La mascarilla en exteriores dejará de ser obligatoria desde el próximo jueves

El Gobierno derogará el real decreto que impone el uso de esta protección en espacios abiertos en el Consejo de Ministros del martes

Varios viandantes con mascarilla, en el centro de Madrid, este viernes.
Varios viandantes con mascarilla, en el centro de Madrid, este viernes.Claudio Alvarez

El Gobierno aprobará en el próximo Consejo de Ministros, el martes, la derogación del real decreto que establece la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores. Tras su publicación en el BOE, un día después, la medida estará en vigor a partir del jueves, según ha adelantado Carolina Darias, ministra de Sanidad, en la Cadena SER.

Las mascarillas son obligatorias en todo lugar público, cerrado o abierto —excepto playas o entornos rurales—, con o sin distancia de seguridad, desde las pasadas Navidades. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció la medida el 22 de diciembre, tras una Conferencia de Presidentes en la que varios dirigentes autonómicos pidieron que se impusiera la obligatoriedad de estas protecciones.

En pleno estallido de contagios, fue la única decisión común a todo el territorio que salió de aquella reunión, pese a que la Ponencia de alertas, el grupo de técnicos de Sanidad y las comunidades, pedían otras medidas, como las cuarentenas de los contactos, cerrar interiores en zonas de máximo riesgo o limitar reuniones.

El Gobierno, sin embargo, decidió dejar todas estas opciones en manos de las autonomías y decretar el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, pese a que era una imposición muy discutida por la mayoría de los expertos y a que la norma por entonces en vigor ya las hacía obligatorias si no se podía mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Los especialistas en salud pública insistieron entonces en que se trataba de una limitación más cosmética que efectiva, ya que el máximo riesgo de contagios está en interiores, no en espacios abiertos.

Darias ha defendido en la SER la utilidad de la mascarilla en estos espacios, que ha servido, ha subrayado, de “efecto barrera”. También ha justificado su retirada por la bajada de los contagios, que comenzó a mediados de enero. “Era una medida de prudencia, por el tiempo estrictamente necesario, hasta que los indicadores aconsejen una decisión distinta”, ha dicho Darias. Según el informe de Sanidad del jueves, la incidencia acumulada era de 2.420 casos por 100.000 habitantes en los 14 días previos, el triple que cuando se impuso.

La ministra también ha defendido que el Congreso haya convalidado esta misma semana el uso de las mascarillas en exteriores. Lo ha hecho, además, a través de una treta parlamentaria que consistió en la votación conjunta del decreto de las mascarillas (que requería refrendo parlamentario) junto con la revalorización de las pensiones mínimas, de forma que no se podía votar en contra de una sin hacerlo de la otra.

Esto ha sido muy criticado incluso por algunos socios de investidura del Gobierno, como Más País, que era contrario a la mascarilla en espacios abiertos, pero tuvo que votar a favor para no tumbar la revalorización de las pensiones.

Una de las comunidades que pidió en su día la medida, Andalucía, ha criticado este viernes el anuncio de Darias. El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha censurado que lo haya hecho de manera “unilateral”, aunque se ha mostrado de acuerdo con “el fondo”, informa Europa Press. El Partido Popular, desde su cuenta de Twitter, acusa al Ejecutivo de querer establecer una “cortina de humo” tras la accidentada aprobación el jueves de la reforma laboral.

Aunque el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud abordará la medida el próximo lunes, la decisión ya está tomada. No ha pasado ni por la Comisión de Salud Pública ni por la Ponencia de alertas, tal y como dijo Darias este mismo miércoles que sucedería. En la reunión entre el ministerio y las consejerías de Sanidad habrá que debatir exactamente en qué términos queda la obligatoriedad, aunque no hay duda de que seguirán exigiéndose en interiores, algo que ha permanecido vigente desde la primavera de 2020 y que no tiene por el momento visos de decaer. Si se vuelve a la anterior norma, también será necesaria en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad.

España ha sido uno de los pocos países europeos que había impuesto las mascarillas en espacios abiertos. Solo Italia, Escocia y Francia habían adoptado esta medida en la última ola de la covid. Este último país ha levantado esta restricción esta semana.

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS