La crisis del coronavirus

La ministra de Igualdad propone un “sistema estatal de los cuidados” que crearía 300.000 empleos

Montero reconoce su preocupación por que el teletrabajo sea "una trampa" que pueda frenar el ascenso de las mujeres

La ministra de Igualdad, Irene Montero, este jueves en la Comisión de Reconstrucción del Congreso. En vídeo, declaraciones de Montero proponiendo un "sistema estatal de cuidados".EFE | EP

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha propuesto este jueves que a lo largo de la legislatura se impulse un pacto de Estado por el cual se cree un sistema estatal de cuidados, algo que, según “cálculos de las expertas”, podría crear ”300.000 empleos de calidad en el ámbito de lo público”. Ha sido durante su intervención en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, donde también ha prometido impulsar con el Ministerio de Trabajo una ley de “tiempo corresponsable”, que “garantizará el derecho a la conciliación y el trabajo en igualdad de condiciones”, y ha reconocido su preocupación por que el teletrabajo sea “una trampa para las mujeres”, y que, ante su ausencia del puesto físico, se pueda frenar su ascenso o asunción de responsabilidades. Por ello, ha dicho, Trabajo e Igualdad comparten el objetivo de “garantizar la posibilidad de conciliar, y también el derecho a la presencia física” en los empleos.

“La gran certeza que nos ha revelado esta crisis es que nuestro país necesita cuidar”, ha dicho Montero. “Esta pandemia ha evidenciado la precariedad de unas recortadas estructuras de atención social y salud públicas, y ha hecho saltar por los aires las casi inexistentes y muchas veces informales estructuras de cuidados y conciliación existentes en España, haciendo visible con contundencia la crisis de cuidados a la que nos enfrentábamos ya antes de la emergencia”, ha añadido. No es una novedad, ha afirmado, sino una realidad para millones de mujeres, “antes invisible”. “Es un trabajo que históricamente ha recaído sobre las mujeres, en el interior de las casas y que, cuando se hace en el mercado laboral, sucede bajo condiciones de extrema precariedad y nulo reconocimiento social”, ha continuado la ministra.

“España tiene dos transiciones por delante: la ecológica y la feminista, pues al empleo verde debemos sumar, por la vía de crear un sistema estatal de cuidados, un empleo morado que sea público, de calidad y que nos garantice, con dignidad, plenos derechos”, ha sostenido. Empleos que son “imprescindibles” para reforzar “la necesaria salida de la crisis por la vía de blindar lo común en aspectos tan importantes como la atención a la dependencia, las residencias de mayores, la ayuda a domicilio o la educación infantil de cero a tres años”. Ha afirmado que el gasto público en dependencia descendió de 2012 a 2017 en “4.600 millones de euros”.

La ministra ha dicho que este país tiene que resolver su crisis “más antigua y arraigada”, el pleno encaje de la ciudadanía de las mujeres. “Si tenemos una brecha retributiva de casi el 22% y la de las pensiones supera el 30%, si las tasas de parcialidad en el empleo femenino son del 70%, si pasa del 90% el porcentaje de mujeres que adapta su jornada laboral para cuidar es porque todas esas mujeres, todas esas generaciones de compatriotas han salido a la calle llevando su casa a cuestas”, ha afirmado. Tras las críticas de la diputada de Vox Macarena Olana, Montero ha replicado que está preparada para “cualquier cosa” y que sus palabras no la ofenden, aunque su forma de interpelarla ofende al Gobierno “y eso es poco patriota”.

La ministra ha insistido en la creación de un “robusto sistema público de cuidados que garantice que todos y todas”, independientemente del nivel social, económico o cultural, puedan recibir los cuidados necesarios y ejercer “el derecho a cuidar en dignidad”. “Los cuidados no pueden seguir viviéndose en soledad y en la invisibilidad de las estructuras familiares: forman parte de la base que hace posible nuestras vidas, sin ellos la sociedad colapsa”, ha añadido. “No son verdades que haya pensado este Gobierno o este ministerio, estas verdades son las verdades del feminismo”, ha continuado. Ha advertido de que la red de cuidados en España es “frágil, feminizada y extremadamente precaria” y ha “saltado por los aires durante esta crisis”.

“Para el Ministerio de Igualdad, el objetivo debiera ser el diseño de un robusto sistema estatal de cuidados construido desde lo público y en plena colaboración y coordinación entre todas las administraciones, comunidades autónomas y Ayuntamientos”, ha afirmado. Que no solo implique a las “fuerzas políticas y a las Cortes Generales, sino también a la sociedad civil, que desde hace décadas y durante estas semanas ha ido diagnosticando y proponiendo soluciones para abordar la crisis y que agrupa a las personas, particularmente mujeres, que a día de hoy sostienen cotidianamente los cuidados”, ha añadido.

“Esta crisis ha roto la mentira de que lo privado es más rentable, de que el concierto o la subcontratación auguran por sí mismos una mejor forma de gestionar los recursos”, ha dicho Montero. También se ha comprometido a que el Gobierno ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que obligaría a dar acceso al seguro de paro a las trabajadoras domésticas. También ha indicado que, “para corregir la desigualdad del mercado laboral”, habrá “pronto” instrumentos “que permitirán aflorar y corregir la brecha retributiva, así como impulsar los planes de igualdad en las empresas”.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50