Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace en Barcelona un espacio dedicado íntegramente al jamón

El espacio 'Jamón Experience' incluye una exposición sobre la elaboración del producto ibérico y una cata acompañada con copa

A medida que avanza el recorrido a través de los pasillos de un sótano a oscuras, distintos paneles comienzan a iluminarse de manera planificada para lograr un relato exacto del proceso de elaboración del jamón. Numerosas salas escenifican la crianza del cerdo ibérico, el salado de la pata, el asentamiento, el secado, la maduración y el envejecimiento en bodega. Es la imagen que proyecta el nuevo espacio Jamón Expirience, dedicado en exclusiva al jamón, que ha inaugurado el empresario badalonés Enrique Tomás, quien cuenta con una cadena de más de 40 establecimientos en toda España especializados en el jamón ibérico.

No obstante, la excepcionalidad del nuevo local que Tomás ha adquirido en la céntrica Rambla de Barcelona, antiguamente ocupado por La Casa del Libro, no ofrece una tienda más para añadir a la larga lista del empresario. Se trata de un nuevo salón de interpretación del jamón que llega en exclusiva a Barcelona. El salón, de 2.000 metros cuadrados, ha supuesto una inversión de unos cuatro millones de euros, según ha explicado Tomás.

El resultado es una experiencia completa: 25 minutos de recorrido audiovisual seguidos de una cata de hasta seis tipos distintos de jamón de reserva, ibérico y de bellota, además del maridaje que puede realizarse con vino, cava, o cerveza, a gusto del comensal. En total, una hora en contacto con el mundo del jamón “a través de los cinco sentidos”, en palabras de Tomás. La entrada a todo el espectáculo culinario cuesta 19 euros. Si al salir, el consumidor queda satisfecho con el producto catado, puede comprarlo en una gran tienda comprendida en el mismo local.

Enrique Tomás ha asegurado que al emprender el proyecto tenía un objetivo “irrenunciable”, el de lograr que el cliente “se sienta respetado” por el precio que paga. Para ello, el badalonés brinda a los asistentes con un espacio exclusivo que explique el jamón ibérico de bellota “de la mejor y más divertida manera posible”. En la misma línea ha insistido Jordi Orozco, socio de Tomás en esta iniciativa, quien ha asegurado que el relato que presenta la exposición “puede entenderlo un niño y un adulto”. Ambos han coincidido en el hecho que el deseo que comparten es “elevar el jamón a lo alto de la gastronomía mundial”.