Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicent Marzà: “El Consell ha marcado con la ley los mínimos de las tres lenguas”

El Consejero de Educación avanza las claves del próximo curso propuestas por el Gobierno valenciano

El Consejero de Educación, Vicent Marzà, durante la entrevista.rn Ampliar foto
El Consejero de Educación, Vicent Marzà, durante la entrevista. EL PAÍS

Su currículo indica que es maestro en Lengua Extranjera por la Universitat de València con un máster en Pedagogía Social y Comunitaria. Vicent Marzà (Castellón, 1983), del Bloc Nacionalista Valencià, fue elegido diputado de las Cortes Valencianas por Compromís en 2015. Desde entonces ocupa una de las carteras más importantes y polémicas del Gobierno del Botánico; Educación, Investigación, Cultura y Deportes.

Pregunta. Lleva tres años al frente de la consejería. Dijo que acabaría con los barracones. ¿Lo ha logrado?

Respuesta. Estamos en el proceso. Hemos terminado 18 centros, otros tantos están en marcha, se han realizado más de 600 actuaciones de infraestructuras educativas. Disponemos de un nuevo instrumento, Edificant, creado para acelerar las obras, aunque vamos cuatro veces más rápido que el anterior Gobierno del PP, que el último año adjudicó 15 millones de euros en infraestructuras educativas. Nosotros, más de 60 millones. Pero no es suficiente.

P. ¿Cuándo acabarán?

R. Hemos hecho un avance importante y ahora estamos en la fase final con los alumnos que estaban íntegramente en barracones. Todavía hay, porque son de los centros que se están construyendo. La lógica de la existencia de un barracón es que sirva para uso temporal. Lo que era una excepción e inconcebible era que hubiera centros con todas las aulas en barracones y sin proyecto de construcción. Hemos revertido la situación. También hemos eliminado todo el fibrocemento [compuesto de cemento y polvo de amianto], un material cancerígeno que al acabar la legislatura ya no estará en ningún centro escolar.

P. ¿Cuál ha sido el problema?

R. La Administración carecía del músculo necesario para tramitar tantos expedientes a la vez. La consejería solo tenía cinco arquitectos cuando llegamos, claramente insuficiente para las obras en marcha, para hacer los proyectos y revisar. Hemos creado 35 plazas más. Por eso el ritmo ahora es más alto.

P. El anterior Gobierno utilizó Ciegsa.

"Cada centro escolar se adapta a su realidad y su entorno

R. Una fórmula que fracasó. Que originó sobrecostes. Muchos de los barracones, la mayoría, los gestiona todavía la empresa pública Ciegsa, que está en liquidación. El pasado nos ha demostrado que es más eficiente trabajar desde la Administración. Construir colegios con Ciegsa ha salido caro a los valencianos. Y, con una gestión externa, que no es nuestro modelo.

P. ¿Ha salvado el plan lingüístico que paró la justicia?

R. Sí. Queríamos que los niños dominaran el valenciano, el castellano y el inglés. Y por ello había que cambiar el modelo educativo. La manera en que se enseñan las lenguas. Todos los alumnos deben hacer un mínimo de cada una de las tres. A partir de ahí, cada centro se adapta a su realidad. La Administración no les dice qué es lo que tienen que hacer sino que marca unos mínimos: 25% de valenciano, 25% de castellano y 15% de inglés. Es una fórmula basada en nuestra forma de gobernar. descentralizada. Los centros adaptan la realidad a su entorno. No es lo mismo un centro en Morella que uno en Orihuela. Los centros han escogido lo que pedagogicamente era mejor y los Consejos Escolares lo han aprobado por mayoría de dos tercios con la participación de las familias.

P. Tras el alboroto, consenso.

R. Ese era el objetivo y no cómo ni de qué forma.

P. Pero la oposición sigue diciendo que es fraude de ley y que discrimina el castellano.

"Si se han producido malas prácticas hay que asumir responsabilidades"

R. Optamos por un decreto porque era más fácil y rápido de gestionar, pero al final, decidimos que era mejor hacerlo más estable con un proyecto de ley con más recorrido. La sociedad valenciana ha demostrado que es mucho más madura que algunos partidos de la oposición. El 98% de los centros ha consensuado un modelo que respeta lo que el Tribunal Supremo dijo en su día para Cataluña.

