Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero aboga por “estudiar” indultos para los presos independentistas

El expresidente revela que habló con Junqueras antes del inicio del juicio del ‘procés’

El expresidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero. En vídeo, sus declaraciones en RAC-1.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha manifestado este martes que cree que el Ejecutivo central debería estudiar indultos a los presos independentistas si los piden: "Estoy a favor de que se estudie si lo piden. Pero el presidente del Gobierno siempre tiene más información que nadie". Así lo ha expuesto el exmandatario socialista en una entrevista en RAC1, aunque no ha querido añadir nada más sobre esta cuestión: "No quiero que me digan: 'Ya está aquí este listo". Más tarde, en la presentación en Barcelona del libro Poder y Futuro, escrito por el diplomático Juan Antonio March, Zapatero ha afirmado que los partidos independentistas y los constitucionalistas tienen que cambiar para acercar posturas y buscar puntos de entendimiento. 

En la entrevista, el expresidente del Gobierno también ha explicado que, antes del inicio del juicio en el Tribunal Supremo, habló por teléfono con el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras. Sin dar más detalles, ha asegurado que lo volvería a hacer, y que desea una sentencia del Tribunal Supremo "que no comprometa el diálogo". Ha revelado que fue una breve conversación, que el líder republicano le trasladó que estaba a favor del diálogo y que procuraría defenderlo: "Me dijo que apostaba por el diálogo, que había que dialogar. Soy un militante del diálogo y del entendimiento con Catalunya".

A la espera de la sentencia a los presos independentistas, ha confiado en que permita "recuperar la necesaria, deseable y saludable convivencia" pese a manifestar su respeto por el pronunciamiento que haga el Tribunal Supremo. "Que no nos desborde el agua antes de que se pueda racionalizar y poner sosiego si la sentencia produce un grave problema", ha reclamado Zapatero, que espera que sirva la lección aprendida tras la sentencia del Estatut.

Al preguntársele si tacha de golpistas a los presos, ha asegurado que no utilizaría esta palabra para describir lo que ocurrió, y ha rehuido concretar si les definiría como "presos políticos": "No voy a entrar en este debate. Esto me ha perseguido con el tema de Venezuela". En relación al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que vive en Bélgica, Zapatero no ha hablado con él aunque tienen un amigo en común: "Alguna vez me ha dirigido algún mensaje, pero no directamente". A su juicio, la situación de Puigdemont es la más complicada que se deberá gestionar: "Que un expresidente, que se siente presidente, esté donde está, con las condiciones políticas, jurisdiccionales y judiciales que tiene, lo veo complicado de gestionar".

Defensa del Rey

Ha salido en defensa del Rey, asegurando que no le decepcionó el discurso que pronunció el 3 de octubre de 2017, y cree que la jefatura del Estado podría tener "un papel importante, simbólico pero importante, en la que puede ser la sustanciación de un diálogo". Por ello, ha pedido a los independentistas "un poco de contención, porque ante lo que quizá puede parecer o pensar, la Jefatura del Estado, en cuestiones de esta naturaleza, puede ser un factor que contribuya a que un proceso de diálogo y una salida razonable pueda ser factible".

Tras reiterar su rechazo a un referéndum de autodeterminación, ha defendido un diálogo con iniciativas y reformas que acerquen a ambas partes y que permita "una relación renovada de lo que es Catalunya en el conjunto de la democracia española". "Tenemos que plantearnos objetivos posibles", ha recalcado el expresidente del Gobierno, que ha deseado que esta legislatura sirva de palanca para que haya un diálogo a fondo que permita una salida al conflicto catalán.

Además, ha descartado la repetición de elecciones generales porque, en su opinión, el candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, tiene capacidad de sumar apoyos suficientes, destacando que hay partidos independentistas con los que mantienen "diferencias evidentes, pero hay muchos temas en los que se puede ir a una aproximación y acuerdo".

Rivera, "de derechas"

Sobre la situación de Ciudadanos, no le ha sorprendido al argumentar que no es fácil consolidar un partido político: "Durante los primeros kilómetros todo parece fresco, pero la novedad en política dura muy poco". "Lo de Rivera no me ha sorprendido, siempre le he visto una persona de derechas, conservador", ha apuntado Zapatero, que asegura que vaticinó un declive de Cs cuando, a su juicio, cuestionó la constitucionalidad del PSOE y en paralelo habla con Vox. "No es creíble que puedas sentarte con Vox, que han dicho lo que han dicho tras la sentencia de 'La Manada', y cuestionar el compromiso constitucional del PSOE", ha zanjado.

En la presentación del libro de March, celebrada en el Círculo Ecuestre de Barcelona, Zapatero ha reivindicado que en Europa existe una "mayoría republicana", en alusión no a la composición de la jefatura del Estado, sino a los valores que emanan de las democracias europeas. En su opinión, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha entendido bien este concepto, y por ello Zapatero considera comprensible el desencuentro entre el partido de Macron y Ciudadanos. "No sé en qué sitio de la derecha están, lo que me parece es que Ciudadanos está en Saturno, por las cosas que dicen", ha dicho. "Cuando Ciudadanos salió solemnemente para anunciar su veto al PSOE, y cuando empezó a llegar a acuerdos con VOX, ese día empezó el declive y el principio del fin de Ciudadanos", ha sentenciado.

El expresidente del Gobierno ha remarcado que la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno tiene que salir adelante, y ha pedido a los partidos nacionalistas e independentistas que la faciliten. "Tienen que hacerlo si quieren que en esta legislatura se aborde con profundidad la crisis en Cataluña", ha afirmado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información