Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VUELTA AL COLE

Más profesores, menos alumnos y una inversión más cerca de la media española

El curso escolar arranca en la Comunidad Valenciana el lunes 10 de septiembre con una ratio media de 21,9 alumnos por aula

El consejero Vicent Marzà, en primer plano, y al fondo el secretario autonómico, Miguel Soler.
El consejero Vicent Marzà, en primer plano, y al fondo el secretario autonómico, Miguel Soler.

El curso escolar arranca la próxima semana en la Comunidad Valenciana con un ligero descenso de alumnos, 776.559 -de Infantil, Primaria y Secundaria-, un aumento de profesores, con 6.000 más que en la legislatura anterior, y una inversión por estudiante de 5.907 euros, lo que le acerca a la media española, según los datos proprocionados hoy por el consejero valenciano de Educación, Vicent Marzà.

Bajo el eslogan, L'educació en moviment, Vicent Marzà y el secretario autonómico de Educación, Miquel Soler, ha hecho balance, no solo de las clases, que comienzan el lunes 10 de septiembre, sino de lo que llevan de legislatura: "Hemos revertido las políticas del anterior gobierno", ha dicho el consejero para referirse al aumento de docentes, de becas de comedor y banco de libros, y a la construcción y mejora del colegios bajo el Plan Edificant

El consejero ha reconocido que sigue pendiente la comisión bilateral con el Gobierno de España para zanjar definitivamente las dudas en torno a la ley valenciana del plurilingüismo, que salió adelante pese a los recelos y la oposición de sectores del PP y otros estamentos educativos. Desde el ejecutivo autonómico se muestran convencidos de que "se cerrará" y no quedará "ninguna duda" sobre una norma que pretende "más igualdad de oportunidades" y que los alumnos valencianos tengan competencia en tres lenguas: castellano, valenciano e inglés.

La media de alumnos en escuelas e institutos será de 21,9, frente a los 22 del pasado curso o los 25,2 que la actual Administració autonómica se encontró cuando llegó al Gobierno de la Generalitat. El 90% de las aulas de Primaria está por debajo de la ratio máxima de 25 estudiantes y el 97% de las de ESO, por debajo del límite de 30. Marzà ha añadido que, mientras en la legislatura anterior se recortaron 528 unidades, el actual Consell "ha aumentado las unidades educativas en 1.801".

En cuanto al tramo 0-3 años, hay 44.302 alumnos escolarizados, un 9% más que el curso pasado y un 15,8% más que en la legislatura anterior, lo que Marzà ha atribuido a medidas como las aulas gratuitas de 2 años -este curso suponen 14.472 plazas- y las mejoras del bono infantil, dotado con 42 millones de euros. De hecho, ha recalcado que la Comunidad es "prácticamente el único territorio del Estado" donde este tipo de alumnado crece de manera significativa pese al descenso de la natalidad.

"Antes, la escolarización en una guardería suponía 2.200 euros por hijo y ahora a las familias con niños de 2 años les supone un coste cero la escolarización en las aulas gratuitas que tenemos; y si los escolarizan en una guardería privada, con el bono infantil, pasan a tener un gasto de entre 800 y 1.400 euros", ha defendido.

Ofertar religión católica, islámica y evangélica

Alrededor de una decena de centros educativos valencianos ofertarán, además de la religión católica, la posibilidad de elegir la islámica y la evangélica, "en cumplimiento de lo que marca la ley" con los acuerdos firmados por el Estado español con diversas confesiones para impartirlas si hay demanda, ha confirmado este jueves el consejero de Educación, Vicent Marzà.

El consejero, que ha valorado las modificaciones de la LOMCE anunciadas por la ministra de Educación Isabel Calaá para que la asignatura de Religión deje de ser computable a efectos académicos, se ha manifestado a favor: "Podríamos firmarla nosotros", ha manifestado tras considerar que responde a un "posicionamiento totalmente lógico desde la perspectiva de centrarse en el servicio público y la igualdad de oportunidades".

El consejero ha destacado, por otro lado, el esfuerzo de su departamento por aumentar la inversión por alumno, que el próximo curso rozará los 6.000 euros, acercándose un poco más a la media española, ya que la valenciana se encuentra en el grupo de autonomías con la inversión per cápita más baja junto a Cataluña o Murcia.

El secretario autonómico Miquel Soler ha enfatizado el aumento del censo de docentes durante los años de crisis. "Este curso tenemos más profesorado que nunca en el sistema educativo valenciano y, por lo tanto, no solo hemos revertido los recortes del antiguo gobierno, sino que hemos aumentado la dotación de las plantillas considerablemente y hay 6.051 docentes más trabajando que el último curso de la legislatura anterior". La Generalitat tendrá en nómina este curso 69.871 docentes, un 2% más que el pasado curso.

La introducción el pasado curso de personal auxiliar para mejorar la competencia oral en inglés de los alumnos comenzó el curso pasado aunque con mucho menos personal del que pretendía Educación: el departamento de Marzà solicitó al Ministerio un millar de auxiliares y al final llegaron 325. "Esperamos que la cifra aumente este curso", ha precisado el secretario autonómico.

Soler ha adelantado que Educación prepara una nueva normativa que ahondará en la "mayor autonomía organizativa" de los centros, que dispondrán de un "paquete horario" que podrán distribuir según sus necesidades para atender a las tareas de dirección y coordinación. También se ha ampliado la autonomía económica de los centros.

Interinos y barracones

A preguntas de los medios sobre las protestas de interinos por haberse quedado sin plaza, tanto Marzà como Soler han reiterado que todos aquellos con tres años o más de antigüedad que han solicitado todas las vacantes han podido acceder a un puesto. Han recordado, además, que el 77,5% de las 3.000 plazas de oposición ha sido para interinos y solo 674 para personas sin servicios previos.

Finalmente, en el capítulo de infraestructuras los responsables del departamento de Campanar se han referido al Plan Edificant, mediante el cual se han delegado competencias a 97 ayuntamientos y se han adjudicado, por parte de Educación, 264,3 millones de euros para mejorar 203 centros educativos, de los cuales 47 son de nueva construcción.

"En 2018 tenemos adjudicados 87 millones de euros para mejorar, ampliar o construir centros educativos y todavía quedan tres meses por delante en los que adjudicaremos más fondos. Esto contrasta bastante con los 15 millones de euros que adjudicó el anterior Gobierno el 2014 para mejorar infraestructuras escolares", ha apuntado el secretario autonómico.

Más información