'El secreto de sus ojos' abre el Festival de La Habana

La película de Juan José Campanella se presenta como la clara favorita para ganar el Gran Corsal de la 31ª edición

El 31º Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano comenzó el miércoles en La Habana con El secreto de sus ojos como gran carta de triunfo y clara favorita. La película del director argentino Juan José Campanella fue elegida para abrir el certamen en el teatro Carlos Marx, en una noche marcada por la sobriedad, pero que brilló gracias al pianista Chucho Valdés y a la cantante Omara Portuondo, que interpretaron juntos Veinte años y Dos gardenias.

De este modo cubano, y con las palabras del presidente del Festival, Alfredo Guevara, quedó inaugurado el encuentro, que reúne este año a más de un centenar de filmes en competencia, la mayoría de Argentina, Brasil, México y Cuba.

En el festival de cine de La Habana hay varios ritos. El primero de ellos consiste en descifrar e interpretar, cada año, los mensajes ocultos o semiocultos incluidos en las palabras inaugurales de Guevara. El ex presidente del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) repasó esta vez asuntos políticos, como la "amenaza" de Estados Unidos para la región, la situación en Honduras, la "cultura irrenunciable de la resistencia" y el "resurgimiento" de la izquierda en el continente, pero también habló de la necesidad de "renovar el lenguaje" para abordar las "realidades que emergen", un sayo que le ajusta bien a Cuba en estos momentos inciertos.

El secreto de sus ojos fue recibida con una gran ovación por el público que se congregó en el teatro. Gran película y, según la crítica, firme candidata a llevarse el Gran Coral de este festival, del mismo modo que su protagonista, Ricardo Darín, está en todas las quinielas para obtener el premio a la mejor actuación masculina. La cinta argentina compite con otras de su propio país, como El último verano de la Boyita, de Julia Solomonoff; La invención de la carne, de Santiago Loza; El niño pez, de Lucía Puenzo, y Francia, de Israel Adrián Caetano.

Cinco de los 21 largometrajes que concursan en la categoría de ficción son argentinos. México y Brasil presentan tres cada uno, incluidos Hotel Atlántico, de Suzana Amaral, y Backyard, de Carlos Carrera. También compite la peruana La teta asustada, galardonada en la Berlinale. Las películas cubanas en la sección oficial son El premio flaco, de Juan Carlos Cremata, basada en una obra de teatro homónima de Héctor Quintero, y Lisanka, de Daniel Díaz Torres. Ésta es una comedia ambientada en un pequeño pueblo de Cuba en 1962, durante la crisis de los misiles. Tres jóvenes, dos cubanos y un soldado soviético, luchan por el amor de una tractorista cuando estalla el conflicto que puso al mundo al borde de una guerra nuclear.

El cineasta argentino Tristán Bauer realizará el estreno mundial de su documental Che, un hombre nuevo, que pretende mostrar la cara menos conocida del guerrillero Ernesto Guevara y es, a la vez, una alternativa al Che de Steven Soderbergh y Benicio del Toro.

El cine español está representado por las últimas películas de Pedro Almodóvar, Los abrazos rotos; Isabel Coixet, Mapa de los sonidos de Tokio; Fernando Trueba, El baile de la Vitoria; y Forasteros, de Ventura Pons, quien ha confirmado su presencia en La Habana. Manuel Gutiérrez Aragón exhibirá su documental Música para vivir, uno de los cinco que componen la serie Historias de la música cubana, que emitirá TVE.

De música, hay bastante en el festival. Los argentinos Gastón Pauls y Fito Páez presentan el documental Las manos al piano, producido por el primero y que narra la relación del músico argentino con ese instrumento. También se exhibirá el documental Calle 13 sin mapa, centrado en el grupo puertorriqueño que lideran René Pérez (residente) y Eduardo Cabra (visitante), quienes probablemente viajarán a La Habana antes de que termine el certamen, el 12 de diciembre.

40 años de los Van Van

El cine y la música van unidos en Cuba. Si no, que se lo digan a la más famosa orquesta de salsa de la isla, Van Van, y a su líder, Juan Formell, que festeja el 40º aniversario de la agrupación con un documental que celebra su trayectoria y legado. Dirigido por el cineasta Ian Padrón y exhibido en vísperas del 31º Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, Eso que anda recoge la gira que realizó el grupo por toda la isla en 2006 y está concebido como un filme de carretera.

En él se cuentan las peripecias del largo recorrido que llevó a Van Van por todas las provincias de Cuba, donde se presentó ante más de un millón de personas en las principales ciudades del país, trufadas con sus grandes éxitos y los aportes hechos a la música popular cubana desde la creación de la banda, el 4 de diciembre de 1969.

Padrón, que es famoso por otro documental realizado hace seis años sobre el equipo de béisbol Industriales —la cinta estuvo varios años censurada por incluir las opiniones de deportistas que marcharon al exilio, pero finalmente se exhibió —, opina que el trabajo y la trayectoria de los Van Van es "inabarcable". Pero, aun así, le metió el diente. "Ha sido un trabajo increíble. Y reto a cualquier realizador del mundo a que trate de complementar 40 años de popularidad y cariño en un solo material", dijo, comparando al grupo con bandas como Los Beatles y Los Rolling Stones.

La orquesta Van Van es una institución en Cuba. Desde su creación ha estado siempre en primera línea, con temas que son crónicas sociales y delicia para los bailadores, y han estado en lo más alto de las listas de éxitos. Según Formell, los festejos por el 40º aniversario de la orquesta seguirán el 9 de diciembre con un gran concierto en La Habana, y para 2010 ya están acordadas más de 70 actuaciones en Estados Unidos, que serán las primeras en muchos años, después de que la Administración de Bush cortara los intercambios entre músicos de ambos países.

Lo más visto en...

Top 50