Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hay vida más allá de Ifema

Repaso por las propuestas más interesantes de fundaciones, museos o centros de arte de Madrid que coinciden con Arco

Una de las pinturas incluidas en la muesta Las furias, del Prado: 'Prometeo encadenado', de Pedro Pablo Rubens y Frans Snyders.
Una de las pinturas incluidas en la muesta Las furias, del Prado: 'Prometeo encadenado', de Pedro Pablo Rubens y Frans Snyders.

Instituciones, museos y centros de arte de Madrid echan el resto para estar presentables para las visitas durante la semana de la feria de Arco. Una cascada de inauguraciones sirve de preludio a la gran cita con el arte contemporáneo. ¿El resultado? Una oferta que puede provocar que el amante del arte acabe en estado de colapso nervioso. Si después de pasar un día (o dos) en la feria, aún quedan ganas de exposiciones, te ofrecemos un repaso sobre lo más interesante de la cartelera del arte institucional en estos días y cómo te lo hemos contado en EL PAÍS. Solo tienes que pinchar sobre los hipervínculos.

Un buen sitio para comenzar el recorrido es el Prado (nobleza obliga). La exposición Las Furias. Alegoría política y desafío artístico propone un viaje por el arte del siglo XVII cuando este se servía de inspiraciones mitológicas para fines políticos. Esta muestra coincide con la de Historias naturales, en la que el artista Miguel Ángel Blanco introduce elementos de ciencia y naturalia entre las joyas de la pinacoteca, así como con el programa La Obra invitada, una sublime virgen de Jean Fouquet, llegada del Museo de Bellas Artes de Amberes.

En el Reina Sofía, la oferta es abundante. Todavía es posible ver las exposiciones de Chris Killip, Idea: Pintura fuerza (en el Palacio Velázquez), Roman Ondák (en el de Cristal) y Formas biográficas, una muestra de tesis que funciona como un planeta en torno al cual orbitan otras propuestas, como Wols: el cosmos y la calle y las monográficas dedicadas a Amos Gitai y Elly Strik.

El Cézanne paisajista y pintor de bodegones es el gran reclamo del Thyssen, que también ha sacado a brillo a sus grecos, que por algo es el cuarto centenario del pintor (aunque para celebrarlo, lo mejor será el coche e irse a Toledo). Mientras, en la Fundación Mapfre coinciden dos exposiciones de alto voltaje: Picasso en el taller y una muestra de dibujos de Pontormo llegados de los Ufizzi para recordar al genio del manierismo. Y en Caixaforum, el proyecto Génesis, del fotógrafo Sebastião Salgado.

La Casa Encendida ofrece una exposición para recuperar la figura y los inventos de la revolucionaria bailarina y coreógrafa Loïe Fuller, que ideó la danza serpentina y la edición correspondiente a 2014 de su programa Generaciones, con artistas jóvenes.

Aún se puede ver la muestra del Museo ICO que cruza la vida y las obras de Miguel Fisac y Alejandro de la Sota, que bien podría dialogar con otra recién abierta en el Círculo de Bellas Artes: Arqueología de la memoria reciente. Construcción de la ciudad y el territorio en España 1986-2012, que surge de los trabajos del Grupo de Investigación Paisaje Cultural, de la Universidad Politécnica de Madrid, en torno al impacto que tuvo el ingreso de España y Portugal en la Comunidad Económica Europea en 1986. Además, en la sede de la institución centenaria están las exposiciones del artista esloveno Otto Rimele, el diálogo entre Ricardo Piglia y Eduardo Estupía y las imágenes de Ouka Leele sobre la situación de las mujeres en África Central.

Cerca de allí, en la Academia de Bellas Artes de San Fernando el videoartista Bill Viola dialoga con las obras maestras de la colección permanente, que, por cierto, siempre merece ser descubierta o revisitada.Otro ejemplo de una conversación no al uso se da en el Museo Nacional de Artes Decorativas, donde las piezas de la época borbónica del siglo XVIII van a coexistir hasta el 30 de marzo con 36 obras de artistas y diseñadores actuales en la exposición 'Art design'.

Mientras, en la Fundación Juan March aguarda la exquisitez de las tablas, nunca antes vistas en público, de Arcimboldo, Flora y Flora meretrix, mientras que en La Fundación Canal Degas es la estrella, con la exposición de la colección Robert Flynn Johnson, que cuenta con un centenar de obras en papel del artista.

Cuatrocientos setenta y tres millones trescientos cincuenta y tres mil ochocientos noventa segundos es tanto el título de una de las exposiciones en cartel en el CA2M de Móstoles, como el tiempo que llevan trabajando juntos Los Torreznos, dúo artístico desde finales de los 90. La otra muestra invita a una indagación (la séptima) en la colección permanente del museo, que tiene por costumbre nutrirse de obras compradas en Arco. Aunque para contemplar piezas salidas de la feria, lo mejor será dirigirse al Centro de Arte Alcobendas para asistir a la selección de fondos de la Fundación Arco, realizada por la comisaria Tania Pardo y titulada Variation. Lo obsesivo como forma de paisaje en la Colección Fundación Arco. También fuera de Madrid, en el Tomás y Valiente de Fuenlabrada, está la propuesta la artista valenciana Carmen Calvo, premio nacional de Artes Plásticas en 2012.

Y por último, algunos ilustres coleccionistas reciben la atención merecida, como corresponde a una tendencia expositiva en alza en tiempos de estrecheces económicas: son homenajeadas la pasión por acumular belleza de Aníbal Jozamí (en el museo Lázaro Galdiano), la de la polaca Grażyna Kulczyk Collection, una de los acervos de arte contemporáneo más importantes del Este de Europa (en la Fundación Banco Santander, en Boadilla del Monte), y la de la familia Masaveu, que coincide en el CentroCentro de Cibeles con las muestras TransforMad, La ciudad en viñetas, Feminis-Arte II y Artesanía española de vanguardia.

Más información