Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Regulador del Cava dice que la fuga de Corpinnat es una táctica comercial

Javier Pagés, presidente de la denominación de origen, niega que haya pérdida de prestigio

Botellas en una de las bodegas de Freixenet.
Botellas en una de las bodegas de Freixenet.

El Consejo Regulador del Cava ha salido al paso de la fuga de nueve bodegas que han decidido renunciar a la etiqueta cava para impulsar la marca Corpinnat. En un acto que buscaba mostrar la unidad del sector --estaba representado el Consejo Regulador pero también Pimecava, el Instituto del Cava y representantes del sindicatos agrícolas y de los viticultores--, se ha reivindicado que la escisión no afecta a la solidez del producto , "el cava tiene prestigio, es un número 1 mundial", dijo Javier Pagés, presidente del Consejo, y se ha querido poner en evidencia que las bodegas que tratan de impulsar el proyecto Corpinnat se mueven por intereses comerciales y no por un interés en la preservación de las esencias del producto y del Penedès, como aseguran hacer.

Quien fue más vehemente ha sido el presidente de Pimecava, Pere Guilera, cuando afirmó que las nueve bodegas díscolas, Gramona, Recaredo, Llopart, Navidad, Sabaté y Coca, Torelló, Can Feixes, Julia Bernet y Mas Candí, han dejado la denominación de origen impulsados por necesidades comerciales: "Se han dado cuenta que para subsistir debían hacer algo especial".

Las bodegas que integran Corpinnat configuran la gama alta del vino espumoso y alegan que la imagen que rodea al cava dificulta la comercialización de las botellas con un precio de venta más elevado. "Su problema no es el cava de tres euros, el problema lo tienen con los cavas de 10 y 15 euros", remachó Guilera, exponiendo que la gama media del cava ha alcanzado un nivel de excelencia que compromete las expectativas comerciales de las marcas que tradicionalmente han vendido a precios más caros.

Del mismo modo, Javier Pagés ha descartado que Corpinnat sea una fórmula más óptima que usar la etiqueta Cava para penetrar en los mercados internacionales: "Estas bodegas que han marchado no se caracterizan por vender mucho fuera, la exportación puede representar un 10% de su facturación total ", dijo el presidente del Consejo.

El Consejo Regulador no descarta que haya más bodegas que puedan coger la puerta de salida, "es su libre elección, que se vayan", dijo Pagès, y se apuesta por mantener la hoja de ruta trazada. "El cava tiene reconocimiento", alegan. En este sentido, la fuga de los nueve bodegas erosiona la parte alta de la pirámide cualitativa, eran elaboradores de Cava Paraje Calificado, el distintivo que el Consejo Regulador reserva para los cavas de más larga elaboración, pero se confía en que de otras marcas llenarán el agujero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >