Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Almodóvar, libro de lujo

La editorial Taschen dedica el último número de su colección 'Los archivos de...' al cineasta español

En 400 páginas no cabe todo Pedro Almodóvar. Pero, al menos, la editorial Taschen lo ha intentado. El último número de sus libros sobre cine centrados en un genio y titulados Los archivos de... por los que han pasado Stanley Kubrick e Ingmar Bergman tienen ahora como materia de estudio al creador manchego, a través de una edición de textos y fotos realizada por Paul Duncan. Doce mil quinientos ejemplares (en castellano, hay también versión en inglés ya presentada en Nueva York y Los Ángeles), cada uno con su tira de fotogramas de Volver, sacadas de una copia en 35 que estaba en poder de Almodóvar.

El prólogo ya habla de la seriedad y profundidad del proyecto. Nada menos que Thierry Frémaux, director general del certamen de Cannes, contextualiza a Almodóvar, amado sin condiciones en Francia... aunque probablemente sea un premio francés, la Palma de Oro, el único galardón que le falte al cineasta.

A partir de ahí, la zambullida a su mundo, en un orden cronológico de su filmografía solo roto por un reportaje, escrito por Almodóvar, sobre uno de sus viajes -y son muchos- de triunfo por EE UU. Desde Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, que se estrena el 27 de octubre de 1980 en el madrileño cine Peñalver, hasta La piel que habito. 31 años de cine salpicado con profusión de fotografías, 600, con textos redactados por Almodóvar y por escritores que le conocen bien como Elvira Lindo, Gustavo Martín Garzo, Juan José Millás, Vicente Molina Foix o Ángel Harguindey.

Entrevistas realizadas en su momento y reflexiones del director escritas años después. Autoentrevistas y personajes que escriben sobre sí mismos. Incisivos análisis de su trabajo y divertidos vistazos a sus rodajes. Centenares de citas de Almodóvar, que habla de sí mismo ("No pretendo ser un provocador. Me comporto de modo natural y a veces resulta escandaloso") y de su obra ("De la realidad me interesa sobre todo su representación. No me interesa la realidad tal cual es"). Un repaso que remarca su pasión por Buñuel -"el de la época mexicana"-; su creciente pasión por el ballet, que poco a poco toma espacios en sus largometrajes; su reiterada fijación por el cine dentro del cine, por el poder de las imágenes, metapensamientos que se cuelan en sus fotogramas; y la llegada a su cine de Penélope Cruz en Carne trémula, para acabar convirtiéndose en su musa y amiga del alma.

Hoy Taschen presenta en Madrid esta obra, de la que también existe una edición de arte limitada de 500 ejemplares numerados y firmados por Pedro Almodóvar, acompañados de un original también firmado de la fotografía Penélope, as Marilyn, aparecida en Los abrazos rotos. El cineasta español se convierte así en un bien preciado para las mejores bibliotecas cinéfilas.