Del Mosad a la Guardia Civil

Said Sahnoune, un argelino que fue espía, logra refugiarse en España tras pasar 17 días en Barajas. El exagente trabajó para el servicio secreto israelí en Líbano y para la Guardia Civil en su país. En 2007 fue condenado a 10 años de cárcel en Argelia, pero logró indultos y fue liberado en 2012.