Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las oposiciones de Osakidetza, bajo sospecha por una posible filtración de exámenes

EH Bildu, Podemos y el PP denuncian "irregularidades" en la Oferta Pública de Empleo

Aspirantes a la oferta de empleo de Osakidetza en las pruebas celebradas a mediados de mayo pasado en Vitoria.
Aspirantes a la oferta de empleo de Osakidetza en las pruebas celebradas a mediados de mayo pasado en Vitoria. GOBIERNO VASCO

Las sospechas de que en las pruebas de la Oferta de Pública de Empleo (OPE) de Osakidetza, al que se han inscrito 96.235 personas, se han producido "filtraciones" de exámenes para favorecer a algunos aspirantes ha obligado a intervenir al lehendakari, Iñigo Urkullu. Ha admitido estar "preocupado" ante la posibilidad de que se hayan dado "irregularidades", como han denunciado los partidos de la oposición. Una de estas formaciones, Podemos, ha llegado a mostrar un documento que presentó ante un notario días antes de celebrarse los exámenes en el que acertaba quiénes iban a obtener las seis plazas de anestesista con destino al Hospital Universitario de Álava.

EH Bildu, Podemos y el PP han exigido este lunes explicaciones al Gobierno vasco al considerar que existen indicios fundados de que se han producido filtraciones de exámenes en, al menos, una decena de especialidades en la OPE de Osakidetza. La Dirección del Servicio Vasco de Salud ha abierto un expediente para investigar si hubo irregularidades en dos categorías de las pruebas, después de las denuncias formuladas por sindicatos y por un miembro de un tribunal calificador.

El lehendakari ha reconocido que se siente "preocupado por todo lo que pueda afectar a una buena práctica" y ha dicho que está "en contacto permanente" con el consejero de Salud, Jon Darpón, quien esta tarde tiene previsto comparecer ante los medios de comunicación para informar de este tema. Urkullu ha recordado que este departamento está investigando por "iniciativa propia" estas posibles irregularidades después de que se haya conocido una "queja pública interpretada erróneamente a modo de denuncia".

El pasado 11 de mayo arrancaron los exámenes para las 3.335 plazas de la OPE de Osakidetza, una convocatoria  que va a permitir cubrir las vacantes acumuladas durante los últimos años y estabilizar el 95% de la plantilla. En total se han inscrito 96.235 personas.

Portavoces de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y del PP han comparecido hoy por separado ante los medios de comunicación para anunciar que van a solicitar las comparecencias de la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, y del consejero de Salud, Jon Darpón, para que den las explicaciones oportunas sobre estas sospechas de filtraciones.

Los tres grupos políticos han coincidido en que en determinadas pruebas se han dado unos resultados en los que unos opositores han sacado unas puntuaciones muy superiores a la media y, en algunos casos, como en cardiología, para 22 plazas el mismo número de personas sacaron cien puntos sobre cien en el segundo examen, prácticamente el doble de puntuación que el resto de opositores. Estas posibles irregularidades también se habrían dado en otras especialidades, como cirugía cardiovascular, medicina intensiva y uriología.

La denuncia más sorprendente ha llegado de Podemos Elkarrekin. La parlamentaria Cristina Macazaga ha dado a conocer que tienen un acta de manifestaciones ante notario en el que recogen, antes de que se realizase la prueba, quiénes iban a ser los tres opositores que iban a sacar las mejores notas en la especialidad de anestesista y reanimación.

Macazaga, cuya formación ha reclamado la paralización de la OPE, ha explicado que tuvieron conocimiento de que tres especialistas que trabajan en el Hospital Universitario de Álava recibieron un sobre que supuestamente contenía el examen de la oposición y que, tal y como denunciaron ante notario, fueron las tres personas que mejor nota sacaron.

La parlamentaria de Elkarrekin Podemos ha ofrecido a los afectados toda la documentación para que acudan a la Fiscalía a denunciar estas posibles filtraciones de los exámenes, porque, según ha dicho, ha habido opositores que han concurrido a los exámenes "dopados", lo que ha calificado de "vergüenza" y "falta de respeto".

EH Bildu también ha solicitado que se paralicen las pruebas. La parlamentaria Rebeka Ubera ha recordado que los sindicatos ESK, ELA y LAB han denunciado públicamente esta situación, que pone en cuestión "la transparencia y la limpieza de las oposiciones", algo a su juicio "inadmisible cuando están en juego las expectativas laborales de decenas de miles de personas".

Laura Garrido, del PP, ha coincidido con los otros dos grupos de la oposición en que hay "sospechas bastante fundadas" de filtración de exámenes en la OPE y ha asegurado que se han dado resultados en exámenes "insólitos" y "extraños".