'El señor de los anillos' entra en la historia de los Oscar al ganar 11 estatuillas

La película de Peter Jackson iguala el récord de 'Ben Hur' y 'Titanic'

Madrid / Los Ángeles - 01 mar 2004 - 13:26 UTC

El retorno del rey, del director Peter Jackson, ha entrado en la historia del cine al lograr hoy (esta madrugada en España) nada menos que 11 oscars, todos a los que optaba, durante la 76 ceremonia de entrega de estos premios, que ha transcurrido tan falta de sorpresas como de emociones. Con esta marca, la tercera y última entrega de El señor de los anillos iguala el récord logrado por Ben Hur en 1959 y Titanic en 1997, al tiempo que Hollywood se disculpa con Jackson, cuya saga sólo había logrado premios menores en anteriores ediciones.

Más información

La Academina de Cine de EE UU ha querido así premiar con una noche memorable la labor del neozelandés en la adaptación al cine de la trilogía de J. R. R. Tolkien. Jackson ha agradecido sus 11 oscars "al pueblo y Gobierno de Nueva Zelanda", país que ha aportado medios técnicos y extras a esta superproducción. "Gracias a la Academia porque me ha dado una noche espléndida", ha comentado el director, cuya película se ha alzado con los galardones a mejor película, mejor dirección, mejor guion adaptado, mejor dirección artística, mejor vestuario, mejor montaje, mejor banda sonora, mejores efectos especiales, mejor sonido y mejor maquillaje.

A sus 42 años, este realizador al que sus amigos describen como un hobbit por ser bajito, regordete, con mucho pelo y descalzo siempre que puede, ha pasado con su trilogía a convertirse en el nuevo rey midas de Hollywood. De los grandes galardones han destacado el de mejor actor, logrado por Sean Penn -ante un decepcionado Bill Murray- gracias a su interpretación de un torturado padre en Mystic River, de Clint Eastwood. Al recoger su premio, el antiguo rebelde de Hollywood ha lanzado una leve crítica a la guerra de Irak al mencionar las "armas de destrucción masiva". Por su parte, la surafricana Charlize Theron ha cumplido con el pronóstico al lograr el Oscar a la mejor actriz por haber su asesina en serie de Monster.

Penn y Theron, mejores actores

Con el premio a Theron, Hollywood recupera la tradición de premiar los papeles que exigen un gran esfuerzo de transformación. La aventura de piratas Master and Commander, del australiano Peter Weir, ha obtenido dos premios técnicos, mejor fotografía y mejor montaje sonoro, lo que ha servido para coronar al cine de Oceanía. El galadón al mejor actor secundario se lo ha llevado Tim Robbins (Mystic River), que fue uno de los primeros en subir al escenario. "Sé que muchos de los que me han votado no comparten mis ideas, pero aún así han demostrado su comprensión por el arte", declaró este rebelde de Hollywood. Renée Zellweger, por Cold Mountain, se ha hecho con el de mejor actriz secundaria tras su decepción del año pasado con Chicago.

La elogiada Lost in Translation, de Sofia Coppola, que aspiraba a cuatro premios, se ha tenido que conformar con el Oscar al mejor guión adaptado, para la hija del director Francis Ford Coppola. Otra favorita, los dibujos animados de Buscando a Nemo, no ha sorprendido a nadie con su Oscar al mejor largometraje de animación. Uno de los pocos momentos mágicos de la noche ha llegado con el Oscar honorífico al hombre que dirigió obras maestras como Sonrisas y lágrimas, Blake Edwards, de 81 años. "Debo este premio a mis amigos y a mis enemigos. No podría haberlo logrado sin mis enemigos. Me llenáis de energía y voy a demostrar que estáis equivocados", ha señalado uno de los genios vivos del séptimo arte.

Por último, la representación española de la 76ª edición de los Oscar estaba en el documental Balseros, de los reporteros Carles Bosch y Josep Maria Domènech, pero la vencedora ha sido The Fog of War. En la categoría de mejor película en lengua extranjera, no había ninguna película en español. Ha ganado la canadiense Las invasiones bárbaras frente a Evil (Suecia), The twilight samurai (Japón), Twin sisters (Países Bajos) y Zelary (República Checa).

La ceremonia del falso directo

Esta edición, de cuatro horas, será recordada por el polémico falso directo y el regreso de Billy Crystal como maestro de ceremonias por octaba vez y tras cuatro años de ausencia. Tras varios chistes correctos sobre los cinco segundos de retardo que ha impuesto la ABC para evitar un nuevo destape, han ido subiendo a la tribuna estrellas como Angelina Jolie -con el escote más tremendo de una noche bastante recatada- Nicole Kidman, Catherine Zeta-Jones, Tom Hanks, Colin Farrell, Oprah Winfrey, Steven Spielberg, Will Smith, Jim Carrey, Tom Cruise, John Travolta, Susan Sarandon, Uma Thurman, Pierce Brosnan o Liv Tyler.

Las actuaciones han corrido a cargo de Sting, Alison Krauss, Elvis Costello, T Bone Burnett y Annie Lennox, los nominados por mejor mejor canción orginal, que se ha llevado a casa Lennox. El productor de la gala, Joe Roth, había garantizado que el retraso no se utilizaría para censurar discursos y afirmó que cualquier reivindicación a lo Moore no se quedaría en la sala de edición. Y así ha sido. El director del documental The Fog of War, Errol Morris, ha recordado los peligros de la guerra y ha animado a los electores a expresarlos en las elecciones.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50