga (Calabuch), Fernando Fernán-Gómez (La vida alrededor), Pedro Lazaga (El otro árbol de Guernica) o José María Forqué (La cera virgen).

En 1961 obtuvo el premio del Sindicato Nacional del Espectáculo por el guión titulado El rey Baltasar, filmado y estrenado luego como El hombre del Expreso Oriente (F. Borja Moro).

Tras la llegada de José María García Escudero a la Dirección General de Cinematografía, en julio de 1962 fue nombrado subdirector general del organismo y desde allí puso en marcha un programa reformista de corte liberalizador, según recuerda la Academia de Cine.

En cuanto a su labor como director de la Filmoteca Española, destaca que desde allí impulsó numerosos ciclos en los que podían verse películas entonces prohibidas por la censura para su exhibición comercial. Así mismo, Soria trabajó como crítico y especialista de cine; publicó libros sobre José María Forqué y Juan Mariné, y fue un ocasional secundario  en películas de Álex de la Iglesia (Muertos de risa), La Cuadrilla (Atilano, presidente) e Icíar Bollaín (Mataharis).

Destinatario de la Medalla Honorifíca que concede la Asociación Española de Historiadores del Cine, Florentino Soria era académico supernumerario de la Academia de Cine.