Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las solicitudes de acogida de refugiados en 2018 ya casi duplican a las de todo 2016

La Generalitat asegura que Cataluña está "preparada para acoger a mucha más gente"

Manifestación para la acogida de refugiados en Barcelona, en febrero de 2017.
Manifestación para la acogida de refugiados en Barcelona, en febrero de 2017.

El aluvión de solicitudes de protección internacional —para acoger personas en condición de refugiados— no cesa en Cataluña. Las 3.409 presentadas en los primeros meses de 2018 casi duplican a todas las recogidas en 2016. Con las cifras en la mano, la secretaria de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat ha constatado lo que ya auguraba hace unos meses: las peticiones de protección internacional duplicarán las del año pasado porque, en estos seis meses, casi se han contabilizado las mismas que durante todo el 2017 (3.925).

“Que la petición se haga aquí no significa que, si el Estado la acepta [la valoración es una competencia estatal], se queden aquí. El Estado puede redistribuirlos como quiera”, puntualizó ayer el adjunto a la secretaría de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía, Carles Macian. El consejero de Asuntos Sociales, Chakir El Homrani, apuntó que desconocen la cifra actualizada de cuántos refugiados tiene ahora mismo Cataluña porque esos datos los tiene el Estado y no se los han facilitado, matizó.

En cualquier caso, Macian advirtió de que, esta multitud de peticiones supone “un reto de crecimiento” que hay que abordar y aseguró que Cataluña está “preparada para acoger a mucha más gente”. De hecho, explicó, la Generalitat dispone de unas 1.807 plazas de vivienda para refugiados (el 56% de todas las que hay en el territorio) y solo el 15% (80) están siendo utilizadas por el programa estatal. "Aquí tenemos un margen importante de mejora porque, aunque no todas las plazas están disponibles ahora mismo, sino que necesitan una pequeña adecuación, sí estamos preparados para acoger mucha más gente", apuntó Macian. En total, en Cataluña hay 1.687 plazas de refugio ocupadas. 

En los primeros seis meses del año, la secretaría de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía también ha tramitado 629 expedientes de reconocimiento de títulos universitarios de personas extranjeras y unos 5.394 informes de arraigo, un 20% más que el mismo período del año anterior. "Hay más demanda de regularización", apunta la Generalitat. También han aumentado un 13% los trámites de reagrupamientos familiares (5.625 en el primer semestre de 2018), sobre todo de familias procdentes de Marruecos y Pakistán.

Ayudas laborales

Para facilitar la regularización de las personas migrantes que se encuentran en situación administrativa irregular, la Generalitat también ha puesto en marcha una nueva línea de subvenciones a entidades sociales para que contraten personas en estas circunstancias y con alta vulnerabilidad. El único requisito que tendrán que cumplir es que cumplan los requisitos del proceso de arraigo —han de acreditar permanencia de tres años dentro del Estado español y dos de esos años en Cataluña—.

Como se trata de un programa piloto, los beneficiarios solo serán, por lo pronto, 86 personas. "Somos conscientes de que no damos respuesta a todo el universo, pero incluimos a la Administración para solucionar la situación administrativa", apuntó el consejero.