Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos equipos de la Harvard Business School crearán el concepto del nuevo Bulli

Team A y Duende ganan el concurso de ideas que se materializarán en 2014

Ferran Adrià presenta la maqueta del centro de investigación y creatividad gastronómico

El cocinero Ferran Adrià, durante la presentación esta mañana en Barcelona de la maqueta de El Bulli Foundation. Ampliar foto
El cocinero Ferran Adrià, durante la presentación esta mañana en Barcelona de la maqueta de El Bulli Foundation. EFE

Ferran Adrià ya tenía los planos de la fundación en que se convertirá el famoso restaurante elBulli de Cala Montjoi, en el Alt Empordà. Ahora también dispone del tinglado intelectual con el que articular su sueño: elBullifoundation. Ayer, en Barcelona, un jurado formado por el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, los profesores Roberto Álvarez del Blanco, Louis Stern y Russel Winer, los directivos de Telefónica, Belén Amatriain y Richard Poston, y Víctor Mallet en representación del diario Financial Times —además del propio Adrià— seleccionó como ganadores del concurso Ideas for Transformation, para sentar las bases ideológicas de elBullifoundation, conjuntamente, a los los dos proyectos de la Harvard Business School: Duende y Team A.

El jurado decidió conceder a ambos el primer premio por considerar que son complementarios y expresan, en su conjunto, el concepto de elBullifoundation. Según el propio Adrià, los dos proyectos juntos “son el proyecto que yo tengo en la cabeza”. El Team A esta integrado por los estudiantes Jonathan Bailey, Margaret Kendall Fitch y Anand Venkatesan, y el equipo Duende por Luke Langford, Liroy Haddad y Vasile Tofan. Ambos grupos han sido dirigidos por el profesor de Harvard Michael Norton. En segundo lugar se situó el equipo de la London Business School, dirigido por el profesor Jeffrey Skinner, e integrado por Alonso Bustamante, Roberto Capuano y Jan De Cauwer. Los ganadores recibirán cada uno 10.000 euros y los segndos 3.000 euros.

Los tres equipos que ayer defendieron sus proyectos en Torre Telefónica Diagonal 00 de Barcelona, ante un auditorio integrado por empresarios, emprendedores y personalidades del mundo de la economía y la innovación, habían sido seleccionados de entre los 31 equipos de alumnos MBA que se presentaron al concurso organizado por Telefónica y Ferran Adrià, procedentes de las escuelas de negocios Harvard Business School, HaasSchool of Business de la Universidad de California, Berkeley, Columbia University, London Business School y Esade Business School. Según Adrià, además de la idea final, el concurso le ha permitido disponer de “un semillero de ideas increíble”, que incluyen un millar de propuestas a nivel tecnológico, del más alto nivel.

Sin duda, el proyecto más arriesgado e innovador era el de los de Duende. Sus integrantes describieron su concepto de lo que tiene que ser elBullifoundation por medio de una curiosa elipsis, consistente en la representación de una reunión realizada en un hipotético futuro —concretamente situado en 2020— en la que se analizaba lo conseguido por la fundación desde su nacimiento. El proceso de creatividad generado se desplegaba en múltiples campos a través de las más variadas iniciativas que, a su vez, iban sumando patrocinadores y participantes al proceso. “Queremos llegar primero a las respuestas y solo después a las preguntas”, dijo Jonathan Bailey en su presentación; una aseveración un tanto arriesgada que tuvo cumplida réplica del Nobel Stiglitz durante el turno de preguntas. Tal vez por el aspecto más fantasioso, el jurado optó por asociarlos al otro equipo de Harvard, que ofreció un organigrama mucho más articulado, aunque menos visionario, que combinaba bien con el primero.

Las obras para hacer realidad elBullifoundation tiene que empezar, teóricamente, en febrero de 2013 en el mismo lugar donde está el famoso restaurante de Cala Montjoi. Sin embargo, como ayer se encargó de anunciar el propio Adrià, es “bastante probable” que por estas mismas fechas se inicie el rodaje de “una película de Hollywood” sobre la historia del restaurante, que se rodará en las instalaciones de la Cala Montjoi, tal y como están actualmente y desde que elBulli cerró hace casi un año. Según el revolucionario chef, esta misma semana ha recibido un correo electrónico en el que se le anuncia que el proyecto de película sigue adelante, algo que Adrià considera muy importante, no sólo para su proyecto, sino también para la proyección internacional que supondría para esta zona de Cataluña y para la cocina española.

El proyecto de la fundación es obra del arquitecto Enric Ruiz Geli. Se trata de un edificio sostenible que utiliza la base del restaurante y se integra perfectamente en el paisaje de esta zona de gran belleza del Cap de Creus, por otra parte protegido en tanto que Parque natural. La sede de elBullifoundation estará formada por las instalaciones del antiguo restaurante y una nueva planta que se construirá encima, además de una serie de espacios adyacentes, algunos tan curiosos como el que tiene forma de una vieja ánfora romana varada en la playa. Los trabajos se difundirán cada día en Internet.

Por otra parte, la fundación dispondrá en 2016 de un museo o espacio expositivo en la vecina localidad de Roses con la intención obvia de acercarse al gran público y atraer turistas a la zona. Adrià destacó ayer la dificultad de construir en un parque natural, y apuntó que la idea de situar en Roses ese espacio tiene relación con la presencia en la zona del Teatro Museo Dalí, en Figueres, que recibe 800.000 visitantes al año —el segundo después del Prado— que podrían sumar a su viaje una visita a la fundación, teniendo en cuenta que la ruta daliniana también incluye Púbol y Port Lligat, en Cadaqués. Lo cierto es que un año después del cierre del famoso restaurante, esta zona de Girona se resiente económicamente de su ausencia. Adrià confirmó ayer que asesorará en temas de restauración —“sin cobrar un duro”— a los promotores de Eurovegas si el controvertido casino se instala en Barcelona. Para él, es “un proyecto de calidad” que “ha sido mal explicado”.

La noticia bomba. En enero de 2010, Ferran Adrià sorprendió en la cumbre Madrid Fusión con el anuncio de la reformulación de elBulli: “Dejaremos de servir comidas en 2012 y 2013, pero no se cierra ni el espíritu ni la creatividad”. Un mes después anunció que se transformaría en fundación privada.

Lección en Harvard. En septiembre de 2010, el cocinero español da una conferencia en Harvard.

Alianza estratégica. Adrià y Telefónica firman en octubre de 2010 un acuerdo por cuatro años “para hacer del nuevo Bulli” el mejor laboratorio creativo e innovador del mundo.

Reformulación. En 2011 se anuncia el nombre de elBulli Foundation, con diseño ecológico y tecnológico del arquitecto Enric Ruiz Geli.

La última cena. El 31 de julio de 2011 Adrià celebra con amigos y sus jefes de cocina un emotivo “hasta luego”.

Concurso de ideas. En octubre de 2011 se lanzó a nivel internacional un concurso de ideas para el nuevo Bulli de 2014.

Más información