Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nokia y Microsoft adelantan la firma de su acuerdo definitivo

El fabricante de móviles ha caído en EEUU del 19% al 1% de mercado

Los dos tenían prisa. El tiempo vuela en su contra. Así que Nokia y Microsoft han firmado el jueves el acuerdo definitivo de asociación que, fundamentalmente, acabará con el sistema operativo Symbian de los móviles Nokia en favor del naciente y aún renqueante Windows Phone 7, según un comunicado público de ambas compañías. Entre los anuncios, se deja entrever que la tienda de aplicaciones se llamará simplemente Nokia, en lugar de las actuales Ovi y Windows MarketPlace, aunque ningún portavoz de la compañía ha confirmado o desmentido tal extremo.

Nokia y Microsoft anuncian "un progreso significativo en el desarrollo de los primeros productos de Nokia que incorporarán Windows Phone. Con cientos de empleados ya involucrados en el esfuerzo de ingeniería conjunto, las compañías están colaborando en una gama de nuevos dispositivos Nokia. Nokia también ha comenzado a portar aplicaciones y servicios clave para que operen sobre Windows Phone y ya se ha empezado a contactar conjuntamente a los desarrolladores de aplicaciones de terceras partes", dice el comunicado.

En medio de ese lenguaje se oculta que los móviles de Nokia han sufrido una brusca caída en Estados Unidos, una vez que su sistema operativo Symbian estaba herido de muerte. Del 19% de mercado al 1%. Y las expectativas de la asociación no son más halagueñas: lo que pierde Symbiam lo ganará Windows Phone, es decir que tendrá alrededor del 20% del mercado global de sistemas de móviles dentro de tres o cuatro años, según Gartner.

"Hemos entrado en una relación de socios, al más alto nivel, en la que todos ganamos", comenta Stephen Elop, presidente de Nokia y ex ejecutivo de Microsoft, en el comunicado. "La naturaleza complementaria de nuestros activos y la competitividad integral de esa oferta combinada es lo que fundamenta nuestra relación"

"Nuestro acuerdo es bueno para la industria", dice Steve Ballmer, director general de Microsoft. "Juntos, Nokia y Microsoft, innovaremos de una forma más rápida, proporcionaremos oportunidades mejoradas a los consumidores y, a nuestros socios, la posibilidad de compartir el éxito de nuestro ecosistema."

Nokia proporcionará a Windows Phone mapas, navegación GPS y ciertos servicios basados en localización. Nokia aportará innovación sobre la plataforma Windows Phone en áreas como la imagen, a la vez que contribuirá al diseño del hardware y al soporte a los idiomas. También ayudará a desarrollar la plataforma Windows Phone.

Microsoft proporcionará los servicios de búsqueda de Bing en los terminales Nokia y, además, contribuirá a reforzar la productividad, la publicidad, los juegos, las redes sociales y una variedad de otros servicios. La combinación de la navegación GPS con la publicidad y el motor de búsqueda permitirán una mejor monetización de los activos de navegación GPS de Nokia y formas completamente nuevas de ingresos por publicidad, promete el comunicado.

Asimismo se anuncia el registro gratuito para todos los desarrolladores de Nokia que quieran desarrollar para Windows Phone; la apertura de una nueva tienda de aplicaciones global, bajo marca Nokia, que aprovechará la infraestructura de Windows Marketplace; los desarrolladores podrán publicar y distribuir aplicaciones en un único portal de desarrolladores y la contribución de la experiencia de Nokia en la facturación a través de operador.

Por todo eso, Microsoft recibirá un royalty de Nokia por su plataforma Windows Phone, que comenzará cuando comiencen a distribuirse los primeros móviles Nokia con Windows Phone, seguramente a principios de 2012, y Nokia recibirá unos 2.000 millones de euros por matar a Symbiam.