Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox asegura que renuncia a ocupar concejalías en el Ayuntamiento de Madrid y se queda en la oposición

El partido de extrema derecha retomará este miércoles las conversaciones en la Comunidad de Madrid

El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, en una rueda de prensa en el Congreso.

Vox no ocupará concejalías en el Ayuntamiento de Madrid, al considerar que el PP ha incumplido el pacto que firmaron para garantizar la investidura de José Luis Martínez-Almeida, según ha hecho público este martes. "El comité ejecutivo nacional de Vox ha decidido renunciar a ocupar ningún cargo en todos los lugares donde se haya incumplido ese acuerdo", ha anunciado el portavoz parlamentario Iván Espinosa de los Monteros en una rueda de prensa en el Congreso. Espinosa ha asegurado que este miércoles se retomarán las negociaciones que se habían paralizado en la Comunidad de Madrid.

El partido de ultraderecha ha hecho público el pacto hasta ahora secreto que firmaron las direcciones nacionales de PP y Vox el 15 de junio, en el que los populares se comprometen a dar a Vox “concejalías de Gobierno” y “responsabilidades directivas en entes municipales” en proporción a los resultados electorales del partido de Santiago Abascal en cada población. En el caso de Madrid, el PP barajó ofrecerle concejalías de distrito y concejalías delegadas, pero no áreas de gobierno. Vox lo considera insuficiente, porque, según Espinosa, eran "responsabilidades vacías de contenido".

Según lo pactado entre los populares y la ultraderecha, y teniendo en cuenta el número de concejales que obtuvo cada una de las formaciones y el número de asientos de la Junta de Gobierno que se ha constituido (nueve áreas, más la alcaldía, 10), a Vox le correspondería una concejalía. El acuerdo entre PP y Ciudadanos repartió las áreas otorgando cinco a PP (además de la alcaldía) y cuatro a Ciudadanos.

Las dos partes se dieron 20 días para negociar desde la firma del pacto y desde entonces se han reunido una vez. El partido de extrema derecha, sin embargo, denuncia que "tan solo 24 horas de aprovechar los votos de Vox para alcanzar la alcaldía, el PP publicó la formación de un gobierno repartiéndose los sillones entre PP y Cs", según ha criticado Espinosa en relación con el decreto de nombramientos de miembros de la Junta de Gobierno y de presidentes de las Juntas de Distrito. El PP manifestó que la lista de nombramientos era temporal y tenía previsto cederle distritos, y Cs no puso impedimentos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha insistido en que no hay incumplimiento por su parte porque no ha transcurrido el plazo de 20 días. Añade además que "Vox no ha querido negociar". "Tuvimos una primera reunión y desde esa reunión no hemos tenido más noticia por parte de Vox que la ruptura unilateral de estas negociaciones", ha dicho Almeida. "Nosotros tenemos el ánimo de cumplir con ese acuerdo, como siempre hace el Partido Popular con los acuerdos que suscribe”, ha dicho.

Dependencia de Vox

La dependencia de Almeida con Vox no solo se limita a su investidura como alcalde. Necesitará sus votos también para lograr aprobar los presupuestos y dar luz verde a ordenanzas y otras iniciativas municipales. Según el reglamento del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, los acuerdos se adoptan, "como regla general, por mayoría simple". Esto es, cuando los votos a favor superen a los que estén en contra. La suma de PP y Ciudadanos son 26 concejales, uno menos que los de Más Madrid y PSOE juntos.

Según Espinosa, Vox "da por roto el acuerdo en aquellas localidades donde se haya incumplido y pasa a la oposición". El dirigente del partido ha asegurado que desde la oposición estarán "vigilando, controlando, fiscalizando, denunciando siempre que sea necesario". "Vox no ha venido a la política española a calentar sillones, sino a ejercitar las mejores prácticas políticas", ha asegurado Espinosa, que considera que en el PP "no son de fiar".

Teodoro García Egea, secretario general del PP, ha recordado que todavía no han pasado los 20 días que se dieron su partido y Vox para negociar, pero ha advertido de que "las concejalías no son un elemento para distribuir al peso". "No hemos cerrado la parte programática, y por tanto, creo que debemos fijarnos en eso y en quién la lleva a cabo", ha insistido. Egea ha pedido "respetar la autonomía de los alcaldes" para tomarse el tiempo necesario para hacer los nombramientos que "garanticen un gobierno estable para los próximos cuatro años". El dirigente popular ha insistido: "Vamos a cumplir el acuerdo con Cs y el acuerdo con Vox".

