Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ericsson prosigue su recuperación en el tercer trimestre con un beneficio neto de 528 millones

El grupo sueco predice una ralentización en el crecimiento para el próximo año

El grupo sueco de telecomunicaciones Ericsson ha registrado un beneficio neto de 4.800 millones de coronas suecas (528 millones de euros) en el tercer trimestre, después de la pérdida neta de 3.900 millones (429 millones de euros) en el mismo periodo del ejercicio precedente, aunque predijo una ralentización del crecimiento para el próximo año, según ha informado hoy la compañía en un comunicado.

La compañía ha aumentado su cifra de negocio un 14%, hasta 31.800 millones de coronas (3.502 millones de euros), ha multiplicado casi por cinco su beneficio operativo, hasta 7.200 millones de coronas (793 millones de euros) y ha elevado sus márgenes brutos hasta el 47,1%, frente al 35,9% registrado en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Los pedidos para el tercer trimestre alcanzaron los 29.000 millones de coronas (3.194 millones de euros), un 3% más, aunque se redujeron un 13% en comparación con el segundo trimestre. La multinacional sueca, al igual de otras compañías del sector, ha aprovechado la fuerte inversión de las compañías telefónicas en equipamiento de servicios móviles de tercera generación para alcanzar un cuarto trimestre consecutivo de crecimiento.

El presidente y director general del grupo, Carl-Henric Svanberg, se ha felicitado por los "saludables márgenes y fuertes resultados", y ha atribuido esta recuperación al "enfoque en servir las necesidades de nuestros clientes y ofrecer excelencia operativa" de los empleados de la compañía.

Svanberg ha insistido en que el grupo está disfrutando ahora de los beneficios de la reestructuración, que supuso un recorte de plantilla de 58.000 empleados desde 2000 pero permitió a la compañía "centrarse en las áreas de futuro crecimiento" y posicionarse para alcanzar un crecimiento rentable y liderar el mercado de forma continuada.

Sin embargo, el responsable de Ericsson ha advertido que 2005 será un periodo menos excepcional, con sólo un "ligero crecimiento" en el mercado mundial de sistemas de telefonía móvil, ya que difícilmente se mantendrá el alto nivel de inversiones en renovación de las redes registrado en este ejercicio.