Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras descarta un gesto de la fiscalía y prefiere “no albergar esperanzas”

El presidente de Esquerra Republicana de Cataluña considera que los presos no tendrán un juicio justo

junqueras
El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras.

El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, afronta la apertura del juicio por el proceso independentista sin esperar ningún gesto por parte del Gobierno que contribuya a rebajar las penas que la fiscalía solicita para él y para el resto de políticos catalanes en prisión. “Prefiero no albergar esperanzas porque hasta la fecha siempre han optado por la solución más dura”, asegura a EL PAÍS. Junqueras considera que su encarcelamiento “contribuye a construir mayorías amplias y transversales” que busca su formación política.

El líder independentista respondió ayer por escrito a un breve cuestionario remitido por este periódico al centro penitenciario de Lledoners (Barcelona), donde se encuentra en prisión preventiva acusado de rebelión y a la espera del juicio del procés que comenzará, previsiblemente, en enero. La fiscalía dará a conocer este viernes su escrito de acusación. Y lo mismo se espera que haga la Abogacía del Estado después de que los partidos independentistas, particularmente ERC, hayan solicitado un “gesto” del Gobierno que ayude a rebajar las acusaciones.

Los republicanos, al igual que el PDeCAT, han condicionado a este eventual gesto su disponibilidad para sentarse a negociar la ley de Presupuestos con el Ejecutivo. Junqueras da por hecho que dicho gesto no existirá y, además, lanza una carga de profundidad contra el sistema judicial. “Damos por seguro que no vamos a tener un juicio justo porque tampoco hemos tenido una instrucción justa, pero tampoco vamos a dar por hecha la condena”, dice.

Forzar pactos

El Gobierno de Pedro Sánchez, a su vez, también ha pedido al independentismo que envíe señales claras sobre su disposición o no a rectificar el rumbo, abandonar definitivamente la vía unilateral y sentarse a dialogar sobre una eventual reforma del Estatuto de autonomía. El líder de Esquerra señala que no va a “renunciar nunca al diálogo” pero tampoco responde claramente a la pregunta de si descarta la vía unilateral.

Sí afirma que su objetivo es “construir una mayoría cada vez más amplia y transversal que haga inevitable un acuerdo entre todas las partes”. Con todo, Junqueras dice esperar reciprocidad ante cualquier disposición al diálogo: “Supongo que todo el mundo entiende que si alargas la mano no esperas que te la muerdan”. “¿Cómo explicamos que nos pidan centenares de años de cárcel y, a su vez, una bendición al mismo Gobierno?”, se cuestiona al ser preguntado sobre si sigue condicionando la negociación presupuestaria a la rebaja en las penas.

Otro encausado del procés, Jordi Sànchez, ha reclamado en los últimos días que los partidos dejen a los presos al margen de la negociación presupuestaria para evitar mezclar ambas cuestiones y no perjudicar a los líderes independentistas durante el proceso judicial. En este sentido, Junqueras dice estar dispuesto a “extender la mano al Gobierno y a llegar a acuerdos, pero estos, o son en doble dirección o no llevan a ninguna parte”, insiste.

Preguntado sobre si acatará la sentencia, Junqueras responde: “En mi caso no entiendo qué significa acatar; estoy en la cárcel, lo acepte o no, por mucho que sea profundamente injusto. Sea como sea, creo que esto acabará en el Tribunal Europeo y nuestro encarcelamiento contribuye a construir las mayorías amplias y transversales, que son imprescindibles para avanzar hacia un futuro mejor para todos”. El líder de ERC lanza un tímido mensaje de rectificación respecto al rumbo del independentismo, pero añade que también la otra parte, singularmente el Gobierno, debe moverse. “Todo el mundo debe hacer los deberes, aunque eso suponga asumir críticas o salir de la zona de confort. Nosotros lo hacemos, sabemos que hay que asumir contradicciones para avanzar, queremos llegar a acuerdos”, cierra.

El fiscal prevé acusar a Trapero por rebelión

La Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene previsto acusar por un delito de rebelión al exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, por la labor del cuerpo policial autonómico durante las jornadas claves del proceso independentista catalán, según fuentes del ministerio público. La fiscalía presentará su escrito de conclusiones provisionales este viernes con el delito de rebelión, pese a que la juez instructora, Carmen Lamela, en su auto de procesamiento, solo imputaba a Trapero dos delitos de sedición.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información