Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caso de María José Carrasco reúne más de 200.000 firmas y moviliza apoyos en las redes

Las reacciones a las informaciones sobre el suicidio asistido de esta enferma terminal muestran el interés social en la eutanasia

Ángel Hernández, este viernes en su casa, junto al sillón de María José Carrasco.

La noticia de la detención de Ángel Hernández por ayudar a morir a su mujer, María José Carrasco, ha reabierto el debate sobre la eutanasia no solo entre los partidos, en plena campaña, sino también en las redes sociales, y muestra el interés que despierta el tema. Las reacciones a las informaciones sobre el caso de la mujer, enferma terminal con esclerosis múltiple, se han disparado, así como las búsquedas en Google sobre la eutanasia y términos relacionados. Una petición en la plataforma change.org a la fiscalía para que no presente cargos contra Hernández ha reunido más de 200.000 firmas en 21 horas.

Algunos usuarios han reaccionado compartiendo sus casos cercanos. "Mi papá también tiene esclerosis múltiple desde hace 42 años y también dice que se quiere morir y no sabéis la pena que me da ese señor, no lo sabéis", contaba la tuitera @Silvi_ta, en un mensaje con casi 900 me gusta.

"Algún día tengo un dolor tan intenso que me tomo X (con receta) y me voy...", afirma en la red Joana Maria Escartín, doctora en Historia Económica, con esclerosis múltiple desde hace 30 años, como Carrasco.

"La eutanasia debería ser un derecho. A mi madre con cáncer de pulmón la tuvieron agonizando sin máquinas por mucho tiempo y ella le pedía a mi padre que la matara. Qué sentido tiene prolongar el sufrimiento", comentaba Ximena Cedeño de la Cruz en la noticia publicada en la página de Facebook de este diario.

"Yo viví esto con mi padre. Me decía, tras tres amputaciones de una pierna en un mes y una semana, 'ayúdame'. Yo no sabía cómo hacerlo y, he de reconocerlo, también tuve miedo. Si hubiese sido valiente me hubiese guiado por mi corazón, que me decía 'desconéctale'... Eso sí: en un hospital (público). En mi humilde opinión es cruel no aceptar la decisión del paciente. Cuando me llegue el momento intentaré que me ayuden a irme CUANDO YO QUIERA!!!", asegura un lector en la información publicada este jueves por este diario sobre el suicidio de Carrasco y la detención de Hernández, que suma cerca de 1.500 comentarios. 

"Como único familiar de una persona que ha estado 22 años con alzhéimer totalmente vegetal —mi madre—, solo digo dos cosas:
—El que se opone a la eutanasia y no ha pasado por algo así, no se hace ni idea de lo que es esto. Absténganse de opinar por mucho prejuicio que tengan, por favor.

—A nadie se le obliga a quitarse de en medio. Pero prohibir a todo el mundo que en determinadas ocasiones y circunstancias tengan que sufrir hasta extremos inimaginables porque el amigo imaginario de una parte de la población y políticos "lo prohíbe", no es que sea inhumano, es que da asco", es otro de los comentarios a la noticia.

La URL de esta información ha sumado en las distintas redes sociales de EL PAÍS más de 21.000 comentarios y se ha compartido más de 22.000 veces. Solo el post en la página de Facebook ha obtenido un 720% más de alcance que la media de las publicaciones del mes pasado, un 909% de comentarios y un 1768% más de compartidos. Muchos de los comentarios de los lectores son de apoyo a Hernández. También abundan los que piden que no se le castigue y que se despenalice la eutanasia.

"Todo mi apoyo. La mejor prueba de amor a su mujer ayudándole en una muerte DIGNA", escribe Ana Begipe en Facebook. "Quiero la ley de eutanasia ya, morir dignamente, los políticos deben de hacer y aprobar lo que por mayoría quiere el pueblo, Ángel y M José, gracias, gracias porque posiblemente vosotros, y también a señor Sampedro que utilizó el mismo modo de morir dignamente, nos tengan en cuenta y aprueben la ley", comenta Pilar Ortiz en la misma red. "Estas agonías ocurren en los hogares de miles de personas todos los días. Ha sido muy valiente y nos enfrenta con nuestros demonios, con nuestros miedos. Actuaciones como estas ayudan a la sociedad a madurar, a comprender que no somos meros sujetos de las leyes. Las leyes se hacen para que los seres humanos puedan vivir mejor, no para sufrir", escribe un lector en la noticia.

Los datos muestran que las búsquedas en Google sobre "eutanasia" comenzaron a aumentar este jueves a las ocho de la mañana, con varios picos que coinciden con la hora de los informativos de televisión, el más alto a las tres de la tarde de este viernes, y el siguiente, a las nueve de la noche del jueves. Las búsquedas estos dos días han superado a dos temas recurrentes en la actualidad, el procés y las elecciones. Además, se han buscado términos relacionados con el caso, como "maria jose eutanasia", "maria jose", "angel eutanasia", "eutanasia legal" o "pentobarbital", la sustancia utilizada por Carrasco para suicidarse.

También ha entrado entre las búsquedas la petición en change.org, iniciada este jueves por Marcos Hourmann, el primer médico condenado en España por eutanasia. Un pacto con la Fiscalía redujo la condena solicitada (10 años de cárcel por homicidio) a un año de prisión sin inhabilitación como médico. Hourmann, cuyo caso acaba de estrenarse como obra teatral, se declaró culpable de matar a una paciente terminal en 2005, a la que inyectó cloruro potásico porque la enferma no quería seguir sufriendo y su hija estaba conforme. "Al despertarme hoy y ver que Ángel Hernández había sido detenido por ayudar a su mujer a morir he sentido rabia e impotencia, la misma que sentí hace más de 10 años", explica el médico en la plataforma de firmas. "No podemos dejar que Ángel sea castigado por un acto de compasión", afirma.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información