Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El talento servido en un almuerzo

Dos jóvenes estudiantes impulsan una start up centrada en el mundo de la gastronomía

Ainara Guzmán y Eneko Sieso, en el jardín del hotel Villa Soro.
Ainara Guzmán y Eneko Sieso, en el jardín del hotel Villa Soro.

Ainara Guzmán y Eneko Sieso tienen tan solo 21 años pero ya saben lo que supone poner en marcha una pequeña empresa. Llegar a un país como China o la India y buscarse, literalmente, la vida. Alumnos del grado en Liderazgo Emprendedor e Innovación de la Universidad de Mondragón se han propuesto organizar todos los domingos que restan del mes de septiembre un brunch en el Hotel Villa Soro de San Sebastián. Una iniciativa que ya pusieron en marcha en Pune, a unas seis horas de Bombay, pero para esta ocasión han contado con la colaboración de alumnos del Basque Culinary Center, para la preparación de los menús, y de un estudiante de Musikene, para amenizar la experiencia.

"La gastronomía está ligada a muchos buenos momentos, muchas veces una comida representa una celebración. La gastronomía es un buen medio para transmitir cosas al público, alrededor de una mesa suceden muchos momentos felices y queremos revivir esas sensaciones en los clientes", explican cuando se les pregunta por qué decidieron montar una start up, Gastro Kulturala, ligada al mundo de la cocina.

La comida ha sido el motor con el que Guzmán y Sieso desembarcaron en China, allí, junto a un restaurante de comida mediterránea organizaron una cata de vinos, y en la India, además de los brunchs, impartieron talleres de cocina. Una experiencia que ahora les ha permitido organizar los brunchs del Villa Soro.

Todo forma parte del proyecto que la Universidad les obliga a impulsar. "La idea es aprender con la práctica, nadie nos ha ensañado cómo se monta un evento, siguen los pasos que damos pero nadie nos dice 'no metas por ahí que te vas a equivocar', porque lo que quieren es que te equivoques, que aprendas del error", explica Guzmán.

Son ellos los que deben encargarse de todo, desde la concepción de la idea a su ejecución, pasando por el marketing, la comunicación, contactar con los proveedores, etc. Y además debe ser rentable, las notas las obtienen en función de una serie de objetivos alcanzados, y respecto al financiero deben conseguir ganar 10.000 euros cada uno y facturar 15.000. "Es el objetivo más difícil reconocen los alumnos" y como apunta Sieso "el dinero lo debes ganar con tu proyecto, no vale que te pongas a trabajar en una cafetería, por ejemplo".

Los brunchs, una idea alumbrada por Guzmán y Sieso y los responsables del hotel para dar a conocer entre los donostiarras la cafetería del Villa Soro, se comercializan en packs que incluyen un circuito de spa en La Perla o una clase de Surf con Pukas, o sino "simplemente la comida".