Ciudadanos insiste en que Vox, en todo caso, no podrá acceder a concejalías de gobierno. "Las áreas de gobierno están repartidas", ha recordado Inés Arrimadas en rueda de prensa, de acuerdo con el pacto que firmó su partido con el PP. "No sé qué excusa le estarán poniendo a Vox", ha asegurado, y ha señalado que "las áreas de gobierno son las que son: hay cuatro de Cs y cinco de PP".

Negociaciones autonómicas

Las negociaciones con el PP para formar Gobierno en la Comunidad de Madrid se retomarán este miércoles, según ha confirmado el portavoz parlamentario de Vox, en un clima de máxima tensión. Espinosa no ha aclarado si exigirán puestos en consejerías del gobierno regional, como habían pedido hasta ahora. "Lo fundamental serán los contenidos", ha respondido. "Lo que sí que haremos es exponer públicamente todo lo que se apruebe", ha advertido al PP, al que ha acusado de utilizar el compromiso de mantener "discrección" sobre el pacto como "coartada para manipular a la opinión pública sobre el propio contenido del mismo".

El Partido Popular, que logró investir a Almeida gracias a los votos de Cs y del partido de extrema derecha, ha apelado a la responsabilidad de Vox para que no haya una repetición de las elecciones autonómicas. El presidente del Ejecutivo en funciones, el popular Pedro Rollán, ha dicho este mediodía en una rueda de prensa que a los votantes del PP, de Ciudadanos y de Vox les resultaría incomprensible que no se formara un Gobierno "de centro derecha reformista y liberal" en la Comunidad de Madrid. También se ha mostrado convencido de que en los próximos días se sentarán las bases para cimentar un acuerdo de investidura, un programa de gobierno y un acuerdo programático para que la región siga siendo "un referente en servicios, equipamientos y una política de bajos impuestos".

Monasterio canceló el pasado 17 de junio las reuniones con el PP para hablar de programa y de negociación de investidura en la Comunidad de Madrid hasta que no se aclarara la situación en el Ayuntamiento de la capital. "Hay un incumplimiento del contrato entre el PP y Vox", especificó entonces Monasterio. "He cancelado las reuniones. La prioridad ahora es que los socios en la coalición de gobierno del Ayuntamiento, que es lo que tenemos con el PP y con Ciudadanos, cumplan su parte del acuerdo", añadió.

Este lunes por la tarde, además, la formación liderada por Abascal expresó su malestar después de que Almeida confirmase que iba a colgar la bandera LGTBI en el Palacio de Cibeles, sede de la corporación municipal, durante la celebración de las fiestas del Orgullo. En su cuenta de Twitter, Vox cargó contra la decisión del alcalde de colgar la enseña, como se ha venido haciendo durante el mandato de su predecesora, Manuela Carmena: "En VOX no nos metemos en la cama de nadie. Si Almeida quiere demostrar que Madrid respeta los derechos de todos, al margen de su orientación sexual, que cuelgue la bandera española, que es la de todos, no la de un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos".

El pacto secreto entre Vox y PP

Vox asegura que renuncia a ocupar concejalías en el Ayuntamiento de Madrid y se queda en la oposición

El pacto que Teodoro García-Egea y Javier Ortega-Smith firmaron el 15 de junio antes de las constituciones de los Ayuntamientos de toda España consta de apenas tres puntos. En el primero Vox se compromete a dar su apoyo "para la conformación de gobiernos de coalición" entre PP, Cs y Vox en todos aquellos Ayuntamientos donde la suma de sus votos "pueda impedir un gobierno de izquierdas".

A cambio, una vez "elegidos" esos gobiernos, en un plazo de 20 días "se nombrará a las personas indicadas por Vox en cada Ayuntamiento en distintas concejalías de gobierno y responsabilidades directivas en entes municipales, que en número y presupuesto guardarán proporción a los resultados electorales obtenidos por Vox en cada población".

El último punto del texto pide "discrección" sobre el contenido del acuerdo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información