Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andy García y su amada Cuba

El actor que estrena ‘Enamorarse’ arremete contra el fin del embargo de EE UU

El actor Andy García en una imagen de la película 'Enamorarse'.
El actor Andy García en una imagen de la película 'Enamorarse'.

Andrés Arturo García Menéndez nació en La Habana en 1956. Hijo de una profesora de inglés y de un abogado y agricultor de aguacates, quien en la villa de Bejucal era más conocido como El alcalde. Tras el fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, la familia se mudó a Miami, donde no les fue mal y Andrés se convirtió en Andy: un chico guapo que jugaba bien al baloncesto, que decidió dedicarse a la interpretación. Con 21 años ya trabajaba en televisión, y a los 30 ya había rodado 8 millones de maneras de morir y Los intocables de Eliot Ness. Se convirtió en una estrella de Hollywood y así le llegaron Black rain, El padrino III o Asuntos sucios.

Pero Cuba siempre ha estado dentro de Andy García. Aún toca los bongós en conciertos en Los Ángeles, sigue componiendo, y como productor musical fue el culpable de la resurrección de Cachao (en su Master sessions hay una canción titulada El alcalde dedicada a René García). En España acaba de estrenarse Enamorarse, una comedia romántica con Vera Farmiga, en la que los dos actores están muy por encima de un guion indolente. “Nos conocimos un domingo en la prueba de vestuario, ni siquiera leímos el libreto juntos, y el lunes empezamos a rodar. Lo que usted ve es un deseo de trabajar juntos”, señala en conversación telefónica. García cita como referencias para su personaje a Jacques Tati, Harold Lloyd y Chaplin. “Porque buscamos esos gestos, ese tono de comedia física, en la que los personajes lidian con el paisaje”.

El intérprete buscó referencias en Chaplin, Harold Lloyd, Jacques Tati

Cualquier entrevista con el actor se convierte en un análisis de las relaciones entre su país materno y su país de adopción. Y García está enfadado, muy enfadado, con el final del bloqueo, con el acercamiento del Gobierno de Barack Obama a la Cuba castrista. “Cualquier ayuda que se le da a Cuba en realidad se le está dando al Gobierno cubano, es decir, al régimen castrista y a su represión. Y esta no es solo mi opinión, sino la del pueblo cubano. En realidad, el embargo que tiene que levantar es el embargo a los derechos humanos, que tanto les faltan al pueblo cubano”.

Para García, Obama es “víctima de un engaño”. “En realidad, los Castro han ido engañando a todos los presidentes estadounidenses y hasta al mismo pueblo cubano. La revolución cubana prometía elecciones y pluralismo democrático. Aún estamos esperando. Lo peor es que cuando se hacen negocios con Cuba no se hacen con sus habitantes, sino con su Gobierno. Todo el dinero que entra por el turismo revierte directamente a fortalecer a los mandatarios militares. Y desde hace años la mercancía estadounidense supone el 40% de las importaciones cubanas. Eso del embargo es un cuento”. ¿Conoce a Willy Toledo y sus declaraciones procastristas? “Sí, hay tanta gente engañada... Pero creo que esta realidad va a acabar, porque el pueblo cubano está harto. Yo siempre he estado del lado de los presos políticos, de las Damas de blanco. Y en cuestiones cubanas, créame, nunca me he equivocado”.