Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos asume que el PP cederá el poder a Vox en varios distritos de Madrid

Vox reclama representación en el gobierno municipal aunque no aparece todavía al cargo de ningún distrito en el decreto de nombramientos

Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida en el pleno de constitución del Ayuntamiento. En vídeo, así queda el nuevo mapa político del país. EFE | Vídeo: Atlas

El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hizo público este domingo el decreto con el que nombra a su equipo de gobierno y a los concejales presidentes de las juntas de distrito, que acordó con Ciudadanos. Vox, que reclama representación en el ejecutivo municipal, no aparece al cargo de ningún distrito, pero el PP tiene previsto cederle algunas presidencias, aunque no aclara cuántas. Aunque Cs introdujo una cláusula que exige su consentimiento para cualquier cambio en la estructura municipal, asume que Vox tocará poder.

El decreto de nombramientos del nuevo equipo de gobierno de la ciudad, encabezado por Almeida, se ciñe a lo que acordó con Ciudadanos el viernes pasado. Son nueve áreas de gobierno, de las cuales cinco estarán encabezadas por el PP y cuatro, —incluida la vicealcaldía, que ocupará Begoña Villacís—, por Ciudadanos. Las 21 juntas de distrito de la capital se distribuyen entre ambos partidos a razón de nueve para Cs y 12 para los populares.

Fuentes del PP confirmaron a este periódico que la asignación de presidencias de distrito a su partido no es definitiva porque se modificarán para cederle algunas a Vox. No aclararon sin embargo cuántas ni cuáles se verán afectadas.

Javier Ortega Smith, de Vox, aseguró el sábado, antes de la constitución de la nueva corporación local, que se dan 20 días para cerrar las negociaciones. Tanto en Madrid como en otros Ayuntamientos en los que han llegado a acuerdos con el PP, exigen que Vox “tenga representación en todos los gobiernos, en todos los entes municipales, de acuerdo al mandato de los ciudadanos”, es decir, en proporción a su número de concejales. En la capital son cuatro.

Las negociaciones seguirán en los próximos días. Además de las juntas de distrito, el PP cederá a Vox concejalías delegadas. Estos dependerían de concejales responsables de áreas, de forma que Vox no se siente en la junta de Gobierno local.

Ortega Smith advirtió este domingo, después de que se anunciasen los nombramientos, en los que no aparecieron sus concejales, que espera que el PP ejecute lo acordado. “Nosotros cumplimos los pactos. Si otros no lo hacen, serán los responsables de las consecuencias. Los madrileños demandan seriedad”, escribió en un tuit acompañado de la foto de la firma del pacto con Almeida.

Cláusula de Ciudadanos

Según el texto con la estructura del Ayuntamiento que firmaron PP y Cs, “toda modificación de lo estipulado en este documento requiere del acuerdo expreso y escrito entre los partidos firmantes”. En ese documento se especifican tanto las áreas de gobierno como las juntas de distrito, por lo que en teoría, Cs debería ratificar la cesión del PP a Vox.

Fuentes de Ciudadanos y de la máxima confianza de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, asumen que no podrán impedir que el PP traspase presidencias de distrito a Vox. Entienden que esa cláusula —que aseguran que introdujo su partido “para cerrar todas las vías a Vox”— se refiere solo al gobierno municipal, aunque la apostilla habla del documento en su totalidad. La dirección de los distritos, tiene “una maniobrabilidad muy limitada, dependen de los concejales de área”, señalaron. “Al no entrar Vox en la Junta de gobierno, no podemos apelar”, añadieron las mismas fuentes.

Una de las primeras medidas que quiere aprobar la nueva corporación es la moratoria de las multas de Madrid Central para que entre en vigor el 1 de julio, y que en la práctica supone la suspensión del área de tráfico restringido. Los acuerdos que el PP firmó con Cs y Vox contemplan soluciones distintas para Madrid Central. El primero habla de reformarlo, y el segundo, de acabar “con la política de prohibiciones y restricciones”. “Tienen que cumplir con nuestro acuerdo”, señaló Cs. Lo mismo dijo sobre otras medidas que el pacto con Vox no contempla, pero sí el suyo, como no cambiar la ubicación del Orgullo o un plan contra la detección temprana de la violencia machista.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información