Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras la quiebra, Detroit sopesa vender sus tesoros artísticos

La ciudad podría desprenderse de las pinturas y esculturas del Instituto de Artes de Detroit

Autorretrato de Van Gogh.
Autorretrato de Van Gogh. Cordon Press

De las múltiples, decididamente trágicas y muy variadas derivaciones de la quiebra de Detroit hay incluso una de índole artística. Cuando el juez Rhodes sentenció el martes que la ciudad puede acogerse al artículo nueve del Código de Bancarrota de EE UU, el lugar de pasado industrioso se convirtió en la mayor ciudad de la historia del país en suspender pagos, ahogada en una deuda de más de 18.000 millones de dólares (13.000 millones de euros). Ahora, sus ciudadanos debaten si para salir del apuro (¡la cuna del motor no puede ni pagar la luz!) conviene vender los tesoros artísticos propiedad de la ciudad.

En concreto, las pinturas y esculturas de la colección del Instituto de Artes de Detroit (DIA). La venta podría generar cientos de millones, “pero que no habría evitado que Detroit entrara en quiebra”. “Insto a la ciudad a que tenga cuidado cuando decida qué vender”, ha pedido el juez Rhodes, autor del dictamen judicial que permitió a Detroit acogerse a las ventajas del arruinado por completo.

De aquellas palabras muchos interpretaron que lo que el magistrado estaba haciendo era preservar la colección. Pero ya han surgido las voces en contra de esa idea.

En julio, Kevin Orr, gestor de la bancarrota, pidió una auditoría de las obras del DIA. Ante la resolución del juez, Orr anunció que “la venta de obras sigue siendo una opción”. El museo es considerado una de las joyas de la nación. Fue el primero de EE UU en poseer un van gogh y su colección de arte grecorromano es una de las más valoradas del mundo.

Christie’s calculó ayer que un 5% de las obras del DIA —2.781 piezas— alcanzaría un valor de entre 452 y 870 millones de dólares (de 332 a 640 millones de euros). Un monto que no serviría para cubrir del todo la deuda, ni mucho menos. La casa de subastas publicó el dato como parte de la auditoría pedida por Orr. El gestor añadió que “la venta de varias de las obras más preciadas del museo podría alcanzar los 2.000 millones de dólares”, según la prensa local. “Los responsables del museo deben encontrar la manera de contribuir a dar un respiro a Detroit”.

“El DIA también está decepcionado con la quiebra. Creemos que las autoridades actuarán de la mejor manera para proteger al museo y a la ciudad. Seguimos con el compromiso de preservar la cultura que hemos heredado durante casi un siglo”, explicó la dirección de la pinacoteca. “Nos oponemos a la propuesta de permitir a varios acreedores crear un comité que haga una valoración económica de las obras”. Ningún museo de EE UU se había enfrentado a una situación similar, que podría significar “una liquidación controlada del museo”, según fuentes del DIA.

Más información