El Estado deja a Cataluña sin los 219 millones por infraestructuras pendientes

"No es el momento de financiar lo que sería más gasto para cualquier comunidad", dice Montoro El impago de la adicional tercera dificulta a CiU el respaldo a las cuentas del Gobierno de Rajoy

Ni rastro de la adicional tercera en las cuentas que ha elaborado el Gobierno de Mariano Rajoy. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que ha presentado esta mañana el ministro Cristóbal Montoro, no recoge los 219 millones de euros que el Estado debía pagar este año a la Generalitat por la liquidación de la disposición adicional tercera correspondientes al ejercicio 2009. Y además, tampoco hay rastro de los 759 millones de euros que el anterior Ejecutivo socialista dejó a deber por el mismo concepto.

El capítulo de gastos del proyecto de Presupuestos recogía el año pasado el pago de 950 millones de euros “a las comunidades de Andalucía, Aragón, Castilla y León, Cataluña e Illes Balears en cumplimiento de lo establecido en materia de inversiones en sus respectivos Estatutos de Autonomía”, aunque al final no se abonó. Este año la cantidad presupuestada es cero. El ministro de Hacienda ha justificado la no inclusión de la adicional tercera en el presupuesto en que "no es el momento de financiar lo que sería más gasto para cualquier comunidad autónoma". "No podemos más", ha atajado.

El proyecto de presupuestos también prevé una caída en las transferencias a las comunidades por su participación en los impuestos estatales a través del Fondo de Suficiencia Global. En este caso, Cataluña recibirá 1.753,25 millones de euros, el 4,7% menos que el año pasado. La cifra, no obstante, no dista mucho de la que presupuestó el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, de 1.765,1 millones. Las cuentas también incluyen la partida para sufragar los gastos de los Mossos d'Esquadra, de 300 millones de euros. También descienden el 30,4% las transferencias a la Autoridad Metropolitana del Transporte de Barcelona, que ingresará 93,10 millones de euros en lugar de los 133.77 millones del año pasado. La rebaja es superior que la que sufrirá la entidad que gestiona el transporte público de Madrid, que verá mermados sus ingresos estatales en un 25,9%.

Los partidos catalanes ya han comenzado a quejarse por el incumplimiento del Gobierno del PP. En opinión del portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Alfred Bosch, son "los peores presupuestos desde la restauración de la democracia" y ha animado a todos los partidos catalanes a votar en contra de las cuentas.

A la espera de si el Gobierno decide consignar en la tramitación parlamentaria de los presupuestos los 219 millones que el Estatuto catalán garantiza a la Generalitat, Convergència i Unió lo tiene muy complicado para defender estas cuentas. Hasta ahora CiU ha condicionado su a las cuentas de Rajoy a que incluyan o bien los 219 millones de este año o bien los 759 millones del año pasado.

La no inclusión del dinero previsto en la adicional tercera del Estatuto supone una bofetada para el Gobierno catalán de Convergència i Unió, pero también para el PP de Cataluña. Los populares han hecho un discurso en Cataluña basado en reclamar el pago de las deudas del Estado a la Generalitat y dieron por hecho que los presupuestos incluirían fórmulas para pagar las deudas correspondientes a 2009 (759 millones) y las de 2010 (219 millones).

En enero, el portavoz del PP en el Parlamento catalán, Enric Millo, aseguró que el Gobierno pagaría lo que debía a la Generalitat “por ley”. "Las primeras cuentas del Gobierno Rajoy incluirán los pagos de las deudas pendientes, obligados por ley", dijo.

Esta decisión, precisó, no significaba que el pago de los 759 millones se hiciera íntegramente este año, pero sí que se establecerán las fórmulas y, eventualmente, los plazos de devolución.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50