Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alto cargo de la Sanidad andaluza introduce en los hospitales un fármaco de su antigua empresa

El director general Diego Vargas ordena a los centros sanitarios la compra de anticoagulantes biológicos pese a su posible conflicto de intereses

El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre.
El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Diego Vargas, director general de Asistencia Sanitaria y Resultados en la Junta de Andalucía (PP y Ciudadanos), lidera un departamento que ha ordenado a los hospitales la compra de un grupo de medicamentos entre los que figura uno que él publicitó, como director médico del laboratorio farmacéutico Techdow, hasta el pasado 5 de febrero. Desde septiembre, Vargas predicó como médico especialista las bondades del fármaco biológico Inhixa, sustituto y más barato que el medicamento químico original Clexane. Ese anterior puesto directivo en la empresa china no figura en su currículum oficial como alto cargo de la Junta. Ahora, su Dirección General ha recomendado a los 50 hospitales andaluces que incrementen un 30% la compra de medicamentos biológicos para las heparinas (utilizados como anticoagulantes), entre los que figura el Inhixa.

Algunos hospitales como el Virgen de las Nieves, centro de referencia en Granada, se han tomado al pie de la letra la recomendación del departamento de Vargas: “A partir de ahora la única enoxaparina que tendrá el hospital será de la marca Inhixa”, señala el comunicado interno de su servicio de farmacia.

Tanto IU como PSOE han exigido este lunes aclaraciones a la Consejería de Salud por este supuesto caso de puertas giratorias, aunque el tono de la coalición de izquierdas fue más duro que el de los socialistas. El coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, reclamó el cese de Vargas por una colisión de intereses “absolutamente escandalosa y vergonzante”. Mientras, el portavoz socialista de Salud, Jesús María Ruiz, ha estimado que el alto cargo de Salud, en manos del PP, debió haberse inhibido en las recomendaciones de compras dadas a los hospitales públicos.

De momento, son seis los hospitales andaluces y 40 en toda España que adquieren el Inhixa para ahorrar costes en la compra de sus anticoagulantes, según el Ejecutivo autonómico. Pero este lunes trascendieron los contratos programa que el medio centenar de centros andaluces firman con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para fijar sus objetivos anuales, y estos incluyen como medida “para el uso racional del medicamento”, el aumento del 30% de los fármacos biológicos para las insulinas, condroitin sulfato y heparinas, entre las que está el Inhixa.

La Consejería de Salud ha alegado que el fármaco Inhixa “no aparece en el contrato programa, sino que figura un indicador de prescripción de un grupo de fármacos biológicos”. Es decir, la Junta se escuda en que no ha recomendado directamente el medicamento biológico publicitado por Vargas, sino su familia de fármacos, y que luego son los gerentes de los hospitales y su Servicio de Farmacia los que deciden qué marca comprar.

De fondo late que la medida para comprar fármacos biológicos para sustituir medicamentos químicos está aceptada en la comunidad científica como una medida económica eficiente. El problema radica en que el responsable de dicha recomendación en la Junta andaluza publicitó uno de esos fármacos hasta el 5 de febrero y solo dos días después, el 7 de febrero, fue nombrado director general y responsable por tanto del Servicio de Farmacia Hospitalaria y Suministros Farmacéuticos. Entre las funciones de Vargas figura “la evaluación y control del gasto farmacéutico del Servicio Andaluz de Salud”.

En el gasto farmacéutico de los hospitales, la negociación entre los laboratorios y los hospitales es decisiva y el beneficio económico para la industria a veces llega a posteriori. “Hay medicamentos que las casas dan casi gratis porque el negocio está después, cuando el paciente se da de alta y permanece la prescripción del medicamento”, afirma un ex alto cargo de la Sanidad andaluza que reclama anonimato. Los medicamentos biosimilares como el Inhixa son medicamentos biológicos que tienen una versión del principio activo de un producto de referencia, en este caso el Clexane.

El nombramiento de Vargas, ex director médico del laboratorio chino Techdow, llegó en febrero después de que el Partido Popular censurara en repetidas ocasiones la subasta de medicamentos instaurada por los Gobiernos socialistas en Andalucía por incluir fármacos de origen indio y chino, cuya fiabilidad ponía en duda a pesar de estar avalados por la Agencia Europea del Medicamento para su comercialización.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información