Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá afirma que la ministra de Cultura visitó El Cabanyal "con los violentos"

La alcaldesa de Valencia critica que González-Sinde recorriera el barrio con la plataforma y vecinos contrarios a su plan urbanístico

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha criticado hoy que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, visitara ayer el barrio de El Cabanyal acompañada por la plataforma y vecinos contrarios al proyecto del PP de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez a costa de más de 450 edificios y de partir en dos la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Según Barberá, la ministra ha "despreciado" su ofrecimiento para recorrer juntas el barrio y ha preferido visitarlo "con los violentos", en alusión a los integrantes de Salvem el Cabanyal. La alcaldesa ha acusado ya en numerosas ocasiones a la plataforma de usar "la violencia verbal y no verbal", algo que esta siempre ha rechazado.

El proyecto de El Cabanyal mantiene enfrentados al Ayuntamiento y al ministerio, que el pasado enero dictó una orden de paralización del plan de Barberá por considerar que supone un expolio al patrimonio histórico. En respuesta a esa decisión, la Generalitat aprobó un decreto que permite los derribos en el barrio marinero y que ha sido recurrido ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno.

González-Sinde apuntó ayer que la petición de la alcaldesa de que visitara el barrio fue "un poco demasiado vehemente". "La alcaldesa no estaba con un ánimo tan sereno ni con un tono constructivo", comentó la ministra sobre la invitación de Barberá, que se produjo el sábado durante el encuentro de mujeres España-África celebrado en Valencia.

Al respecto, Barberá ha rechazado hoy que estuviera "vehemente", pero al mismo tiempo ha lanzado sus dardos contra la ministra al señalar que esta no podía esperar que "después de la agresión" a las competencias valencianas, en referencia a la orden de suspensión del plan, el Ayuntamiento y la Generalitat fueran "sus marionetas". Barberá ha rematado así su malestar con la responsable de Cultura: "Sabrá muchísimo de cine, pero de política no sabe nada, no sabe ni reaccionar cuando una alcaldesa le dice 'pero ministra qué has hecho, vamos a ver el Cabanyal".

Por su parte, Salvem El Cabanyal ha acusado a Barberá de ser "excesivamente vehemente" cuando habla del barrio -coincidiendo con la calificación que ayer empleó la ministra- y ha recordado que llevan lleva 12 años intentando hablar con la primera edil y aún no lo han conseguido. La plataforma dice conocer "muy bien" esa "vehemencia" con la que "la alcaldesa aborda todas las cuestiones que se refieren al barrio, una vehemencia que le lleva a calificar como grupo de violentos, llegando a lanzar paralelismos con el grupo terrorista ETA, a aquellos vecinos" que no comparten "con ella su proyecto de destrucción de una parte importantísima del Cabanyal".

Por otro lado, la dirigente del PP ha insistido en sus críticas al Gobierno por no invitar al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, al quinto Encuentro España-Africa Mujeres por un Mundo Mejor celebrado durante el fin de semana en Valencia. Aunque la alcaldesa ha manifestado su deseo de "pasar página", ha reiterado que la exclusión de Camps fue un "abuso protocolario" que considera "revelador de esa actitud de agravio del Gobierno de Zapatero hacia los valencianos". "Lo que ocurrió ayer es que el presidente fue marginado no por razón de sexo, sino por razón de protocolo", según Barberá.