P. ¿Hay suficientes profesores para asumir el proyecto?

R. Estamos formándolos. Hay 10.000 profesores en las escuelas de idiomas porque no había profesores suficientes. Hemos doblado el presupuesto, tenemos más de 21 millones de euros para formación. Hay 323 auxiliares de conversación en inglés que están en los centros públicos para que los niños aprendan a comunicarse oralmente.

P. Desde su propio partido dicen que se ha hecho más blando con el tema de la lengua.

R. Sí, seguro. Pero creo que es un buen posicionamiento. Uno tiene que buscar el punto justo de equilibrio, que es donde se construyen las mayorías para avanzar.

P. ¿Van a incrementar las aulas de dos años?

"Berklee Valencia es un proyecto que debe seguir y seguirá"

R. Ampliar la oferta y hacerla gratuita era un compromiso de legislatura, de conciliación, pedagógico. Y de cohesión social; cuando más niños hay en la escolarización de dos años y más gente puede acceder en igualdad de oportunidades, la sociedad es más justa.

P. ¿Cómo será el próximo curso?

R. El plazo es del 17 de mayo al 24 para los centros de infantil, primaria y las escoletes. Además de las aulas para dos años vamos a abrir más de 300 unidades, aunque hay menos alumnos. Eso supone mayor calidad educativa. Estamos bajando los ratios por clase; cuando llegamos estaban a 30, hemos bajado a 25, y en muchas poblaciones, se ha descendido a 23. Además, estamos aumentando los profesores. Hay 5.000 más.

P. ¿Se convocarán plazas?

R. 3.000 para infantil y primaria, pero en total serán más de 13.000. Hemos planificado, algo que no se había hecho hasta ahora. Todos los opositores sabrán con tiempo las plazas disponibles.

P. ¿Hay recursos para todo?

R. Con una infrafinanciación como la que soportamos, podemos ampliar derechos porque se hace una buena gestión. No robar ya es una manera de tener más recursos.

P. ¿Qué tiene la escuela rural que usted tanto defiende?

R. Pedagogicamente las mejores experiencias las estamos detectando en entornos rurales. Sin duda, constituyen un buen ejemplo de hacia dónde debería caminar la educación; basada en valores, en trabajo cooperativo, en trabajos interdisciplinares en los que los alumnos comparten mucho más que un espacio. Es muy importante para el desarrollo rural, para evitar el despoblamiento. Si las escuelas se cierran, el pueblo se cierra. Los criterios economicistas, de rentabilidad, no valen en estos casos.

P. La prestigiosa escuela Berklee ha pedido que aseguren su continuidad en el Palau de les Arts.

R. La tienen. Se harán los trámites administrativos necesarios para que tenga la absoluta seguridad. Es más, nos gustaría que hubiera una colaboración más estrecha con la sociedad valenciana y la Administración. Insisto, no hay ningún problema, todo lo contrario, estamos contentos con su aportación a la Comunidad Valenciana. Berklee es un proyecto que debe seguir y seguirá.

P. ¿Qué le ha parecido el caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes?

R. Es una indecencia, una inmoralidad. No solo desde el punto de vista político, que también, que una persona que esté en esa condición, que haya engañado a la sociedad, que haya puesto encima de la mesa unas condiciones de privilegio. Por qué se le tiene que tratar de otra manera por ser quién es. Eso es de la época medieval. Todas las personas somos iguales, más allá de quién seas y qué cargo tengas. Me preocupa el desprestigio que sufre la universidad pública. Hay que poner en valor el trabajo que hacen las universidades, el esfuerzo de los estudiantes y la calidad del sistema universitario. Si se han producido unas malas prácticas se deben asumir responsabilidades. Pero que no se ponga en cuestión el prestigio de las universidades como centros de formación.

Más información