Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco alternativas a las residencias para mascotas

Cuidadores particulares ofrecen a través de Internet alojamiento a perros, gatos y otros animales mientras sus dueños están de vacaciones o no pueden atenderlos

Imagen de una de las plataformas de cuidadores.

A pesar de que una opinión generalizada asocia el mayor número de abandonos de mascotas con el inicio de las vacaciones de verano, lo cierto es que esto sucede casi por igual en todas las épocas del año. Al menos así lo recalca la Fundación Affinity en su último estudio sobre el abandono, la pérdida y la adopción de animales de compañía en España. En concreto, este informe señala que en 2017 los refugios y protectoras recogieron 104.834 perros y 33.473 gatos, según una estimación realizada a partir de datos de 339 sociedades protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales de todo el país.

Entre los motivos para el abandono de animales de compañía, tan sólo un 1,6% se corresponde con las vacaciones, muy por debajo de las cinco principales razones declaradas por los dueños que entregan a sus mascotas a un refugio, que son, por este orden: las camadas no deseadas (15,5%); el fin de la temporada de caza (12,2%); los factores económicos (11,7%); el comportamiento del animal (11,4%); y la pérdida del interés por la mascota (10,7%). Sea como fuere, la Fundación Affinity interpreta que el abandono o la pérdida tienen una relación directa con el fracaso en mantener las obligaciones y compromisos que implica convivir con un animal. Sin embargo, hoy en día los dueños pueden apoyarse en los servicios que ofrecen distintas plataformas digitales, entre los que se encuentran el alojamiento de perros y gatos durante periodos vacacionales, ya que no siempre resulta fácil viajar con ellos. Estas son algunas propuestas. 

Snau

Una de las opciones de esta plataforma online especializada en servicios caninos, que también puede encontrarse en formato app para iOS y Android, es el de guardería por horas y alojamiento por días en más de 2.000 sitios, principalmente de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, aunque poco a poco se está expandiendo a otras ciudades españolas. Su funcionamiento es muy similar al de las aplicaciones de alquileres vacacionales: el usuario indica cuáles son sus necesidades y Snau le propone un alojamiento de un determinado cuidador, previamente validado y que recibe el nombre de snauer. La diferencia es que aquí se concierta una cita previa entre las partes para ultimar detalles y conocerse personalmente y sólo se prestará el servicio una vez que ambos están de acuerdo, pero si el dueño no está convencido del snauer asignado, sólo debe indicarlo a través de la plataforma y se le escogerá otro.

El cuidador no sólo se hace cargo de la recogida y entrega del perro en su domicilio, sino que durante la estancia también envía a sus dueños fotos y mensajes diarios para informarles acerca de su estado. Todo por un precio de 15 euros al día que incluye un seguro de responsabilidad civil.

Además del alojamiento, Snau ofrece otros servicios como paseos, peluquería, adiestramiento y compra de comida.

DogBuddy

A pesar de que, como su nombre indica, esta aplicación para iOS y Android fue creada para amantes de los perros, sus responsables matizan que los servicios que ofrecen también están disponibles para gatos y otros animales: “aunque no es posible hacer una búsqueda directamente para otras mascotas, puedes consultar a los canguros en tu zona y preguntarles sobre ello; algunos incluso lo especifican en el título del anuncio o en la descripción”.

Muy similar a la anterior, con servicios de alojamiento por días, guardería por horas y paseos, la diferencia fundamental es que es el dueño el que hace la selección previa de los posibles cuidadores, entre todos los que aparecen cerca de su ubicación. Una vez que encuentra al candidato ideal, le envía una solicitud con sus necesidades (fechas, características del animal y otros detalles) y si el canguro ve posible el acuerdo, entre ambos se inicia un chat para ultimarlo. Además, a no ser que se especifique lo contrario, al dar de alta a los animales, estos son visibles para los cuidadores, así que el dueño puede recibir peticiones espontáneas de personas interesadas en cuidar de sus mascotas.

Otra de las diferencias con Snau es que en DogBuddy no existen tarifas cerradas, sino que cada cuidador tiene las suyas propias que son indicadas en los anuncios, si bien es cierto que en nuestras pruebas hemos constatado que el alojamiento por día ronda los 15 euros, un precio que incluye un seguro veterinario y de responsabilidad civil. Eso sí, sobre el presupuesto inicial se aplica una comisión del 15% que va a parar a los responsables de la aplicación.

Fundada en 2013 por dos emprendedores británicos, DogBuddy está presente en ocho países europeos, entre ellos España.

Cinco alternativas a las residencias para mascotas

Holidog

Aunque por el nombre también puede parecer que esta plataforma online está centrada exclusivamente en cuidados caninos, lo cierto es que se anuncia como un servicio de alojamiento de perros y gatos. Y no sólo eso, sino que también posibilita ampliar la oferta a otras mascotas: roedores, peces, reptiles y animales de granja, entre otros.

Su funcionamiento es muy parecido al de DogBuddy, con un sistema de búsqueda que propicia conversaciones entre dueños y cuidadores para llegar a un acuerdo, con la particularidad de que en Holidog existe la posibilidad de “cuidado a domicilio”, lo que quiere decir que la mascota sigue residiendo en su hogar y es el canguro el que se desplaza allí mientras los propietarios están fuera, bien para residir las 24 horas o bien para realizar visitas diarias para encargarse de todo lo requerido: comida, limpieza, paseos…

En cuanto a los precios, cada cuidador tiene sus propias tarifas a las que hay que añadir el coste de la suscripción a Holidog, algo necesario para formalizar la reserva, y que abarca desde 10 euros mensuales por trimestre hasta ocho euros mensuales por medio año y 6 euros mensuales por año. Asimismo, si se quiere asegurar el servicio para estar cubierto en caso de accidentes durante la prestación del mismo, es necesario abonar 4,90 euros adicionales.

Gudog

Más de 5.000 cuidadores de perros en toda España ofrecen sus casas como alternativas a residencias caninas en Gudog, también disponible para dispositivos iOS y Android. Al igual que la mayoría de las propuestas de este artículo, esta plataforma propicia flechazos entre dueños y canguros de manera similar a una aplicación de contactos, sobre todo en función de la proximidad entre ambos.

No existen tarifas cerradas por este servicio, sino que cada cuidador ofrece un precio distinto al que después hay que sumarle el 19% de comisión destinada a los responsables de Gudog. Eso sí, el precio final incluye un seguro con cobertura veterinaria.

Hostaldog

Hostaldog.com es la versión beta de una plataforma online lanzada en 2013 y que no parece haberse actualizado desde entonces. Sin embargo, el servicio que ofrecen sigue funcionando, sobre todo porque simplemente se encarga de poner en contacto a sus usuarios, sin intermediar para nada y sin cobrar ninguna comisión. De hecho, en nuestras pruebas incluso hemos conseguido los teléfonos móviles de algunos de los canguros sin tener que registrarnos, puesto que es información que esos usuarios han decidido compartir como si se tratase de un tablón de anuncios.

Esta descentralización hace posible que, además de alojamiento para perros, los cuidadores se ofrezcan a hospedar a otras mascotas en sus casas y a proporcionar otros servicios requeridos por los dueños (visitas, paseos, peluquería…), pero siempre se tratará de un acuerdo entre particulares, por lo que es necesario dejar bien claras las condiciones y cómo se responderá en caso de que exista algún incumplimiento de las mismas o surja algún inconveniente.

Más información