Las protestas de la extrema derecha y antisistemas contra las restricciones derivan en disturbios una noche más

Cerca de 60 detenidos en unos altercados que se extienden a Madrid, Logroño, Barcelona, Málaga, las tres capitales vascas y Santander

Un contenedor quemado en la centro de Logroño durante los disturbios de la noche del sábado.RAQUEL MANZANARES / EFE | VÍDEO: EFE

Las protestas fomentadas por la extrema derecha y grupos antisistema en contra de las medidas restrictivas impuestas para frenar la segunda ola de la pandemia del coronavirus acabaron en la noche del sábado en disturbios en ciudades como Madrid, Logroño, Málaga, las tres capitales vascas o Santander. Cerca de 60 personas han sido detenidas y una treintena de agentes han resultado heridos en unos altercados que, tras los vividos en Burgos y Barcelona el viernes, se han extendido a otros puntos del país.

Las cargas policiales, el lanzamiento de objetos y la quema de contenedores se han repetido en unas protestas que fueron convocadas de forma mayoritaria en las redes sociales y que se alzan contra el toque de queda y los confinamientos selectivos con que las autoridades pretenden frenar la expansión de la pandemia. Las protestas contra las restricciones han contado con el respaldo de Vox y sus líderes, que tratan de guardar un difícil equilibrio entre justificar a los manifestantes que provocan los disturbios —de los que luego culpan a la extrema izquierda y los menores inmigrantes— y apoyar a los agentes de la policía que tratan de sofocarlos.

La violencia ha sido censurada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con un mensaje en su cuenta oficial de Twitter. Sánchez ha defendido que “la conducta violenta e irracional de grupos minoritarios es intolerable” y “no es el camino”.

En Madrid, 33 personas fueron detenidas tras una manifestación ilegal en contra del toque de queda. Los manifestantes volcaron y quemaron algunos contenedores en la Gran Vía y en las vías aledañas, además de producir daños en los escaparates y fachadas de algunos comercios —en especial, en entidades bancarias—. Tres policías nacionales resultaron heridos de carácter leve, según informó un portavoz de la Delegación del Gobierno en Madrid. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha expresado su condena y ha llamado a cumplir “pacíficamente” el toque de queda decretado por el Gobierno. “Además de obligatorio es lo leal, prudente y solidario”.

La policía disuelve a los manifestantes que intentaban cortar la Gran Vía de Madrid, el sábado por la noche.FOTO: RODRIGO JIMÉNEZ / EFE | VÍDEO: ATLAS

En Logroño, la policía detuvo a siete jóvenes de entre 15 y 24 años y siete agentes resultaron heridos en el centro de la ciudad en unos enfrentamientos entre negacionistas y la policía. La manifestación había sido convocada a través de redes sociales contra las nuevas restricciones ante la pandemia de coronavirus. La Delegación del Gobierno informó de que se concentraron unas 400 personas y que los enfrentamientos comenzaron poco después de las ocho de la tarde. Un grupo de encapuchados destrozó el escaparate de una tienda de moda y se llevó consigo un número indeterminado de prendas de ropa. La presidenta riojana, Concha Andreu, ha criticado los sucesos como “intolerables” y el Ayuntamiento ha señalado este domingo que “Logroño amanece triste y sobrecogida”.

Una manifestación en contra de las medidas tomadas para contener el coronavirus, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, acabó con cargas en el centro de la ciudad. En la concentración se habían reunido personas del sector de la restauración, del mundo de la estética, de los gimnasios y del ocio nocturno, entre otros, afectados por el cierre decretado por la Generalitat. Los Mossos detuvieron al menos a 12 personas, dos de ellos menores, y el sistema de emergencias médicas asistió a otras siete y al menos una quincena de policías han resultado heridos, ninguno de gravedad, según fuentes policiales.

Incidentes en las protestas celebradas en Bilbao contras las restricciones.FOTO: EFE | VÍDEO: ATLAS

En el País Vasco siete personas han sido detenidas, cuatro jóvenes en el centro de Bilbao y tres en Arrasate. En San Sebastián y Eibar, en Guipúzcoa, se han registrado daños por la quema de contenedores de basura. En Vitoria, más de un centenar de personas se concentraron por la tarde en una marcha negacionista no autorizada. Los manifestantes, convocados a través de las redes sociales gritaban, entre otros lemas: “No queremos bozales, no somos animales”, “periodistas terroristas”, “la izquierda y la derecha son la misma mierda” y “libertad”.

En Málaga, un centenar de personas se concentraron en la barriada de Huelin, al oeste de la ciudad, tras ser convocadas a través de las redes sociales. Se montó un dispositivo policial formado por media docena de furgonetas de la Policía Nacional, aunque se vieron también fuegos y carreras.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción