Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe acusa a Carmen Cervera de usar paraísos fiscales para comprar obras

El Consorcio de Periodistas de Investigación publica el estudio, tras 15 meses de pesquisas

El organismo ha rastreado los movimientos de 120.000 empresas y 130.000 personas

La baronesa Carmen Thyssen en una imagen de archivo. Ampliar foto
La baronesa Carmen Thyssen en una imagen de archivo.

Un informe elaborado tras 15 meses de pesquisas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) ha destapado la identidad de usuarios de paraísos fiscales de todo el mundo, entre los que figura la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza. El estudio afirma que Carmen Thyssen "se sirvió de una compañía radicada en las Islas Cook para comprar obras de arte en casas de subastas como Sotheby’s y Christie’s".

Este medio se ha puesto en contacto con el Museo Thyssen, que ha rehusado hacer declaración alguna sobre este asunto ya que se trata de "un tema particular de la colección" de Carmen Thyssen, que además "hoy está fuera de Madrid", han señalado desde la pinacoteca. Algunas informaciones apuntan que la obra Molino de agua en Gennep, un óleo que Van Gogh pintó al aire libre el frío noviembre de 1884, fue comprado en una subasta de Sotheby's por Carmen Thyssen a través de Nautilus Limited, un consorcio radicado en las Islas Cook.

La web del ICIJ señala que el abogado de Carmen Thyssen Jaime Rotondo Russo ha reconocido que este tipo de prácticas facilita mover una colección "transnacional" de arte. Con ello se consigue "máxima flexibilidad" a la hora de mover los cuadros de país en país. Desde el despacho de Rotondo Russo se ha informado que este se encuentra de viaje, por lo que no ha sido posible recabar su opinión.

'Molino de agua en Gennep', de Van Gogh. ampliar foto
'Molino de agua en Gennep', de Van Gogh.

En un adelanto de la investigación del ICIJ que ha publicado hoy en su web, este organismo informa de que ha accedido a unos 2,5 millones de archivos digitales, fundamentalmente de las Islas Vírgenes Británicas, las Cook y otros "escondites" en alta mar. La investigación indaga en los movimientos de 120.000 empresas y fideicomisos extraterritoriales y de cerca 130.000 personas, entre ellas multimillonarios de Europa del Este e Indonesia, ejecutivos de empresas rusas, médicos estadounidenses y traficantes de armas.

Los documentos analizados muestran "cómo el secreto financiero extraterritorial se ha extendido en todo el mundo, permitiendo a los ricos y a los bien conectados evadir impuestos y ha alimentado la corrupción y los problemas económicos en los países ricos y pobres por igual", según el ICIJ. El tamaño de los archivos estudiados es "160 veces mayor" que la filtración de WikiLeaks en 2010 de documentos del Departamento de Estado de EE UU, según la propia organización.

Tras conocerse este escándalo, la Comisión Europea ha instado a los Gobiernos de los 27 a avanzar en sus propuestas para combatir la evasión fiscal y a pactar una definición de "paraíso fiscal" que permita crear "listas negras" para actuar contra los países que acogen a evasores. El portavoz de la CE Olivier Bailly no ha querido comentar en la rueda de prensa diaria de la institución la información difundida por el ICIJ, pero ha asegurado que para Bruselas no debe haber "ninguna complacencia con los individuos, empresas o terceros países que violen las leyes europeas o nacionales para organizar el fraude fiscal".

La Comisión Europea ha instado a los Gobiernos de los 27 a avanzar en sus propuestas para combatir la evasión fiscal

Bailly ha recordado que la Comisión presentó el pasado diciembre un paquete de medidas y recomendaciones para reforzar la lucha contra la evasión, como un llamamiento a los Gobiernos para que aseguraran que las convenciones fiscales con otros países no dejaban "vacíos jurídicos". Según los cálculos de las autoridades de Bruselas, el fraude y la evasión fiscal hacen perder a los Veintisiete un billón de euros al año.

Para analizar toda la información destapada por el ICIJ se ha contado con el trabajo de 86 periodistas de 46 países y con la colaboración de medios como los británicos The Guardian y la BBC; el francés Le Monde y el estadounidense The Washington Post. Los detalles de la investigación se irán publicando por entregas hasta el 15 de abril mientras continúa la revisión de muchos de esos documentos, ha avanzado este Consorcio Internacional de Periodistas.