Colau propone limitar los vuelos cortos que se pueden cubrir en tren

La alcaldesa de Barcelona pide una fecha límite para acabar con el diésel y el plástico de un solo uso

Ada Colau en el pleno del Ayuntamiento del 30 de septiembre.
Ada Colau en el pleno del Ayuntamiento del 30 de septiembre.Massimiliano Minocri
Más información
Los malos humos amenazan a la aviación
Una hora en avión, dos en tren: la iniciativa ecológica para prohibir los vuelos cortos
Jaque al plástico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto este viernes limitar los vuelos en trayectos cortos, que pueden cubrirse en tren para luchar contra la contaminación. La edil ha intervenido en la cumbre de la red de ciudades por el clima C40, que se celebra en Copenhague, y también ha pedido que se ponga una fecha límite al diésel y que se elimine el plástico de un solo uso para envasar alimentos.

"Parece que sea un tabú decirlo", ha manifestado la alcaldesa, cuyo gobierno defiende que es necesario limitar el crecimiento de infraestructuras como el puerto o el aeropuerto para afrontar la emergencia climática. "Tenemos grandes aeropuertos en las ciudades pero son controlados por los Estados, no se puede hablar de seguir creciendo, hay que limitar los vuelos porque son causantes de parte de las emisiones y de las más dañinas", ha dicho y ha apuntado que "no hay que dejar de volar pero sí racionalizar donde existe alternativa en tren". Como ejemplo de fórmula para aplicar esta limitación, ha puesto los vuelos que se pueden cubrir en tres horas de tren, como el Barcelona-Madrid con el AVE. Y en vistas al futuro "si no es suficiente hay que hablar de utilizar la fiscalidad o quizás limitar los vuelos por persona, habría que estudiarlo bien".

Colau, como ya dijo hace unas semanas en la cumbre del clima en Naciones Unidas, ha defendido que las ciudades "lideran el cambio" pero que "son los Estados quienes tienen capacidad legislativa para cambiar las reglas del juego globales". Sobre el fin del diésel, Colau ha afirmado que, más allá de ponerle fecha de caducidad, "lo primero que habría que hacer es que los estados lo dejen de subvencionar, parece increíble que se siga subvencionando, y habría que hacer fiscalidad que incentive las renovables".

La cumbre de Copenhague, que representa a ciudades que suman 700 millones de habitantes, ha aprobado dos declaraciones, por el aire limpio y por la buena alimentación. Ciudades con aire limpio ha sido presentada por Colau, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y es un compromiso global para avanzar hacia ciudades más saludables, con el compromiso de reducir drásticamente las emisiones, aunque no está cuantificado. Y Good Food Cities apuesta para que las ciudades sean el motor de un cambio en la producción y el consumo de alimentos, con medidas como apoyar la agricultura ecológica y de proximidad y luchar contra el desperdicio de comida. En este sentido, Barcelona ha sido designada esta semana Capital Mundial de la Alimentación Sostenible en 2021.

Las ciudades participantes en el encuentro del C40 también se han adherido al Global New Green Deal, que hace un reconocimiento explícito de la emergencia climática y sugiere propuestas políticas para luchar contra el calentamiento del planeta. "Hay que cambiar el modelo general económico y productivo porque no es sostenible, nos lleva a la extinción de la vida", ha zanjado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS