La crisis del coronavirus

Tres cuartas partes de Madrid superan el umbral para el aislamiento

En 200 de las 286 zonas sanitarias de la región, donde viven 4,7 millones de personas, se rebasan los 500 casos por 100.000 habitantes, la cifra a partir de la que Illa pide restricciones

Control de la policial en puente de Vallecas, el lunes.
Control de la policial en puente de Vallecas, el lunes.Olmo Calvo

Lo que propone el Gobierno central para atajar la epidemia en Madrid supone, a efectos prácticos, confinar prácticamente toda la comunidad. De las 286 zonas básicas en las que está dividida, en 200 se supera una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, que es el umbral que marcó este viernes el ministro Salvador Illa. En 47 zonas esa cifra se dobla —incluidas la mayoría de las que ya tienen restricciones—, en ocho áreas se triplica, como ocurre en La Elipa o el Pozo de Tío Raimundo. En Puerta Bonita y Peña Prieta la incidencia supera los 1.800 casos.

En esas 200 áreas por encima de los 500 casos de incidencia viven casi tres de cada cuatro madrileños (71%): unos 4,7 millones de personas. La población que vive en zonas donde la incidencia supera los 400 casos alcanza ya el 90% y apenas el 0,1% vive en zonas con una incidencia inferior a 200.

El Gobierno regional optó este viernes por extender las restricciones a un total 45 distritos, donde reside alrededor del 15% de la población de la Comunidad (algo más de un millón de personas). La incidencia promedio en Madrid es de 722, más del doble que la de España (282). Le siguen Castilla y León (372) Aragón (381), Murcia (404), Castilla-La Mancha (418), La Rioja (495) y la única otra autonomía que, en su conjunto, rebasa la frontera que marcó Illa: Navarra (663).

La comunidad ha establecido como criterio el de 1.000 casos por 100.000 habitantes, aunque ha hecho excepciones. Empezó aplicándolas a 37 zonas sanitarias el pasado lunes, y este viernes añadió otras ocho más en las que se aplicará desde la semana que viene, pero hay una decena más (con datos del martes, los últimos publicados) que estarían dentro de estos márgenes.

Las fronteras que establecen tanto el Gobierno como la Comunidad no dejan de tener cierto componente de arbitrariedad. “No existe un criterio técnico que te diga exactamente lo que hay que hacer. Todo se basa en la interpretación de los datos”, señala Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid.

Artalejo defiende que la tasa de incidencia, aún siendo importante, no debe ser el único criterio que guíe las actuaciones de las Administraciones a la hora de decretar medidas. “No es igual en Navarra que en Madrid, donde las condiciones de transmisión son más favorables. También hay que ver la capacidad del sistema de salud, que en Navarra y el País Vasco es más fuerte que en otras comunidades”, añade.

Este y otros expertos consultados por EL PAÍS son críticos con establecer restricciones en distritos sanitarios, ya que los ciudadanos no suelen ni siquiera conocer cuál es el suyo y la movilidad entre ellos en una ciudad como Madrid provoca, a su parecer, que tengan una efectividad limitada.

Qué zonas confinar

La mayoría de los especialistas preguntados es partidario de extender ya el confinamiento a toda la región. Margarita del Val, viróloga del CSIC propone una alternativa: “Confinar en masa un área de salud entera solo valdría para que se limitase la infección a esa zona, y entonces aplicar medidas para paliar la extensión de la pandemia en las zonas más castigadas: testado, rastreo, cuarentenas, aislamiento. Pero tras confinar en masa no veo que apliquen más medidas”. En su opinión, sería más útil buscar concienzudamente casos y aislar a personas en lugar de áreas o de un confinamiento generalizado. Además, en las zonas más castigadas, propone otras iniciativas complementarias: “Mejorar el transporte público, ya que la mayoría lo necesita porque no puede teletrabajar, hacer buen diagnóstico para que les den la baja laboral inmediatamente… Y no cerrar parques de día. El ejercicio moderado y tomar el sol al aire libre (vitamina D) es bueno para muchas cosas, y especialmente para mantener sano el sistema inmunitario, que, más allá de las medidas de higiene, es lo único que tenemos para defendernos del virus”.

Habrá que esperar a la actualización de los datos del próximo martes para comprobar si más zonas sanitarias suman los umbrales establecidos por la comunidad. Aunque en las últimas semanas la incidencia en prácticamente todas ellas ha venido subiendo con fuerza, a lo largo de esta, en Madrid ha habido un retroceso: del pico de 772 que alcanzó el martes a los 721 de este viernes. En estos datos, sin embargo, no han podido influir todavía las restricciones a la movilidad que comenzaron el lunes en 37 distritos sanitarios, ya que entre el tiempo de incubación del virus y el diagnóstico pasa de promedio, como mínimo, una semana. Es decir, en el mejor de los casos, si las medidas restrictivas surten efecto, se comenzará a comprobar a lo largo de la semana que viene. Se confirmará entonces si esta tendencia a la baja continúa o ha sido uno de los muchos dientes de sierra que muestra la epidemia de forma más o menos aleatoria.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50