La crisis del coronavirus

El futuro de Radar Covid: turno de las comunidades autónomas

La ‘app’ de rastreo ha supuesto una carrera contrarreloj para su lanzamiento; su uso depende ahora de la solidaridad de los ciudadanos

[Gráfico: Así funciona la aplicación solidaria contra el virus]

Buena parte de las esperanzas del Gobierno, del personal sanitario, de los rastreadores y empresarios de frenar el rebrote de contagios están puestas sobre una sola ’app’. “La tecnología también puede salvar vidas si se emplea para enfrentar un desafío como el que tenemos por delante. Por eso, hemos impulsado la aplicación Radar Covid”, aseguraba el pasado martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la vez que “exhortaba” a comunidades a unirse a ella y a descargársela de las tiendas de Google y de Apple.

Quizás sea usted uno de los 2,6 millones de personas que ya lo ha hecho. Esa aplicación que guarda en la memoria de su smartphone ha requerido de una carrera contrarreloj de técnicos de varias Administraciones y empresas privadas que han logrado poner en marcha una app que fiable, anónima y potencialmente interoperable con otros países de nuestro entorno.

El disparo de salida lo dio el 20 de mayo la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Ese día, anunció en el Congreso de los Diputados la decisión de ponerla en marcha en el plazo de un mes en Canarias. España llegaba algo tarde: la mayor parte de países de la UE ya contaban con la suya, y hacía semanas que estaban a disposición de sus habitantes.

Este retraso, sin embargo, ha permitido esquivar (al menos por ahora) los errores que sí han cometido otros países. “Si entre marzo y abril, en pleno pico de la pandemia, el Ministerio de Sanidad hubiera decidido introducir una tecnología de rastreo que ya sabíamos que estaba dando fallos, el sistema sanitario se habría saturado”, aseguró recientemente Pablo Hernández, director general de Modernización y Calidad de los Servicios del Gobierno de Canarias y consultor tecnológico del proyecto.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa después del Consejo de Ministros del martes 25 de agosto.OLMO CALVO / EPV

Nadia Calviño tenía que decidir entre un modelo centralizado, como Francia y el Reino Unido; o uno descentralizado, como Alemania o Italia. En la primera opción, las autoridades pueden conocer y rastrear identidades, con lo que hay que confiar en que solo usen la app para combatir la covid-19. En el modelo descentralizado, las operaciones más importantes ocurren en el móvil, al que tienen acceso solo los usuarios. España se decantó por esta segunda opción. Es por eso por lo que la información está encriptada, es anónima y no es accesible. Francia y el Reino Unido, por cierto, han cosechado sonoros fracasos con sus respectivas apps.

La empresa encargada de desarrollar la app fue Indra. Y el primer test del producto resultante se produjo poco después, el 29 de junio en la isla de La Gomera. Ese día, el Gobierno central y el canario lanzaron una prueba piloto de casi un mes. Según sus cálculos, la app se debería descargar en al menos 3.000 dispositivos de la isla. A lo largo de dos semanas, los técnicos fueron introduciendo oleadas de falsos positivos, hasta llegar a un total de 300. Objetivo, testear su respuesta y su fiabilidad.

El 3 de agosto, La Moncloa anunciaba que la app había pasado con nota la prueba piloto. La situación de la pandemia obligó sin embargo a acelerar los planes. Los planes del Ejecutivo pasaban porque la aplicación estuviese disponible a partir del 15 de septiembre. El mes se iniciaba, sin embargo, con rebrotes cada vez más fuertes surgiendo por todos los rincones. Por eso, ese día, la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, anunciaba que en una semana una versión provisional de Radar Covid estaría disponible para las comunidades autónomas.

Y es que la aplicación de rastreo consta de dos fases. La primera es la aplicación en sí que cada ciudadano se descarga y que, una vez instalada, procede a la recolección de identificadores (si el bluetooth está activado). Esta etapa es crucial: “Si no llegamos a ocho o diez millones de descargas, la utilidad será escasa”, estima Santiago García, director general de Transformación Digital y Relaciones con los usuarios del Gobierno cántabro, informa Javier Martín-Arroyo.

La segunda fase no es menos importante: consiste en que cada comunidad la integre en su sistema sanitario y forme a su personal y a sus rastreadores. Porque serán ellos quienes asignarán los códigos que genera el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Esta es la fase que el Gobierno está intentando acelerar.

Pero esta integración requiere tiempo, trabajo y recursos, algo escaso últimamente. Andalucía, Murcia y Baleares ya la tienen en marcha; Canarias comienza este lunes. En Aragón, la aplicación ha empezado en pruebas esta semana en la comarca de Calamocha (7.000 habitantes); y Castilla y León también está en pruebas; la Comunidad Valenciana tiene previsto ponerla en marcha en septiembre, al igual que la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Dos móviles con la app
Dos móviles con la appCarlos Barba / EFE

En todo caso, Radar Covid ya se puede descargar en todo el territorio nacional, aunque no esté plenamente operativa en todas las regiones. Resulta aconsejable, de hecho, que los ciudadanos se la descarguen ya, independientemente de su lugar de residencia. El motivo es simple: la versión actual de la app ya se comunica vía bluetooth con otros móviles y acumula los contactos de los últimos siete días, de modo que en el instante en que la región la integre en su sistema sanitario se podrían empezar a mandar alertas sin esperar a lograr masa crítica.

Pero la app, como todo en la pandemia, consiste en el trabajo conjunto. “Toda la gestión del virus descansa sobre la voluntariedad y la solidaridad de la gente”, sentencia Pablo Hernández. “El uso de las mascarillas, de geles hidroalcohólicos y la responsabilidad en las reuniones familiares y de amigos. La aplicación es solo otro ejemplo más”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra ’Newsletter’.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50