Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide nueve años de inhabilitación para el alcalde de Meco por prevaricación

Un juzgado abre juicio oral contra Pedro Luis Sanz (PP) por un concurso convocado en 2010

Pedro Luis Sanz (PP), alcalde de Meco (Madrid), durante un pleno municipal. Ampliar foto
Pedro Luis Sanz (PP), alcalde de Meco (Madrid), durante un pleno municipal.

El juzgado de Instrucción número 4 de Alcalá de Henares ha abierto juicio oral contra el alcalde de Meco, Pedro Luis Sanz (PP). El regidor está acusado de los delitos de prevaricación administrativa y nombramiento ilegal. La Fiscalía pide para él una inhabilitación de nueve años. En agosto de 2010, el Ayuntamiento de Meco convocó un concurso para dotar al municipio de arquitecto y de ingeniero industrial. Uno de los aspirantes denunció al alcalde, al que acusa de otorgar el puesto de arquitecto a una amiga. Sanz lo niega. Explica que no formó parte del tribunal y que le ha sorprendido la acusación porque la jueza ya archivó el caso en 2015.

El auto, dictado el 25 de julio, responde a una solicitud del Ministerio Fiscal, que pidió la apertura de juicio después de que uno de los aspirantes al puesto solicitara esclarecer el nombramiento de la nueva arquitecta municipal. Según el candidato, uno de los 26 que se presentaron al concurso, el tribunal valoró con cero puntos su experiencia, y eso a pesar de haber desarrollado cuatro décadas de carrera profesional, parte de ella como arquitecto honorífico en Meco. Esta figura sustituye a la del arquitecto municipal en aquellas localidades que no disponen de recursos para contratar un técnico. Ejerce potestades públicas reservadas a los funcionarios, aunque no cobra por ello. En contrapartida, se le permite realizar proyectos en el municipio. El tribunal, sin embargo, calificó con 77,42 puntos (de un máximo de 120) a la persona que finalmente obtuvo la plaza.

La Fiscalía solicita que Sanz, alcalde de Meco desde 2003, sea castigado con una pena de nueve años de inhabilitación para el cargo público de alcalde y de concejal, así como la imposibilidad de obtener dichas responsabilidades durante el tiempo de condena. La acusación particular eleva la cifra hasta los 15 años. La fiscalía también pide que se anule la convocatoria, aprobada por un Decreto de Alcaldía el 11 de agosto y publicada el día 20 en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Además, demanda dejar sin efecto la resolución del proceso, oficializado el 3 de febrero de 2011 en un Decreto de Alcaldía que fue publicado el día 24 en el BOCM. Ahora, el alcalde espera salir airoso del juicio, aunque admite que le llega por sorpresa. “En la última notificación, de mayo de 2015, la jueza decretó el sobreseimiento del caso”.

Otras denuncias

“El alcalde ha destrozado mi carrera profesional. Mi objetivo es que si ha prevaricado, lo pague”, sostiene el denunciante. Cuando salió la plaza, en una oferta de empleo público de febrero de 2009, Edmundo Hernando, que ahora tiene 63 años, pensó que con su currículo no se le podía escapar. Pero erró. En su opinión, la persona que finalmente consiguió el puesto es “una chica muy cercana” al regidor, extremo que Sanz descarta. “Consideré que el proceso no era justo e hice un recurso de reposición en el Ayuntamiento. Luego lo llevé a los juzgados”, confirma Hernando. El alcalde defiende que todo el procedimiento se hizo conforme a la ley, con un tribunal habilitado en el que ni él ni ningún otro político participó.

Sanz explica que cuando llegó a la alcaldía, hace ya 14 años, existía la figura del arquitecto honorífico, que era “juez y parte”. “Meco tenía ya unas características y esa situación no se podía mantener, así que eliminamos la figura y quisimos dotar a la localidad de un técnico”, explica el regidor. De esa forma, y tras dos décadas ejerciendo como arquitecto honorífico (llegó al Ayuntamiento en los años ochenta, siendo alcalde el socialista Antonio Barranco), Hernando se vio obligado a abandonar sus atribuciones. “Me ha denunciado ya siete u ocho veces. Yo nunca hablé con él, pero a un concejal le dijo que iba a dedicar todo su tiempo y su dinero a hacernos la vida imposible”, asegura el alcalde.

No es la única causa pendiente que mantiene con Hernando, que hace unos años ya denunció a Sanz por un presunto delito de ordenación del territorio. Según el denunciante, el regidor habría facilitado en 2007 un permiso para construir un restaurante en El Verdoso, una zona verde de Meco (13.400 habitantes) en la que estaría prohibido edificar. El regidor, que no comparte esa visión, ya ha tenido que declarar por este tema y el caso sigue abierto.

57 días de ausencia

Pedro Luis Sanz ya protagonizó el año pasado varias polémicas. La primera en agosto, cuando varias actas plenarias fueron sometidas a aprobación sin que aparecieran las intervenciones que los concejales habían realizado en las sesiones. El alcalde las había enmendado al considerar que su redacción era “demasiado extensa y literal”. El secretario municipal informó a los grupos de que la maniobra imponía limitaciones a su función “libre, autónoma y responsable”.

La segunda tuvo lugar a final de año, cuando Sanz se ausentó del Ayuntamiento durante 57 días por "asuntos personales”. Regresó el 27 de enero de 2017 sin explicar los motivos concretos y si había estado fuera de España. En su opinión, todo el proceso se había hecho de forma legal ya que había delegado sus atribuciones en la teniente de alcalde en un decreto que no especificaba fecha de regreso.