La lucha contra el coronavirus

Indra desarrollará la ‘app’ española de rastreo de contagiados que se probará en La Gomera

El pilotaje se iniciará en las próximas semanas y usará el sistema ofrecido por Google y Apple

Varias personas toman el sol en una playa de La Gomera durante la fase 3 de la desescalada por coronavirus.  EFE
Varias personas toman el sol en una playa de La Gomera durante la fase 3 de la desescalada por coronavirus. EFEVioleta Mesa / EL PAÍS

El Gobierno de Canarias probará en La Gomera el piloto de la app de rastreo de contagios que anunció la vicepresidenta Nadia Calviño el pasado 20 de mayo. Indra ha sido la empresa escogida por el Gobierno para desarrollar esta aplicación, según fuentes oficiales. El Gobierno ha confirmado también que la aplicación empleará el protocolo DP-3T (Rastreo de Proximidad Descentralizado que Preserva la Privacidad, en sus siglas en inglés), opción que más respeta la privacidad de los usuarios y que es la que ha tenido una adopción más común en el resto de países europeos. Este protocolo facilita la integración con el sistema ofrecido por Google y Apple para que el rastreo de contagios funciones bien en la mayoría de móviles.

La Gomera fue, junto a El Hierro, La Graciosa y Formentera, las únicas zonas que no pasaron por la llamada fase 0. Actualmente, la isla no cuenta con ningún caso activo. La Gomera ofrece diversas ventajas para probar la app, como contar con una población reducida o su excasa exposición a la covid-19 durante la pandemia. Sus resultados permitirán valorar a las autoridades sanitarias si la solución se puede ser de utilidad para el conjunto de España.

Confirmación

La confirmación de que España usará DP-3T llega después de que un buen puñado de países, con Alemania e Italia a la cabeza, hayan escogido este protocolo. Francia no ha usado un sistema así y tiene muchos problemas para que los móviles de Apple mantengan el bluetooth activado en modo reposo. La reticencia francesa hará más difícil la interoperabilidad entre las apps de ciudadanos de ambos países. El escaso éxito momentáneo de la app francesa, sin embargo, hace que la cuestión de la interoperabilidad haya perdido por ahora peso.

El piloto canario debería empezar a finales de junio, según fuentes oficiales. “El objetivo es explorar los potenciales de esta aplicación móvil de traceo en un escenario real”, dice la nota emitida hoy por el Gobierno de Canarias. “Sus resultados, con información, datos y experiencia, permitirán valorar a las autoridades sanitarias si esta solución tecnológica se puede implementar en todo el país para cortar de forma eficaz una posible cadena de contagios”.

Este proyecto es fruto de la colaboración del el Ministerio de Sanidad y la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial con el Servicio Canario de la Salud y las direcciones generales de Modernización y Nuevas Tecnologías del Gobierno de Canarias.

“Se ha elegido la isla de La Gomera para este piloto por ser uno de los territorios donde confluye población local con turística y donde la colaboración ciudadana ha sido esencial en el control de la pandemia”, asegura la nota emitida hoy por el Gobierno de Canarias. “Además, se ha tenido en cuenta que los agentes locales de la Isla, Cabildo y ayuntamientos, se han comprometido a promover una amplia participación de la ciudadanía, lo que es relevante para obtener un buen muestreo y que los resultados sean suficientemente fiables”.

El modelo DP-3T está liderado desde la Universidad Politécnica de Lausana por la ingeniera española Carmela Troncoso y que es “el más respetuoso con la privacidad del usuario”, según el Gobierno canario. La Secretaría de Estado de Inteligencia Artificial ha contado con la colaboración puntual de Pablo Rodríguez, ex director de Telefónica Innovación Alpha.

La app no será obligatoria ni usará datos de localización. La capacidad de interoperar y mandar y recibir códigos desde distintos países es esencial para que la app sea útil para el turismo: un viajero alemán tiene que poder emplear el mismo sistema, aunque la app sea distinta, entre su país de origen y su destino turístico. Baleares debe ser uno de los otros lugares donde haya un despliegue rápido de la app.

La app emplea la tecnología bluetooth para saber qué usuarios han estado durante unos minutos a una distancia determinada. Cuando una persona da positivo en el test de la covid-19, se envían al servidor solo los identificadores que él ha emitido y no los que ha detectado de otros móviles cercanos. Es decir, el cotejo de datos y análisis de riesgo se lleva a cabo en el móvil del usuario y no en el servidor.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Más información

Lo más visto en...

Top 50