Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP analizará si los diputados presos cometieron perjurio al acatar la Constitución

Casado anuncia si la fórmula empleada al evocar al 1 de octubre o la República merece reproche penal

Pedro Sánchez saluda este martes a Oriol Junqueras desde su escaño del Congreso.
Pedro Sánchez saluda este martes a Oriol Junqueras desde su escaño del Congreso.

Pablo Casado, presidente del Partido Popular, ha anunciado este mediodía en Barcelona que su formación está analizando si los presos independentistas pudieron cometer perjurio al acatar este martes la Constitución con proclamas en favor del 1 de Octubre y de la República. El líder popular ha esgrimido que el perjurio es un juramento en falso y, por tanto, está valorando si la actitud de los líderes independentistas encaja en ese caso. El Código Penal sanciona a quienes incurren en falso testimonio en un juicio.

En unas declaraciones en Barcelona, tras visitar un parque tecnológico, el popular ha criticado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, por su flexibilidad al permitir diversas fórmulas para acatar la Constitución amparándose en una sentencia del Tribunal Constitucional que validó la coletilla de por "imperativo legal" que usaron diputados de Herri Batasuna. "Vamos a analizar si la figura del perjurio, que está presente en otros ordenamientos jurídicos, es decir, sabiendo que lo haces falsamente o en forma ofensiva en contra de la propia legalidad, es constitutivo de algún reproche penal". Casado ha alegado que esa figura está en vigor en Estados Unidos o en otros ordenamientos para alcanzar la condición de cargo público.

La medida está incluida en la batería de cinco medidas que el PP ha impulsado tras la Constitución de la Cámara este martes. El grupo de Casado ha presentado ya tres escritos a la Mesa y este miércoles otro a la Fiscalía por si los presos quebrantaron la orden de prohibición de tomar imágenes en el Congreso tanto cuando recogieron el acta. "Se han incumplido instrucciones judiciales y debería de actuar", ha afirmado. El Supremo, sin embargo, dio instrucciones solo de que no pudieran mantener reuniones con sus diputados ni mantener contacto con la prensa.

La supuesta permisividad de Batet se inscribe, según Casado, en el pacto oculto que habría alcanzado el PSOE con los independentistas sustentado en contar con sus votos a favor para alcanzar la investidura. "Cuando Junqueras se acerca a Sánchez y este le dice que no se preocupe, nosotros nos preocupamos mucho", ha afirmado. Casado ha recordado que Sánchez ni siquiera rechazó contestar si iba a firmar el indulto y que en su opinión el pacto está cerrado. "Esto es lo que parece", ha dicho equiparando la presencia de los independentistas en el hemiciclo a la irrupción de Tejero y los golpistas, del 23-F. "No hay otra suma posible. No suman sin ellos. En el mejor de los casos llegan a 175 escaños y no le alcanza para ser investido".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >