Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaume Collet-Serra, líder de taquilla en Estados Unidos con su última película

El thriller 'Non-stop (Sin escalas)' ha recaudado 28,8 millones de dólares (20 millones de euros). Fue también número uno en 2011 con 'Sin identidad'

Julianne Moore y Liam Neeson, en la película 'Non-Stop' de Jaume Collet-Serra.
Julianne Moore y Liam Neeson, en la película 'Non-Stop' de Jaume Collet-Serra.

El director español Jaume Collet-Serra (Barcelona, 1974) ha logrado el número uno en la taquilla de Estados Unidos por segunda vez en su carrera, y de nuevo con Liam Neeson como protagonista, con su thriller Non-stop (Sin escalas) —que se estrena en España el 21 de marzo—, que ha recaudado 28,8 millones de dólares (20 millones de euros), según datos de Rentrak Spain. Por sala ha superado los 9.300 dólares, con lo que en el fin de semana de los Oscar Non-stop (Sin escalas) ha superado a la película que los expertos pensaban iba a comandar la taquilla, Son of God, resumen para cine de una miniserie sobre la Biblia del canal History Channel, que se ha quedado en 25,6 millones de dólares, aun habiéndose estrenado en más salas (3.260) que la película de Collet-Serra (3.090). Non-stop (Sin escalas) ha costado 50 millones de dólares.

En febrero de 2011, el cineasta catalán ya dio la campanada con el arranque en taquilla de Sin identidad, que inició su carrera comercial con 21,8 millones de dólares en sus primeros tres días… cuando había costado solo 30 millones. Ahora ha repetido con Liam Neeson en una película que transcurre en un vuelo internacional, donde un misterioso pasajero amenaza con matar a una persona cada 20 minutos si no recibe 150 millones de dólares. Junto a Neeson, que da vida a un policía encargado de la seguridad del avión, aparecen Julianne Moore y Lupita Nyong’o, en la que es su segunda película tras 12 años de esclavitud, con la que ganó el Oscar el pasado domingo.

El director Jaume Collet Serra.
El director Jaume Collet Serra.

Jaume Collet-Serra se fue con 18 años a Los Ángeles a buscarse la vida. “A esa edad no sabes mucho, ni tienes las cosas claras. Sí sabía que me quería ir. No tengo nada en contra del cine español, pero los blockbusters (taquillazos) que yo quería hacer no se ruedan en España sino en EE. UU.”. Y se mudó en 1992. Durante una década, fue escalando peldaños en la industria. Empezó como montador, se convirtió en un realizador de publicidad y de vídeos musicales, y acabó haciendo cine (lleva ya cinco películas en Hollywood). “Me encanta hacer cine. Como realizador el físico solo me da para hacer una película cada par de años. Es exhausto. Te absorbe mucha energía. Yo además soy de nervio en el rodaje. No quiero filmaciones de 100 días, con muchas horas de espera, si con 40 días vale, y eso cansa. Poner en marcha una película, arrancarla, cuesta mucho esfuerzo. Un thriller se puede hacer de muchas maneras, conjuntar todas las energías es complicado. Sin embargo, como productor puedo acelerar ese proceso, usando lo mejor del digital”, contaba en el estreno de Sin identidad.

Además, ha empezado a producir películas a través de Ombra Films. “La idea es hacer uno o dos filmes por año, apadrinar a jóvenes directores españoles en películas de bajo presupuesto, en inglés y de género: thrillers, terror, fantástico... Hay mucho talento en España, y muy poca industria”. De esa labor ya ha surgido Mindscape, de Jorge Dorado. Por cierto, Collet-Serra ya tiene en posproducción su siguiente película, Run all night, otro thriller protagonizado por un veterano asesino al que da vida… Liam Neeson.

Más información