Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sony Ericsson alerta sobre una desaceleración del mercado de teléfonos móviles

El presidente de la compañía cree que el nivel de ventas por sustitución bajará el año que viene

El fabricante sueco-japonés de teléfonos móviles Sony Ericsson ha informado que espera una desaceleración del crecimiento en el mercado mundial de teléfonos móviles el próximo año. Las ventas por sustitución de aparatos en mercados ricos, que han sido el motor del mercado este año ya que los consumidores están cambiando sus viejos teléfonos por nuevos modelos con pantallas a color y cámaras, podrían no tener la misma fuerza el próximo año, ha avanzado Miles Flint, presidente de la empresa conjunta entre Sony y Ericsson.

"Creo que hay algunas señales de que el (crecimiento del) mercado podría desacelerarse en el 2005. Ha habido mucho negocio por sustitución en los mercados con más penetración. Eso podría desacelerarse", ha confirmado a Reuters en una entrevista al margen de la Symbian Expo.

El mercado de teléfonos estará dominado por los actuales modelos, aunque el 2005 será el primer año de ventas en volumen de aparatos que pueden funcionar en redes de tercera generación (3G), para servicios de multimedia rápidos como telefonía con video y descargas de canciones.

"Creo que veremos un incremento en la transición a la 3G", ha dicho para después agregar que los aparatos de segunda generación serán dominantes "en el 2005 y más allá". Flint asumió el mando del quinto fabricante de teléfonos del mundo a principios de este año.

Firmas estudiosas del mercado como Gartner and Strategy Analytics estiman que las ventas mundiales de teléfonos aumentarán en al menos un 19%, a 620 millones de unidades o más, este año, frente a los 520 millones en el 2003.

Los dos principales factores que impulsan el crecimiento son el cambio a teléfonos caros en los mercados maduros y la continua expansión de telefonía móvil en los mercados emergentes como China, Rusia, India y Brasil, donde cada mes millones de consumidores compran su primer teléfono.