Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN NUEVO HITO CULTURAL EN ESPAÑA

Los misterios del Pompidou de Málaga

El acuerdo entre la ciudad y el museo parisiense para la cesión de obras tiene flecos

sin resolver

Los gestores franceses lamentan la precipitación del anuncio

Aspecto exterior de El Cubo, el edificio que acogerá, previsiblemente en 2015, la sede malagueña del Centro Pompidou. Ampliar foto
Aspecto exterior de El Cubo, el edificio que acogerá, previsiblemente en 2015, la sede malagueña del Centro Pompidou.

Se desenredó el misterio, celosamente guardado durante meses por los responsables del Centro Pompidou de París y por el alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre: en los muelles, a la sombra de la Alcazaba, quedará instalada a partir de 2015 la primera sucursal del Pompidou fuera de Francia. El nuevo centro tendrá su sede en el edificio conocido como El Cubo, una estructura cuadrada de cristal y acero construida hace dos años en la confluencia de los muelles 1 y 2 del Puerto de Málaga. Es el enésimo capítulo de una tendencia muy de hoy: responsables de grandes museos internacionales acceden —talonario mediante— a que sus fondos se paseen por el mundo. Los políticos en disposición de lograr que eso ocurra, tan contentos. Los gestores de los museos, felices de hacer caja en tiempos duros. Democratización de la cultura, lo llaman.

El acuerdo alcanzado entre el consistorio malagueño y los responsables de uno de los más importantes centros culturales de Europa, con su presidente Alain Seban a la cabeza, consiste en la instalación en El Cubo de una colección permanente de 70 obras procedentes del Museo Nacional de Arte Moderno del Pompidou (MNAM). Además, los responsables artísticos de la institución parisiense —también conocida como Beaubourg— se comprometen a montar una exposición al año en El Cubo, comisariada por ellos mismos.

El consistorio pagará un millón de euros al año y cinco para adecuar el edificio

El pacto tiene una duración de cinco años renovables y supondrá un gasto anual de un millón de euros para el Ayuntamiento malagueño. Los contenidos del nuevo museo serán concretados más adelante con la firma de un convenio específico que determinará las obras con la supervisión de comisarios del Pompidou, por un lado, y de un gestor cultural del Ayuntamiento de Málaga por otro. La estimación del monto de las obras de adecuación de El Cubo como nueva subsede de la institución francesa asciende a cinco millones de euros. El Ayuntamiento de Málaga asumirá los costes de transporte, seguridad y puesta en marcha de la nueva sede.

El Museo Nacional de Arte Moderno del Centro Pompidou es uno de los más importantes del mundo en su género. Está situado en el corazón de París, en el espectacular edificio construido por los arquitectos Richard Rogers y Renzo Piano en 1977. El MNAM alberga una colosal colección del arte del siglo XX, con obras maestras de Picasso, Kandinsky, Klee, Miró, Klein, Dalí, Modigliani, Brancusi, Matisse o Bacon. El Centro es, tras la Torre Eiffel, la segunda atracción turística de París en número de visitas: casi cuatro millones en 2012.

El Cubo se encuentra entre los muelles 1 y 2 del puerto de Málaga

Hasta ahora, la única subsede del Centro Pompidou fuera de París era la del Pompidou-Metz, al norte de Francia. La de Málaga será la primera fuera de las fronteras francesas. Con ella, Málaga se convertirá en una de las ciudades del mundo con más centros de arte relevantes por habitante: Museo Picasso, Museo Carmen Thyssen, CAC de arte Contemporáneo, el futuro Museo de Bellas Artes de Málaga en el palacio de la Aduana... y ahora el Pompidou.

El nuevo museo ocupará un total de 6.000 metros cuadrados en este espectacular y diáfano edificio de cristal. El alcalde de Málaga y sus interlocutores directos en estas negociaciones llegaron a contemplar la posibilidad de otra sede: el viejo y majestuoso edificio de la Tabacalera de Málaga, algo más alejado del centro de la ciudad y en cuya rehabilitación se llevan gastados ya más de 30 millones de euros. Este edificio tenía que haber acogido el Museo de la Gemología. El Ayuntamiento de Málaga llegó a pagar en su día hasta ocho millones de euros al grupo de empresarios privados que iban a gestionar el centro, relacionados con altos cargos culturales del Partido Popular en tiempos del Gobierno Aznar.

El nuevo centro tendrá una colección de 70 obras y una exposición al año

En resumen, como se decía en el arranque de esta crónica, se desenredó el misterio. Aunque no exactamente. Hay flecos no resueltos. No se conoce el calibre de esas 70 obras que de manera permanente serán expuestas en Málaga. No es lo mismo recibir picassos que fontanas ni kandinskys que kleins... Ni se sabe por qué Alain Seban acabó eligiendo Málaga cuando, hace apenas tres meses, el presidente del Pompidou hablaba de “América Latina, África y Oriente Medio” como destinos prioritarios de su proyecto de “museos provisionales”.

Tampoco hay explicación clara para la forma en que el alcalde de Málaga decidió esta mañana, sin previo aviso, dar a conocer el anuncio, seguro que preso de ese fervor incontenible que acompaña a los logros políticos. Los directivos del Pompidou consideraron “prematuro” su anuncio del acuerdo. “Se ha comunicado la noticia demasiado pronto; podríamos llegar a un acuerdo dentro de algunas semanas, pero de momento nos encontramos en una fase de declaración de intenciones”, apuntó anoche a este diario un portavoz del Pompidou, informa Alex Vicente. Entre los flecos por cerrar se encontrarían “las cuestiones financieras, el tipo de colaboración entre ambos centros y el perfil de las exposiciones”, así como la fecha de apertura. “2015 no está confirmado oficialmente", señaló el museo, cuya cúpula ya ha trasladado su malestar al consistorio malagueño.

Ni las condiciones financieras ni la fecha de apertura están aún cerradas