OBITUARIO

Samuel Amell, adalid del hispanismo

Contribuyó a promover las letras españolas contemporáneas en EE UU

El 28 de diciembre del año pasado murió el profesor Samuel Amell en Columbus (Ohio), en cuya universidad estatal hizo la mayor parte de su carrera como profesor de Literatura Española. Había nacido en Madrid, pero cursó los estudios de Letras en Estados Unidos, bajo la dirección del profesor exiliado Germán Bleiberg.

Escribió un notable y madrugador libro, La narrativa de Juan Marsé (1984), y dedicó años y esfuerzo a la composición de The contemporary spanish novel. An annotated, critical bibliography, 1936-1994 (1996). Pero el último decenio de su vida no fue nada fácil y quedaron en forma de artículos o conferencias lo que podían haber sido nuevos libros sobre su campo de trabajo predilecto: la novela y el cine de los últimos 50 años. Mucho tiempo y trabajo había dedicado antes a la organización de tres reuniones que fueron muy significativas: España en los Ochenta reunió en la Ohio State University a escritores, críticos, profesores, editores y gestores culturales en un primer balance de la cultura de la Transición cuyas actas se publicaron en inglés (1990) y en castellano (La cultura española en el posfranquismo, Playor, Madrid, 1988), a su cuidado y al de su compañero de departamento, Salvador García Castañeda. En 1990 (España Frente al Siglo XXI) y en el año 2000 (España en el Siglo XXI) la convocatoria de Columbus se repitió, con muchos más asistentes y rotundo éxito.

Eran, sin duda, otros tiempos… Había fe en la iniciativa pública (el incipiente Instituto Cervantes y el ya extinto Centro de las Letras Españolas ayudaron poderosamente al logro), certidumbre al respecto de la representatividad de la cultura española y, sobre todo, la convicción de que, cuando se habla de ello, el conflicto (ya fuera de género, de nacionalidad, de opinión política o estética…) solo es un acicate más de la inteligencia crítica.

En 1988, Samuel Amell había logrado la creación de una revista, España contemporánea, que todavía subsiste. Nació cuando se confirmaba la decantación del hispanismo norteamericano por las letras presentes, como mostraron otras publicaciones coetáneas: Letras peninsulares y Anales de literatura española contemporánea, entre ellas. Por todo esto, en calendas inciertas, dominadas por la cultura del recorte y la sombra de las desconfianzas, el recuerdo de la ejecutoria de Samuel Amell no puede hacerse sin nostalgia y gratitud. Dos sentimientos que comparten, sin duda, los numerosos amigos que Alma y Samuel Amell hicieron a un lado y otro del Atlántico.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS