Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano

Gobierno y cine: el divorcio

La dimisión de la directora del ICAA ahonda en la incomunicación entre el Ejecutivo del PP y la industria audiovisual, que culpa del desastre a Hacienda

Susana de la Sierra, ex directora general del ICAA, en el centro, rodeada de —desde la izquierda— Adolfo Blanco (de la distribuidora A contracorriente), Fabia Buenaventura (en esos momentos, directora general de FAPAE, los productores), Juan Ramón Gómez Fabra (presidente de los exhibidores) y Enrique González Macho (presidente de la Academia de Cine), en un encuentro el pasado octubre en EL PAÍS.
Susana de la Sierra, ex directora general del ICAA, en el centro, rodeada de —desde la izquierda— Adolfo Blanco (de la distribuidora A contracorriente), Fabia Buenaventura (en esos momentos, directora general de FAPAE, los productores), Juan Ramón Gómez Fabra (presidente de los exhibidores) y Enrique González Macho (presidente de la Academia de Cine), en un encuentro el pasado octubre en EL PAÍS.

El hilo era finísimo y se llamaba Susana de la Sierra. Era la única conexión entre el mundo del cine y el Gobierno del PP, la encargada de atemperar las preocupaciones de un sector que se siente ninguneado por el ejecutivo de Mariano Rajoy. De la Sierra ha estado dos años y medio como Directora General del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA). Agotada por los constantes desplantes del Ministerio de Hacienda y la falta de apoyo de sus superiores, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, el jueves De la Sierra dijo basta.

La dimisión de la Directora del ICAA, que ayer mismo fue sustituida por la funcionaria del Estado Lorena González Olivares, que desde febrero ocupaba el puesto de Secretaria General del ICAA, es el remate a un in crescendo de desaliento de la industria. “Su salida añade un grado más de incertidumbre a la situación tortuosa e incierta del cine”, asegura el productor José Antonio Félez, uno de los más reputados en su profesión.

Experta en Derecho del Cine, a De la Sierra le tocó acometer el cambio legislativo que teóricamente iba a terminar con las ayudas a la amortización y apostar por las exenciones fiscales. Ahora bien, en el proceso entra Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, que se ha convertido en el gran enemigo de la industria, sector que echa de menos un interlocutor a la altura. Félez cree que no hay apoyo político por parte de Cultura: “El secretario de Estado debería haber empujado y defendido más las propuestas del ICAA. La desaparición de un ministerio específico de Cultura ha dificultado ese impulso político”. De la misma opinión es el presidente de los exhibidores, Juan Ramón Gómez Fabra. “Estamos totalmente desasistidos. La impotencia es total por la inoperancia del ministro de Cultura, que está escondido. No solo el ministro, también el secretario de Estado, a quien se le llena la boca de agua con la lucha contra la piratería y no hace nada. Es de una ineficacia total porque este Gobierno cuando quiere correr bien que saca leyes y decretos leyes a toda prisa”.

Es descorazonador. Nos da la razón a quienes creemos que esto no avanza"

Enrique González Macho

El desencuentro ha sido constante. Hasta hombres cercanos al PP, como el expresidente de los productores Pedro Pérez, han declarado en diversas ocasiones su desaliento. El choque ha estado marcado incluso por gestos visibles, como la no asistencia del ministro Wert a la última entrega de los Goya (hecho que nunca había ocurrido antes), y por decisiones legislativas que la gente del cine sintió como bofetones: la constante reducción de la partida económica destinada al Fondo de Garantía Cinematográfica, que en 2012 era de 49 millones, se redujo a 39 en 2013 y a 33,7 millones este año, lo que imposibilita pagar las deudas del Estado con las productoras que habían recibido ayudas en ejercicios precedentes; la subida del IVA del 8 al 21%; las declaraciones altisonantes de Montoro sobre la calidad del cine español… La misma De la Sierra en una rueda de prensa reconoció que era el Ministerio de Hacienda quien decidía no solo qué dinero de Cultura recaía en el ICAA, sino cuánto de esa partida se destinaba al Fondo de Garantía Cinematográfica, el más grande, que no el único, apartado en los presupuestos de esa Dirección General.

Susana era peleona, pero ha chocado con un muro, el Ministerio de Hacienda"

Juan Antonio Bayona

La última afrenta supuso también la caída del castillo de naipes montado por la, desde ayer, ex directora general. Tras haber apostado por un modelo de negocio basado en las exenciones fiscales, el lunes 23 de junio el Gobierno hizo público todo el paquete de medidas que desarrollaba el anteproyecto de la Ley de Reforma Fiscal. Hasta horas antes, la noche del domingo, los productores que habían participado en la negociación creían que el porcentaje sería del 30%, al igual que la directora del ICAA. A la mañana siguiente, la sorpresa fue mayúscula: se repetía el 18% que ya existía (un 20% para el primer millón de euros), porcentaje de los más bajos de Europa. “Es descorazonador”, se lamenta el presidente de la Academia del Cine, Enrique González Macho. “Nos dijeron que había que cambiar la Ley e hicimos los deberes con comisiones, grupos de trabajo, negociaciones y conclusiones. Nos da la razón a quienes creemos que esto no avanza. No sé lo que pretenden. Entiendo la dimisión de Susana, la única con la que nos comunicábamos. ¿El futuro? Es un misterio, cada día nos trae una sorpresa negativa, se está descomponiendo todo el tejido industrial”. Félez remarca: “La industria arrastra una situación de agotamiento porque se da un paso para adelante y dos pasos para atrás”.

El director Juan Antonio Bayona califica de “frustrante” esta dimisión. “Siempre he visto a Susana batallar por un modelo industrial viable. Era peleona, pero ha chocado con un muro, el Ministerio de Hacienda, que así hunde una gran industria. Su marcha es la constatación del desencuentro con el Gobierno”.

Más información