La crisis del coronavirus

El Gobierno y las comunidades se dan “dos o tres semanas” antes de tomar medidas más duras

Sanidad mantiene que las medidas deben tomarse por un mínimo de siete días, pero deja lugar a excepciones como el confinamiento perimetral durante un puente que solicita Madrid

Los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, durante la reunión del Consejo Interterritorial de Salud celebrada este miércoles. En vídeo, Illa pide a las autonomías esperar "dos o tres semanas" antes de decretar confinamientos.BORJA PUIG DE LA BELLACASA / EFE (VÍDEO: EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad tiene la esperanza de que las medidas que las comunidades autónomas han ido implantando en las últimas semanas al amparo del estado de alarma surtan efecto. Esto evitaría un confinamiento domiciliario que el Gobierno quiere evitar por todos los medios para suavizar el golpe en la economía. Tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrado este miércoles, el ministro Salvador Illa ha reiterado que son necesarias “dos o tres semanas” para ver el resultado que dan las restricciones que ya están en marcha.

In English

“Hay que ser estrictos y darnos el tiempo suficiente para que las medidas produzcan su efecto, que está entre dos y tres semanas. No antes”, ha insistido Illa, quien sin embargo no ha establecido plazos claros ni límites en la incidencia del virus para actuar con medidas más contundentes, como puede ser el confinamiento domiciliario, que está extendiéndose por otros países de Europa. No está claro cuándo empiezan a contar estas dos o tres semanas, ya que se está produciendo una escalada de medidas que van dictaminando las comunidades autónomas según avanza la epidemia. El toque de queda cumplirá dos semanas el lunes; algunos gobiernos regionales fueron añadiendo después otras limitaciones, como el confinamiento perimetral o el cierre de la hostelería. Y otros ya tomaron esta última hace más de dos semanas, caso de Navarra y Cataluña. En la primera la incidencia lleva dos días bajando y en la segunda sigue en ascenso, pero cada día con menos fuerza. Otras, como Madrid, consiguieron doblar la curva antes incluso de establecer las limitaciones más severas.

Esta falta de concreción genera confusión en la ciudadanía, en opinión de Daniel López Acuña, exdirector de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, quien considera que esperar dos o tres semanas “tendrá un alto coste en términos de colapso sanitario y de vidas”. No hay consenso entre los expertos: otros consultados por este periódico consideran razonable esperar a comprobar el resultado de las medidas adoptadas hasta ahora. Es el caso, por ejemplo, de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas).

En su comparecencia tras la reunión, el ministro ha preferido evitar hablar de un confinamiento domiciliario que ya ha rechazado en varias ocasiones. “No ha habido discusión sobre el confinamiento más allá de las comunidades que ya expresaron su opinión. Algunas han señalado que no se puede perder de vista este horizonte”, ha contestado Illa a los periodistas.

Sin embargo, han sido varias las comunidades que lo han planteado. Castilla y León ha vuelto a hacer una petición de confinamiento domiciliario que ya solicitó el lunes Asturias, y a la que también se sumaron Ceuta y Melilla. El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, ha pedido “claridad y unidad de criterios” para el confinamiento domiciliario y que “actúe a la mayor brevedad posible ante la evolución de la pandemia con el desarrollo legislativo del confinamiento, sea a nivel de área sanitaria, provincia o comunidad autónoma en general”, informa Eva Saiz. El Ejecutivo vasco ha pedido al Gobierno que adapte el real decreto del estado de alarma para habilitar la posibilidad de decretar confinamientos domiciliarios “si llegase a ser necesario”, siempre que las circunstancias de la pandemia de la covid-19 lo aconsejen en cada comunidad autónoma. El consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, se ha quejado de que se siguen "muchos criterios y diferentes modelos” para combatir un virus “que, sin embargo, tiene una única forma de actuar”.

Entretanto, otras comunidades están endureciendo las medidas dentro de lo que posibilita el estado de alarma y la ley de salud pública. Ya son cinco las que han cerrado la hostelería (Cataluña, Navarra, Castilla y León, Murcia y Galicia) y Cantabria ha prohibido el consumo en interiores de bares y restaurantes.

Sanidad mantiene que las medidas que se adopten deben durar un mínimo de siete días, a no ser que haya “situaciones epidemiológicas como puentes” que aconsejen otra cosa. La comunidad de Madrid ha confinado perimetralmente la región solamente durante el próximo puente de la Almudena, del sábado al lunes. “Las decisiones que se han tomado, ya se han tomado”, ha explicado Illa, quien ha matizado que, en adelante, casos como este se estudiarán de forma bilateral con cada gobierno autonómico y se llegará a consensos.

El Consejo Interterritorial, además, ha suscrito una manifiesto unánime en el que condena los actos violentos que se produjeron durante el fin de semana en protesta por las medidas para frenar la epidemia. “Este no es el camino. El camino es el que marca la ciencia, el que indican los expertos, hay que tener confianza en esto. El negacionismo, la banalización y las actitudes incívicas y violentas no son el camino. El consejo las ha condenado de forma rotunda y unánime”, ha señalado Illa.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50