Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Murieron por encima de sus posibilidades’, una comedia despeñada

El ganador de la Concha de Oro con ‘Los pasos dobles’ presenta una película sobre la crisis

El director español Isaki Lacuesta, hoy en San Sebastián. Ampliar foto
El director español Isaki Lacuesta, hoy en San Sebastián. GETTY

La última aparición del cine español en la sección Oficial, aunque en este caso fuera de concurso, ha sido la decepcionante Murieron por encima de sus posibilidades, de Isaki Lacuesta, cuyo anterior trabajo, Los pasos dobles, ganó la Concha de Oro del Zinemaldia. Durante dos años, y de forma intermitente, Lacuesta ha rodado con la mayor colección de rostros del cine español que se han visto en pantalla: si en la rueda de prensa estaban Carmen Machi, José Coronado, Emma Suárez, Julián Villagrán, Sergi López y los músicos Iván Telefunken y Albert Pla, que actúan en la película, en la pantalla también se ven Eduard Fernández, José María Pou, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Imanol Arias, Jordi Vilches, Ángela Molina, Bárbara Lennie, Ariadna Gil, José Sacristán o Alex Brendemühl, entre otros. Por desgracia, la comedia, que quiere ser salvaje y radiografiar el estado actual de España, se despeña sin remedio. Hay buenos momentos –Lacuesta tiene talento-, pero son pocos y breves.

Puede que por ello la rueda de prensa de esta mañana ha sido también desangelada. El director catalán ha comenzado recordando que hace 20 años cubrió el festival como periodista, y que ahora tampoco ha ido muy boyante de dinero: ha filmado Murieron por encima de sus posibilidades en cooperativa: “Hemos invertido nuestro tiempo y nuestro dinero, el de todo el equipo, en el filme, y si hay hipotéticos beneficios los repartiremos. Era una película que yo quería hacer de forma urgente y si esperábamos a ayudas íbamos a tardar mucho”. Finalmente ha tardado porque ha rodado de vez en cuando en dos años: “Es una película que va ganando actualidad. En el próximo siglo encontrará su público natural”. Entre risas siguió explicando que la locura no está solo en los manicomios –de uno de ellos se escapa el quinteto protagonista- o en la pantalla: “La locura está en todas partes”, y que el proyecto nació como serie de televisión: “En realidad empecé a escribir una serie de humor con Iván Telefunken y con Albert Pla, el productor nos dijo que era un horror y decidimos grabar algún capítulo para que viera que merecía la pena, fuimos avanzando, avanzando y aquí estamos”. Minutos después puntualizó que antes de esa serie ya había otro germen: “Un día, salí de casa de Albert pensando en que debíamos hacer un drama titulado Austeridad sobre la situación actual, y volviendo en tren a la mía, a las dos estaciones pensé que menudo aburrimiento. España es un esperpento y la crisis actual solo se puede ilustrar desde la comedia”.

Acerca de su inmenso reparto, Lacuesta contó: “Reunir a este equipo de forma tradicional hubiera sido imposible. Además me gustaba la teoría de que fuera como un resumen del cine español, de síntesis de varias generaciones. Yo no creo que haya diferencias entre mainstream y underground”. Algo del metraje, y de su reparto, se ha quedado fuera, porque el cineasta dijo: “Hemos recortado porque el primer montaje duraba 2 horas y 40 minutos. Hemos quitado situaciones y personajes”. A su lado Coronado aseguró: “Es un creador que ya ha demostrado lo que valía. Hemos rodado durante dos años a trompicones, y aun así habla de una realidad que está vigente. Me enganchó que todos los personajes estuvieran al límite, de un histrionismo desmelenado”. Carmen Machi comentó: “Yo entré en este embolado cuando ya había bastante rodado, y me gustó la sensación de no poder ver ni saber qué estaba rodado; eso de lanzarte al abismo era algo mágico”. Emma Suárez, que protagonizará la próxima película de Lacuesta, confesó. “A mí Murieron por encima de sus posibilidades me recuerda a Teléfono rojo, volamos hacia Moscú. Comparten un humor delirante”. Y finalmente el director se describió satisfecho por estar en la Sección Oficial pero fuera de la competición. “Yo no quería concursar con esta película, quería que fuera algo más tranquilo. Y si puedo no volver a competir en mi vida, mejor. Murieron por encima de sus posibilidades es una comedia muy festiva que poco tiene que ver con los concursos”.

Más información